Generalidades del tema

¿Qué es un embarazo molar?

Un embarazo molar ocurre cuando el tejido que normalmente se convierte en un feto en su lugar se transforma en un crecimiento anormal en el útero . A pesar de que no es un embrión , esta masa provoca síntomas de embarazo.

Un embarazo molar se debe tratar de inmediato. Esto permite asegurar la eliminación de todo el tejido. Este tejido puede causar serios problemas en algunas mujeres.

Alrededor de 1 de cada 1,500 mujeres con síntomas de embarazo incipiente tiene un embarazo molar.

¿Qué causa un embarazo molar?

Se cree que el embarazo molar está causado por un problema con la información genética de un óvulo o un espermatozoide. Existen dos tipos de embarazo molar: completo y parcial.

  • Embarazo molar completo. Un espermatozoide fertiliza un óvulo que no tiene información genética. No se convierte en un feto pero continúa creciendo como una masa de tejido anormal que se asimila un poco a un racimo de uvas y puede llenar el útero.
  • Embarazo molar parcial. Dos espermatozoides fertilizan un óvulo. La placenta se convierte en el crecimiento molar. Es probable que cualquier tejido fetal que se desarrolle tenga graves anomalías.

A veces, un embarazo que parece ser de mellizos resulta ser un feto y un embarazo molar. Sin embargo, esto es muy poco frecuente.

Las cosas que pueden aumentar su riesgo de tener un embarazo molar incluyen:

  • La edad. El riesgo de tener un embarazo molar completo aumenta constantemente después de los 35 años.
  • Antecedentes de embarazo molar, especialmente si usted ha tenido dos o más.
  • Antecedentes de aborto espontáneo.
  • Una dieta baja en ácido fólico y caroteno. El caroteno es una forma de vitamina A. Las mujeres que no obtienen cantidades suficientes de estas vitaminas corren un mayor riesgo de tener un embarazo molar completo.

¿Cuáles son los síntomas?

Un embarazo molar causa los mismos síntomas tempranos que un embarazo normal, tales como ausencia de un período o náuseas matutinas. Sin embargo, el embarazo molar también suele causar otros síntomas. Estos pueden incluir:

  • Sangrado de la vagina.
  • Útero más grande de lo normal.
  • Náuseas y vómitos intensos.
  • Señales de hipertiroidismo . Estas incluyen sensación de nerviosismo o cansancio, latidos cardíacos rápidos o irregulares y sudoración intensa.
  • Sensación de malestar en la pelvis.
  • Secreción vaginal de tejido con forma de uva. Esto suele ser una señal de embarazo molar.

La mayoría de estos síntomas también pueden ocurrir con un embarazo normal, un embarazo múltiple o un aborto espontáneo.

¿Cómo se diagnostica un embarazo molar?

Su médico puede confirmar un embarazo molar con:

  • Un análisis de sangre para medir el nivel de hormonas de embarazo.
  • Una ecografía pélvica.

Su médico también puede detectar un embarazo molar durante una ecografía de rutina al comienzo del embarazo. Los embarazos molares parciales con frecuencia se detectan cuando se trata a una mujer por un aborto espontáneo incompleto .

¿Cuáles son los riesgos de tener un embarazo molar?

Un embarazo molar puede causar sangrado abundante del útero.

Algunos embarazos molares dan lugar a enfermedad trofoblástica gestacional, un crecimiento de tejido anormal dentro del útero. A veces, este tejido continúa creciendo después de que se elimina el embarazo molar.

  • Embarazos molares completos: De cada 1000 casos de embarazo molar completo, en 150 a 200 de ellos se produce enfermedad trofoblástica que continúa desarrollándose después de eliminar el tejido. Esto significa que en los otros 800 a 850 casos, esto no sucede.
  • Embarazos molares parciales: De cada 1000 casos de embarazo molar parcial, en alrededor de 50 de ellos se produce la enfermedad trofoblástica. Esto significa que en 950 casos de cada 1000, esto no sucede.

En unos pocos casos, la enfermedad trofoblástica se convierte en cáncer. En casos poco comunes, el tejido anormal puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Casi todas las mujeres que tienen este tipo de cáncer se curan con tratamiento.

¿Cómo se trata?

Cuando usted tiene un embarazo molar, es necesario que reciba tratamiento de inmediato para eliminar todo el tejido que ha crecido en el útero. El crecimiento se retira por medio de un procedimiento llamado aspiración endouterina.

Si ya ha dejado de tener hijos, puede decidir que le extraigan el útero ( histerectomía ) en lugar de someterse a una aspiración endouterina para tratar el embarazo molar.

Después del tratamiento, le realizarán análisis de sangre periódicos para detectar señales de enfermedad trofoblástica. Estos análisis de sangre se realizarán durante los siguientes 6 a 12 meses. Si todavía tiene útero, tendrá que usar un método anticonceptivo durante los siguientes 6 a 12 meses a fin de no quedar embarazada. Es muy importante que acuda al médico para todas las visitas de seguimiento.

Si en efecto llega a tener enfermedad trofoblástica, hay una pequeña probabilidad de que se convierta en cáncer. Pero su médico probablemente lo detecte temprano de modo que se pueda curar con quimioterapia . En el caso poco frecuente de que el cáncer haya tenido tiempo de extenderse a otras partes del cuerpo, se necesitará más quimioterapia, a veces combinada con radioterapia.

La enfermedad trofoblástica no impide que la mayoría de las mujeres queden embarazadas más adelante.

Después de un embarazo molar, usted podría sentirse muy triste y preocuparse acerca del cáncer. Encontrar un grupo local de apoyo o hablar con sus amigos, un consejero o un asesor religioso puede ayudar.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
www.acog.org
National Cancer Institute (NCI)
www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)

Referencias

Otras obras consultadas

  • Aghajanian P (2013). Gestational trophoblastic diseases. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment Obstetrics & Gynecology, 11th ed., pp. 859-869. New York: McGraw-Hill.
  • Li AJ (2008). Gestational trophoblastic neoplasms. In RS Gibbs et al., eds. Danforths Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp 1073-1085. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Deborah A. Penava, BA, MD, FRCSC, MPH - Obstetricia y ginecología

Revisado24 abril, 2017