Emisión involuntaria de orina durante el día (enuresis diurna)

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La emisión involuntaria de orina durante el día es mucho menos común que la enuresis nocturna . Pero alrededor de 1 de cada 4 niños que mojan la cama por la noche también se orinan durante el día. nota 1

Conocer la causa de la enuresis les ayudará a usted y al médico de su hijo a decidir acerca del mejor tratamiento. La enuresis diurna puede presentarse con mayor probabilidad que la enuresis nocturna después de que un niño ha tenido control de la vejiga durante al menos 6 meses a 1 año (enuresis diurna secundaria ). Este patrón de enuresis suele estar relacionado con una afección médica, como una infección o una anomalía en las vías urinarias o con estrés emocional. El tratamiento de la afección generalmente pondrá fin a la enuresis. Pero la enuresis diurna puede ser una cuestión de desarrollo normal, sin causa médica.

Si la enuresis diurna comienza después de que un niño ha tenido control de la vejiga de manera consistente, tenga en cuenta la posibilidad de que esté causada por el estrés, como en el caso del nacimiento de un nuevo hermano. La emisión involuntaria de orina a menudo se detiene una vez que se haya abordado y controlado el estrés. Algunos niños podrían beneficiarse de ver a un profesional de salud mental.

Enuresis diurna como parte del desarrollo físico normal

La emisión involuntaria de orina durante el día (enuresis diurna) es común en los niños más pequeños. Los niños pueden llegar a estar tan concentrados en el juego que se olvidan de ir al baño. Además, podrían aguantar la orina demasiado tiempo. Estos niños:

  • Tienden a vaciar la vejiga solo 2 o 3 veces al día en comparación con las 5 a 7 veces diarias que son normales.
  • A menudo no vacían la vejiga cuando se despiertan por la mañana.
  • A menudo no vacían la vejiga por completo cuando van al baño.

Algunos niños se orinan accidentalmente durante el día porque intentan contener la orina demasiado tiempo. Para evitar orinarse, los niños podrían:

  • Ponerse en cuclillas.
  • Retorcerse, cruzar las piernas, juntar los muslos o usar las manos para contener la orina.
  • Pararse muy quietos, como si se fuesen a orinar si se mueven.

Si un niño se orina de manera accidental durante el día, esto puede afectar su desempeño escolar o sus amistades. El niño podría temer orinarse en la escuela o durante las excursiones. También puede temer que sus amigos se burlen de él o de ella. El tratamiento puede ayudar al niño a llevar una vida más normal y a tener una mayor autoestima .

Cuándo llamar a un médico

La enuresis diurna puede ser una parte normal del crecimiento y el desarrollo de un niño o puede estar causada por una afección médica. Es importante que un médico evalúe el problema de su hijo si existe la posibilidad de que esté causado por una afección médica.

Llame a su médico si:

  • Su hijo tiene señales de una infección de vejiga o de riñón , tales como:
    • Orina turbia o rosada o manchas de sangre en la ropa interior.
    • Orinar con más frecuencia de la acostumbrada.
    • Llorar o quejarse al orinar.
    • Tener necesidad de orinar con frecuencia, pero generalmente eliminar solo pequeñas cantidades de orina.
  • Cuando su hijo orina, lo hace goteando o tiene un chorro de orina débil. El niño puede tener una anomalía congénita (de nacimiento) en el aparato urinario.
  • Su hijo de 4 años o mayor se orina durante el día y tiene una fuga de heces. El niño puede tener heces obstruyéndole los intestinos, debido a haber estado estreñido durante un período de tiempo.
  • Su hijo tenía control de la vejiga, pero se está orinando de nuevo.

Evaluación de la enuresis diurna

Si usted lleva a su hijo al médico para obtener ayuda con la emisión involuntaria de orina del niño, se le tomarán los antecedentes médicos y se le hará un examen físico para determinar si la enuresis es un síntoma de una afección médica. El médico les hará preguntas a usted y a su hijo sobre la emisión de orina, tales como cuándo y con qué frecuencia ocurre. Como parte del examen físico, el médico le examinará al niño el abdomen, el recto, la columna vertebral y la zona genital y podría observar al niño mientras orina. Dependiendo de los resultados del examen físico, el médico podría realizar otras pruebas, tales como:

Tratamiento

Si un niño se orina tanto de día como de noche, el médico puede tratar la enuresis diaria primero, porque los niños normalmente llegan a poder controlar la vejiga antes durante el día que durante la noche. La enuresis diurna o nocturna puede aumentar después de suspender el tratamiento.

Si la enuresis diurna está causada por una afección médica, puede recibir tratamiento para el problema médico y la enuresis diurna se detendrá.

El tratamiento para la enuresis diurna que no está causada por otra afección médica puede incluir:

  • Medicamentos. La oxibutinina (como Ditropan o Oxytrol) puede utilizarse para tratar la enuresis diurna en niños y en adultos. Ayuda a controlar el músculo de la vejiga que libera la orina.
  • Cirugía. Si el niño tiene enuresis diurna que está causada por anomalías congénitas en el aparato urinario, puede ser necesario operar para corregir la anomalía. Pero, a veces, la cirugía no detiene la emisión involuntaria de orina.
  • Asesoría psicológica. Las sesiones con un consejero pueden ser útiles para el niño que se orina accidentalmente debido a estrés emocional. La asesoría puede incluir psicoterapia o hipnosis (hipnoterapia). El objetivo es reducir o ayudar a controlar el estrés o prevenirlo.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ser todo lo que se necesita para mejorar la enuresis diurna, sobre todo si la enuresis no se debe a ninguna afección médica ni al estrés. Pruebe lo siguiente:

  • Anime a su hijo a ir al baño siempre que sienta la necesidad.
  • Premie a su hijo por no orinarse. Puede utilizar abrazos, pegatinas o regalos especiales como recompensa.
  • No obligue a su hijo a usar un pañal. Llevar puesto un pañal podría hacer que se sienta como un bebé. Además, a un niño puede resultarle difícil quitarse el pañal al usar el inodoro. Puede ser útil usar ropa interior desechable, como Pull-Ups. Pero también puede hacer que el problema dure más tiempo, ya que el niño podría estar menos motivado en aprender a controlar la vejiga.

Si su hijo se demora en acudir al baño y aguanta la orina hasta que pierde el control y se orina, pruebe lo siguiente:

  • Anime a su hijo a ir al baño cuando note señales de que él o ella tal vez necesite ir, como ponerse en cuclillas, retorcerse, cruzar las piernas o pararse muy quieto.
  • Ofrézcale más líquido para beber. Beber más líquido aumentará la cantidad de orina en la vejiga, lo que hará que su hijo tenga que ir al baño con más frecuencia.
  • Haga que su hijo vaya al baño cada hora durante el día.
  • Anime a su hijo o hija a tomarse más tiempo en el baño para que sea más probable que vacíe la vejiga.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Elder JS (2011). Voiding dysfunction. In RM Kleigman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 1847-1852. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Susan C. Kim, MD - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisado4 mayo, 2017