The web browser you are using will no longer be supported by Cigna.com. To continue accessing the site without interruption, please upgrade your browser to the most recent version.
El VIH y la fatiga

El VIH y la fatiga

[English]

El VIH y la fatiga

Topic Overview

Sentirse cansado es común si usted tiene VIH, especialmente si ha tenido el virus por muchos años. Estar extremadamente cansado puede afectar su capacidad para trabajar, ocuparse de sí mismo y disfrutar de la vida.

Puede haber muchas razones de por qué está cansado. Es importante que usted y su médico traten de determinar la causa. Muchas de las cosas que causan fatiga pueden tratarse, y usted podría sentirse mejor.

Su fatiga podría estar causada por una o más de las siguientes cosas:

  • Tener el virus en sí mismo
  • Tomar medicamentos para el VIH
  • Tomar otros medicamentos, como aquellos para el dolor, la depresión o la ansiedad , la neuropatía, la presión arterial alta y el colesterol alto
  • Estar anémico. La anemia es un nivel bajo de glóbulos rojos, los cuales transportan oxígeno de los pulmones al resto del organismo. Debido a ello, las células de su organismo no obtienen suficiente oxígeno y usted se sentirá cansado y débil.
  • Tener otras infecciones que pueden ocurrir con el VIH. Estas se llaman infecciones oportunistas . El VIH debilita el sistema de defensa del organismo, de modo que este tiene más dificultades para combatir enfermedades.
  • Estar deprimido, ansioso o estresado
  • Tener dolor por un tiempo prolongado
  • Tener niveles bajos de testosterona o de hormonas tiroideas
  • No dormir lo suficiente

Cómo encontrar la causa de la fatiga

Su médico tal vez desee hacer algunas pruebas para averiguar por qué usted está tan cansado. Es posible que le hagan una o más de las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre para ver si tiene anemia o revisar los niveles hormonales
  • Pruebas para revisarle los riñones, el hígado y los niveles de electrolitos
  • Radiografías del pecho y pruebas de la capacidad pulmonar
  • Revisión de síntomas de depresión
  • Revisión de todos los medicamentos para ver si están causando su fatiga
  • Conversación de sus hábitos del sueño y de ejercicio

Ayuda para la fatiga

Según sus síntomas y los resultados de sus pruebas, usted y su médico pueden elaborar un plan de tratamiento. Tal vez necesite un cambio en sus medicamentos. Si usted está anémico o tiene niveles hormonales bajos, su médico puede tratar esos problemas.

El ejercicio puede aumentarle la fuerza y darle más energía. Si no ha estado activo para nada, hable con su médico sobre empezar un programa de caminatas o de levantamiento de pesas. O busque otra actividad que le guste hacer. El ejercicio regular alivia el estrés. También mantiene fuertes el corazón, los pulmones y los músculos y le ayuda a sentirse menos cansado. También puede ayudar a que su sistema inmunitario funcione mejor.

Asegúrese de dormir lo suficiente. Si tiene problemas para dormir, hable con su médico.

Si todavía está cansado después de hacer cambios, tal vez desee hacer un "presupuesto" de energía. Limite algunas actividades para conservar energía para las cosas que son importantes para usted.

Evite las drogas ilegales, las cuales pueden causar fatiga o impedirle dormir.

Créditos

Revisado: 26 enero, 2020

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica:

E. Gregory Thompson MD - Medicina interna

Adam Husney MD - Medicina familiar

Peter Shalit MD, PhD - Medicina interna