Embarazo: Cómo decidir dónde dar a luz

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Cuando llega el momento de dar a luz, usted puede elegir dónde dar a luz a su bebé. ¿Desea tener a su bebé en un hospital? ¿Se adapta un centro de maternidad más a su estilo? ¿O preferiría tener a su bebé en casa? ¿Tiene planes de utilizar una comadrona (partera)? ¿Qué cubrirá su seguro de salud? Todas estas preguntas son cosas en las que pensar a medida que evalúa sus opciones.

Hospitales

La mayoría de los médicos (doctores en medicina o MD, por sus siglas en inglés) solo atienden partos en hospitales. Algunos hospitales también permiten que enfermeras certificadas con capacitación avanzada (enfermeras obstétricas certificadas) atiendan partos allí bajo la supervisión de un médico. Muchos hospitales ofrecen salas especiales de maternidad. Estas habitaciones son cómodas y acogedoras. En ellas hay camas grandes, muebles de madera como mecedoras, y cuadros en las paredes.

Las reglas sobre quién puede estar en la sala durante el parto varían en los diferentes hospitales. La mayoría de los hospitales permiten que la mujer tenga visitantes durante el trabajo de parto. Pero durante el parto en sí, es posible que el hospital limite quién puede estar en la sala. Estas reglas sirven para evitar que haya demasiadas personas y reducir el riesgo de infección.

Pida que le dejen hacer un recorrido de los hospitales que estén cerca de usted. Averigüe qué opciones ofrecen. Una ventaja de dar a luz en un hospital es el acceso al personal y al equipamiento. Están disponibles allí mismo si usted tiene problemas o complicaciones durante el parto. Y los hospitales ofrecen una amplia variedad de opciones para el alivio del dolor.

Centros de maternidad

El personal de un centro de maternidad suele estar compuesto por enfermeras obstétricas certificadas. Pueden llamar a un médico o enviarlos a usted o a su bebé a un hospital cercano si hay problemas o complicaciones. Los centros de maternidad son menos formales y menos institucionales que los hospitales. Es posible que le permitan tener varias personas, incluyendo a otros niños y miembros de su familia, presentes durante el parto.

Los centros de maternidad no se recomiendan si usted tiene un embarazo de alto riesgo . El equipamiento médico para urgencias y las opciones de alivio del dolor son limitados. Dar a luz en un centro de maternidad suele ser menos costoso que dar a luz en un hospital. Pero es posible que no esté cubierto por el seguro.

Hogar

Algunas enfermeras obstétricas certificadas (CNM, por sus siglas en inglés) atienden partos a domicilio. Las comadronas profesionales certificadas (CPM, por sus siglas en inglés) y las parteras empíricas o tradicionales también lo hacen.

La desventaja principal de un parto en el hogar es el riesgo de una situación de emergencia. En ese caso, se requeriría que usted o su bebé sean transportados en ambulancia a un hospital. El tiempo que lleva transportarlos a usted o al bebé al hospital puede ser crítico.

Dar a luz en el hogar también tiene ventajas. Es posible que usted se sienta más cómoda quedándose en un ambiente familiar durante el parto. Y usted puede tener a quien quiera en la habitación consigo.

Un parto en el hogar es la opción más económica. Pero es posible que no esté cubierto por el seguro. No se recomienda el parto en el hogar si usted tiene un embarazo de alto riesgo.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Revisado21 noviembre, 2017