Generalidades del tema

Todo el mundo sabe que el sueño es importante. Sin él, usted no tiene la energía que necesita para superar el día.

Pero los problemas del sueño que se prolongan durante mucho tiempo pueden afectar su salud.

¿Cómo afecta el sueño a su salud?

La mayoría de los adultos se desempeñan mejor cuando duermen entre 7 y 8 horas cada día. El sueño le da a su cerebro unas pequeñas vacaciones. Durante este descanso, su cerebro tiene tiempo para:

  • Generar y reparar células.
  • Crear nuevas vías para aprender, recordar y procesar información.
  • Restablecer su energía para el día siguiente.

Aunque pasar unas cuantas noches sin dormir puede hacer que se sienta cansado y malhumorado, probablemente no afectará su salud. Pero si usted no duerme bien noche tras noche, puede sufrir lo que se conoce como privación de sueño o falta de sueño.

Además de afectar su nivel de energía y su estado de ánimo, la falta de sueño afecta a su cuerpo de muchas otras maneras. Por ejemplo:

  • Usted puede sentir dolor más fácilmente.
  • Su riesgo de enfermedad cardíaca es mayor.
  • Su sistema inmunitario tiene más dificultad para combatir las infecciones.
  • Usted puede tener cambios anímicos.
  • Es posible que tenga problemas de aprendizaje, de memoria y de resolución de problemas.

Y no dormir lo suficiente está vinculado con una serie de enfermedades y afecciones crónicas (a largo plazo), que incluyen diabetes, obesidad y depresión. Si bien casi todo el mundo siente somnolencia durante el día de vez en cuando, la falta de sueño puede ser la causa de problemas graves como accidentes automovilísticos y accidentes de trabajo.

¿Qué le impide dormir bien?

Las tensiones cotidianas de la vida (como su trabajo, familia, relaciones personales, problemas financieros o la descompensación horaria) pueden impedir que duerma bien. También es común tener problemas para dormir cuando se tiene fiebre o una lesión. Estas tensiones a menudo son temporales.

Sus hábitos y actividades antes de irse a la cama, como beber café, ver la televisión o usar la computadora, también pueden afectar lo bien que duerme.

Y algunas afecciones médicas pueden causar problemas de sueño que duran mucho tiempo. Estas afecciones incluyen:

  • Apnea del sueño. Apnea del sueño es cuando la respiración se detiene durante el sueño. El problema puede ser leve o grave, según con qué frecuencia no les llegue aire a los pulmones. Las personas con apnea del sueño con frecuencia tienen problemas de sueño. También tienen un mayor riesgo de presión arterial alta.
  • Síndrome de piernas inquietas. Este es un problema que produce fuertes molestias, dolores o contracciones musculares profundas en los dedos del pie, los tobillos, las rodillas o las caderas, a menudo durante el sueño. Los síntomas pueden despertarlo y perturbar su sueño.
  • Insuficiencia cardíaca. Muchas personas con insuficiencia cardíaca tienen problemas para dormir. Esto puede deberse a problemas para respirar o a depresión o ansiedad. Muchas personas con insuficiencia cardíaca también tienen apnea del sueño.
  • Dolor crónico. El dolor puede hacer que sea difícil conciliar el sueño, y el dolor crónico puede conducir a falta de sueño. El dolor crónico tiene muchas causas, como problemas de espalda o artritis.
  • Problemas de salud mental. La ansiedad, la depresión y la manía pueden causar problemas para dormir.
  • Medicamentos y otras sustancias. Muchos medicamentos pueden causar problemas para dormir. Los ejemplos incluyen antidepresivos, medicamentos para el resfriado, esteroides y pastillas para adelgazar de venta libre. El alcohol, la cafeína, la nicotina y las drogas ilegales también pueden interferir con el sueño.

Si tiene una enfermedad que le impide conciliar el sueño, esto a veces puede convertirse en un círculo vicioso. La enfermedad le impide dormir bien. Y sin dormir lo suficiente, su cuerpo no puede combatir la enfermedad igual de bien.

Obtener ayuda

Si tiene problemas para dormir durante una semana o más tiempo, hable con su médico para averiguar si algún problema de salud mental o médico está causando sus problemas para dormir. Informe a su médico sobre medicamentos que toma que tal vez lo estén manteniendo despierto.

Un consejero o terapeuta puede ayudarle a sobrellevar el estrés y tal vez pueda enseñarle técnicas para conciliar el sueño. También hay medidas que puede tomar por su cuenta para controlar el estrés .

Para ayudarle a conciliar el sueño, es posible que tenga que cambiar su rutina antes de irse a la cama. Trate de limitar el consumo de cafeína. Y evite usar dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, computadoras o tabletas antes de acostarse.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Hasmeena Kathuria, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño

Revisado7 diciembre, 2017