Generalidades del tema

El ejercicio acuático usa agua como resistencia. También puede llamarse terapia acuática, terapia de piscina, acuaterapia o gimnasia acuática. Es buen ejercicio para muchas personas que tienen osteoartritis (artrosis), dolor de espalda o fibromialgia . A menudo se usa para ayudar a personas en rehabilitación después de una cirugía de prótesis articular.

Hacer ejercicios en el agua puede aumentar su flexibilidad y amplitud de movimiento sin exigir a las articulaciones ni la columna. El agua tibia también ayuda a relajar los músculos.

Usted puede caminar y correr en el agua, así como saltar o patear. Pero no es un ejercicio con soporte de peso. De modo que usted necesitará añadir otros tipos de ejercicio para ayudar a fortalecer los huesos.

El ejercicio acuático a menudo se hace como parte de un programa de fisioterapia. O tal vez encuentre un programa en un gimnasio.

Aunque el ejercicio acuático suele ser suave, hable con su médico antes de comenzar un programa. Es conveniente asegurarse de que el ejercicio acuático sea adecuado para su estado de salud.

Consejos para hacer ejercicio en el agua

  • Considere colaborar con un fisioterapeuta o instructor de gimnasia acuática si nunca antes ha hecho ejercicio acuático.
  • Usted puede crear más resistencia moviéndose rápidamente. Pero comience lentamente y aumente la intensidad en forma gradual. Camine en el agua por algunos minutos. Entonces puede empezar a trotar.
  • Mientras más alto le llegue el agua, más resistencia sentirá. Un nivel de agua a la altura de entre la cintura y el pecho es un lugar cómodo para empezar. Usted obtiene resistencia, pero también tiene apoyo y equilibrio.
  • Si desea variar la intensidad (entrenamiento con intervalos), corra levantando más alto las rodillas para correr rápidamente. Mueva los brazos arriba y abajo rápidamente a los costados. Haga esto por 15 segundos. Luego regrese a un trote lento o caminata en el agua.
  • Use calzado de piscina o zapatos deportivos viejos. Estos le protegerán los pies si camina o corre a lo largo del fondo de la piscina.
  • Un cinturón flotador o brazaletes flotadores pueden crear más resistencia.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • Basford JR, Baxter GD (2010). Therapeutic physical agents. In WR Frontera et al., eds., Physical Medicine and Rehabilitation: Principles and Practice, 5th ed., vol. 2, pp. 1691-1712. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Iverson MD (2013). Introduction to physical medicine, physical therapy, and rehabilitation. In GS Firestein et al., eds., Kelley's Textbook of Rheumatology, 9th ed., vol. 1, pp. 528-539. Philadelphia: Saunders.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Joan Rigg, PT, OCS - Terapía física

Revisado29 noviembre, 2017