Enfermedad de las arterias coronarias: ¿Debería hacerme una angiografía?

Saltar a la barra de navegación

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Enfermedad de las arterias coronarias: ¿Debería hacerme una angiografía?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Hacerse una angiografía para ayudar a decidir la mejor manera de tratar la enfermedad de las arterias coronarias.
  • No hacerse una angiografía.

Esta guía para la toma de decisiones es para personas que tienen enfermedad de las arterias coronarias y angina de pecho estable. Esto significa que sus síntomas de angina, como el dolor o la presión en el pecho, ocurren de manera predecible. Se presentan cuando el corazón está esforzándose, como durante el ejercicio. Los síntomas desaparecen cuando usted descansa o después de tomar nitroglicerina.

Puntos clave para recordar

  • Una angiografía puede mostrar si las arterias coronarias se han estrechado, dónde se han estrechado y en qué medida lo han hecho. Puede ayudar a su médico a ver si un cambio en el tratamiento, como medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias , puede mejorar la angina de pecho o reducir el riesgo de tener un ataque cardíaco o morir debido a problemas cardíacos.
  • Una angiografía no puede mostrar si los estrechamientos arteriales causarán un ataque al corazón.
  • Si durante la prueba el médico ve que las arterias se han estrechado mucho, es posible que deba someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias de inmediato. Por eso, antes de hacerse la prueba, es una buena idea hablar con su médico acerca de estos tratamientos. Pregunte qué podría mostrar la prueba y cuáles son sus opciones en cada caso.
  • Es posible que no necesite una angiografía si puede controlar los síntomas de angina con medicamentos y por lo demás está sano.
  • La prueba conlleva riesgos. Es posible que no desee hacerse una angiografía si ya sabe que no desea someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias.
PMCs

¿Qué es una angiografía coronaria?

Una angiografía coronaria es una radiografía que toma imágenes del flujo de sangre a través de las arterias coronarias . Ayuda a su médico a ver si usted tiene arterias estrechadas. También puede mostrar dónde y en qué medida están estrechadas.

Durante la prueba, se introduce un tubo delgado llamado catéter en una arteria del brazo o de la pierna. Luego, se conduce hasta el corazón. Se coloca un tinte en el catéter. El tinte ayuda al médico a ver las arterias en la radiografía.

Antes de la prueba, es posible que le den un medicamento que lo relajará o lo adormecerá ligeramente. La zona que se va a tratar estará adormecida. Es posible que sienta un breve pinchazo o pellizco cuando se le aplica el anestésico. La mayoría de las personas no sienten dolor cuando el catéter se encuentra en el vaso sanguíneo. Probablemente sienta algo de calor cuando se introduce el tinte.

El procedimiento durará entre 1 y 3 horas. Es posible que pueda volver al hogar el mismo día. Algunas personas tienen que pasar la noche en el hospital. Durante 1 o 2 días tendrá que limitarse a hacer solo actividad ligera.

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias coronarias. Estas son las arterias que envuelven el corazón y le suministran sangre y oxígeno. Cuando la placa se acumula, puede estrechar las arterias. Esto puede limitar la cantidad de sangre que llega al corazón. Si la placa se rompe, un coágulo de sangre podría provocar un ataque cardíaco.

El estrechamiento de las arterias puede causar síntomas de angina de pecho , como dolor o presión en el pecho o falta de aire.

Tratar la enfermedad de las arterias coronarias ayuda a aliviar los síntomas. También puede reducir la rapidez con que empeora la enfermedad y puede prevenir un ataque al corazón. Los tratamientos incluyen medicamentos, cambios de estilo de vida (por ejemplo, una dieta saludable para el corazón y actividad física), angioplastia y cirugía de derivación de las arterias coronarias. Toda persona que tenga una enfermedad cardíaca necesita tomar medicamentos y llevar un estilo de vida saludable para el corazón, incluso si se somete a una angioplastia o a cirugía.

¿Por qué se hace una angiografía?

Una angiografía puede ayudarles a usted y a su médico a decidir qué tratamiento es mejor para usted.

Podría decidir hacerse una angiografía porque:

  • Puede ayudar a su médico a ver si un cambio en el tratamiento podría reducir el riesgo de tener un ataque al corazón o morir debido a problemas cardíacos. Una angiografía puede mostrarle a su médico las zonas de las arterias que se han estrechado debido a la placa y si se ha reducido el flujo sanguíneo. Pero no puede mostrar si esta placa causará un ataque al corazón.
  • Usted desea un mayor alivio de la angina de pecho. La prueba puede mostrarle a su médico si un procedimiento o una operación podría mejorar sus síntomas.

Es importante que hable con su médico sobre sus síntomas de angina. ¿Limitan los síntomas sus actividades diarias y hacen que le resulte difícil disfrutar su vida? ¿Tiene usted angina de pecho cuando hace actividad física ligera, como caminar unas pocas cuadras o subir escaleras? Además, si toma medicamentos para la angina de pecho, informe a su médico si no controlan sus síntomas lo suficiente. Su médico podría cambiarle la dosis o sugerirle un medicamento diferente.

Hacerse la prueba no significa que vaya a tener que hacerse una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

Si durante la angiografía el médico observa que las arterias están muy estrechadas, es posible que necesite una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias de inmediato. Por lo tanto, antes de hacerse una angiografía, tal vez desee hablar con su médico acerca de esos tratamientos. Durante la prueba, no podrá tomar una decisión acerca de recibir más tratamiento, debido a que estará somnoliento por los medicamentos.

¿Por qué podría optar por no hacerse una angiografía?

La angiografía no es adecuada para todo el mundo.

  • No suele sugerirse si tiene un bajo riesgo de un ataque cardíaco o si no tiene síntomas de angina.
  • Es probable que no necesite la prueba si puede controlar su angina de pecho con medicamentos y cambios en el estilo de vida.
  • Podría no necesitarla si otras pruebas (como una prueba de esfuerzo) proporcionaron a su médico suficiente información para guiar el tratamiento.
  • Tal vez opte por no hacerse la prueba si ya sabe que no desea someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

¿Cuáles son los riesgos de una angiografía?

La mayoría de las personas no tienen problemas durante o después de una angiografía.

Rara vez se produce un ataque cardíaco o un ataque cerebral, pero estos pueden ser mortales. Hay más probabilidades de que ocurran en personas mayores o en personas que tienen afecciones de salud que aumentan el riesgo de ataque al corazón o ataque cerebral.

Otros problemas que pueden presentarse durante una angiografía o poco después de ella incluyen:

  • Un desgarro o cierre repentino de una arteria.
  • Una reacción alérgica al tinte utilizado para ver las arterias.
  • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
  • Sangrado o moretones en el lugar donde se introdujo el catéter.

Afecciones que pueden aumentar el riesgo de problemas

Determinadas afecciones de salud pueden aumentar su riesgo de tener problemas después de la angioplastia. Las afecciones que pueden elevar el riesgo de muerte debido al procedimiento incluyen insuficiencia cardíaca, problemas en las válvulas del corazón y enfermedad renal crónica. El riesgo de ataque al corazón puede ser más alto si usted tiene enfermedad cardíaca en la arteria coronaria principal izquierda.

El hecho de que usted tenga estas afecciones no significa que vaya a tener un problema debido al procedimiento. Usted y su médico pueden hablar sobre si el riesgo de un problema es más alto que el promedio.

Riesgo de radiación

Siempre existe un riesgo leve de causar daño a las células o a los tejidos debido a la exposición a cualquier tipo de radiación. Esto incluye los niveles bajos de rayos X usados para esta prueba.

Hay cierta evidencia que sugiere que la radiación utilizada en esta prueba podría aumentar el riesgo de tener cáncer más adelante en la vida. Pero se cree que el riesgo es aproximadamente el mismo que el de muchas actividades diarias y procedimientos médicos. Por lo general, el riesgo de sufrir daño a causa de los rayos X es muy bajo comparado con los posibles beneficios de la prueba.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y riesgos de la angiografía?

Beneficios

Los beneficios de una angiografía no son algo que pueda medirse directamente en cifras. La razón principal para considerar hacerse la prueba es que puede ayudarles a usted y a su médico a tomar mejores decisiones acerca de si hay que tratar su enfermedad cardíaca y cómo hacerlo. En algunos casos, esas decisiones sobre el tratamiento pueden salvarle la vida.

Riesgos

Ejemplos de riesgos de la angiografía* nota 1 , nota 2 , nota 3
Problemas relacionados con el procedimiento Tasas en pacientes
Ataque cardíaco 1 o 2 de cada 1,000
Ataque cerebral 1 o 2 de cada 1,000
Muerte 1 o 2 de cada 1,000
Sangrado intenso Menos de 20 de cada 1,000

*Basado en tasas de complicación observadas en pacientes, no en estudios.

Tome un grupo de 1,000 personas que se someten a una angiografía . Corren el riesgo de:

  • Ataque cardíaco: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden tener un ataque cardíaco relacionado con el procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo tendrán. nota 1 , nota 2
  • Ataque cerebral: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden tener un ataque cerebral relacionado con el procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo tendrán. nota 1 , nota 2
  • Muerte: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden morir como resultado del procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo harán. nota 1 , nota 2
  • Sangrado intenso: Menos de 20 de cada 1,000 personas tendrán sangrado intenso debido al procedimiento. Esto significa que al menos 980 probablemente no lo tendrán. nota 3

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?

















¿Cuáles son los beneficios?

















¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?

















Hacerse una angiografía Hacerse una angiografía
  • Una angiografía dura aproximadamente entre 1 y 3 horas. Usted recibirá una inyección para adormecer el lugar donde se coloca un catéter en el vaso sanguíneo.
  • Después de la prueba, es posible que deba permanecer en cama por varias horas con el brazo o la pierna rectos. Es posible que regrese a su hogar el mismo día o al día siguiente.
  • Usted hace cambios en su estilo de vida. Estos incluyen dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular.
  • Toma medicamentos para reducir su riesgo de ataque al corazón. También podría tomar medicamentos para ayudar a controlar la angina de pecho.
  • La prueba les ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento mejorará sus síntomas y reducirá su riesgo de tener un ataque al corazón. Los tratamientos incluyen medicamentos y cambios en el estilo de vida y tal vez un procedimiento o cirugía (junto con medicamentos y cambios en el estilo de vida).
  • La angiografía tiene algunos riesgos. Estos incluyen:
    • Reacción alérgica al tinte usado para ver las arterias coronarias.
    • Sangrado en el lugar donde se colocó el catéter.
    • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
    • Ataque al corazón.
    • Ataque cerebral.
    • Muerte.
No hacerse una angiografía No hacerse una angiografía
  • Usted prueba los cambios de estilo de vida. Estos incluyen dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular.
  • Es posible que tome medicamentos para reducir su riesgo de ataque al corazón. Estos incluyen aspirina y medicamentos para controlar el colesterol y la presión arterial.
  • Usted podría tomar medicamentos para ayudar a controlar la angina de pecho.
  • Podrían hacerle una prueba como la prueba de esfuerzo. Esta puede ayudarle a su médico a ver si usted tiene un mayor riesgo de ataque cardíaco.
  • Usted evita el costo y los riesgos de una angiografía.
  • Tal vez evite tratamientos (angioplastia o cirugía) que no desea.
  • Puede decidir hacerse una angiografía más tarde.
  • Es posible que los medicamentos y los cambios de estilo de vida no mejoren la angina tanto como usted hubiera deseado. Y aún hay una probabilidad de tener un ataque cardíaco o un ataque cerebral.
  • Si no se hace una angiografía, es posible que no se someta a un procedimiento o cirugía que podrían prevenir un ataque cardíaco o un ataque cerebral.

Historias personales acerca de la decisión de hacerse o no una angiografía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Mis medicamentos para el corazón simplemente no están dando tan buenos resultados como antes. Aunque mi angina de pecho se mantiene estable, no me siento tan bien como quisiera. Quiero tener la energía para jugar con mis nietos y la confianza para tomar las vacaciones que mi esposa y yo habíamos planeado. He decidido hacerme una angiografía para que mi esposa, mi médico y yo podamos tomar una decisión acerca de si puede o no haber algo más que me ayude.

Julian, 68 años

He estado tomando medicamentos para la angina de pecho, pero mis síntomas todavía me molestan durante mis caminatas diarias. Mi médico dice que una angiografía podría mostrar si una angioplastia podría ayudarme a sentirme mejor. Pero también dijo que primero puedo probar un medicamento diferente para la angina de pecho y ver si eso me ayuda. Así que voy a hacer eso. Puedo decidir hacerme la prueba más tarde.

Reynaldo, 75 años

El dolor de pecho está empeorando tanto que no puedo trabajar en mi jardín. Y eso es lo que más me gusta hacer. Así que cuando mi médico me recomendó una angiografía, totalmente de acuerdo en hacérmela. Decidí que preferiría hacerme la prueba, y luego operarme si lo necesito, para poder sentirme mejor y disfrutar de mi vida.

Mabel, 60 años

Tenía dolor en el pecho después de caminar algunas cuadras o incluso menos si hacía frío afuera. Pensaba que simplemente eran los pulmones, pero cuando lo consulté con mi médico, me dijo que pensaba que era el corazón. Así que me sometí a una ergometría en cinta. En función de mis resultados, mi médico pensó que probablemente tenía algo de estrechamiento en las arterias cardíacas. Pero dijo que no parecía muy grave. Decidimos probar algunos medicamentos para ver si eso ayudaba en lugar de hacerme esa prueba donde ponen un tinte en las arterias. Me ha estado yendo bien y ya casi nunca tengo dolor en el pecho.

Jean, 62 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para hacerse una angiografía

Motivos para no hacerse una angiografía

La angina de pecho está afectando mi calidad de vida.

Puedo controlar mi angina de pecho con medicamentos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si una arteria está muy estrechada, sé que es posible que necesite una angioplastia o una cirugía de urgencia.

Ya sé que no quiero hacerme ni una angioplastia ni una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerme una angiografía

NO hacerme una angiografía

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1, Una angiografía puede ayudarnos a mí y a mi médico a decidir qué tratamiento es el mejor para mi enfermedad cardíaca.
2, Es posible que no necesite una angiografía si puedo controlar los síntomas de angina con medicamentos y por lo demás estoy sano.
3, Una angiografía puede indicar si voy a tener un ataque al corazón.

Decida cuál es el siguiente paso

1, ¿Entiende usted las opciones que tiene?
2, ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?
3, ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión  

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos  

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar  

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Créditos
Autor El personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico primario Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología
Revisor médico especializado John B. Wong, MD - Medicina interna

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Bashore TM, et al. (2012). 2012 ACCF/SCAI Expert consensus document on cardiac catheterization laboratory standards update. Journal of the American College of Cardiology, 59(24): 2221-2305.
  2. Noto TJ, et al. (1991). Cardiac catheterization 1990: A report of the registry of the Society for Cardiac Angiography and Interventions (SCA&I). Catheterization and Cardiovascular Diagnosis, 24(2): 75-83.
  3. Arora N, et al. (2007). A propensity analysis of the risk of vascular complications after cardiac catheterization procedures with the use of vascular closure devices. American Heart Journal, 153(4): 606-611. DOI: 10.1016/j.ahj.2006.12.014.
Otras obras consultadas
  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Einstein AJ, et al. (2014). Patient-centered imaging: Shared decision making for cardiac imaging procedures with exposure to ionizing radiation. Journal of the American College of Cardiology, 63(15): 1480-89. http://dx.doi.org/10.1016/j.jacc.2013.10.092. Accessed October 22, 2015.
  • Fihn SD, et al. (2014). 2014 ACC/AHA/AATS/PCNA/SCAI/STS focused update of the guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease. Circulation. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000095. Accessed October 13, 2014.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Enfermedad de las arterias coronarias: ¿Debería hacerme una angiografía?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Hacerse una angiografía para ayudar a decidir la mejor manera de tratar la enfermedad de las arterias coronarias.
  • No hacerse una angiografía.

Esta guía para la toma de decisiones es para personas que tienen enfermedad de las arterias coronarias y angina de pecho estable. Esto significa que sus síntomas de angina, como el dolor o la presión en el pecho, ocurren de manera predecible. Se presentan cuando el corazón está esforzándose, como durante el ejercicio. Los síntomas desaparecen cuando usted descansa o después de tomar nitroglicerina.

Puntos clave para recordar

  • Una angiografía puede mostrar si las arterias coronarias se han estrechado, dónde se han estrechado y en qué medida lo han hecho. Puede ayudar a su médico a ver si un cambio en el tratamiento, como medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias , puede mejorar la angina de pecho o reducir el riesgo de tener un ataque cardíaco o morir debido a problemas cardíacos.
  • Una angiografía no puede mostrar si los estrechamientos arteriales causarán un ataque al corazón.
  • Si durante la prueba el médico ve que las arterias se han estrechado mucho, es posible que deba someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias de inmediato. Por eso, antes de hacerse la prueba, es una buena idea hablar con su médico acerca de estos tratamientos. Pregunte qué podría mostrar la prueba y cuáles son sus opciones en cada caso.
  • Es posible que no necesite una angiografía si puede controlar los síntomas de angina con medicamentos y por lo demás está sano.
  • La prueba conlleva riesgos. Es posible que no desee hacerse una angiografía si ya sabe que no desea someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias.
PMCs

¿Qué es una angiografía coronaria?

Una angiografía coronaria es una radiografía que toma imágenes del flujo de sangre a través de las arterias coronarias . Ayuda a su médico a ver si usted tiene arterias estrechadas. También puede mostrar dónde y en qué medida están estrechadas.

Durante la prueba, se introduce un tubo delgado llamado catéter en una arteria del brazo o de la pierna. Luego, se conduce hasta el corazón. Se coloca un tinte en el catéter. El tinte ayuda al médico a ver las arterias en la radiografía.

Antes de la prueba, es posible que le den un medicamento que lo relajará o lo adormecerá ligeramente. La zona que se va a tratar estará adormecida. Es posible que sienta un breve pinchazo o pellizco cuando se le aplica el anestésico. La mayoría de las personas no sienten dolor cuando el catéter se encuentra en el vaso sanguíneo. Probablemente sienta algo de calor cuando se introduce el tinte.

El procedimiento durará entre 1 y 3 horas. Es posible que pueda volver al hogar el mismo día. Algunas personas tienen que pasar la noche en el hospital. Durante 1 o 2 días tendrá que limitarse a hacer solo actividad ligera.

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias coronarias. Estas son las arterias que envuelven el corazón y le suministran sangre y oxígeno. Cuando la placa se acumula, puede estrechar las arterias. Esto puede limitar la cantidad de sangre que llega al corazón. Si la placa se rompe, un coágulo de sangre podría provocar un ataque cardíaco.

El estrechamiento de las arterias puede causar síntomas de angina de pecho , como dolor o presión en el pecho o falta de aire.

Tratar la enfermedad de las arterias coronarias ayuda a aliviar los síntomas. También puede reducir la rapidez con que empeora la enfermedad y puede prevenir un ataque al corazón. Los tratamientos incluyen medicamentos, cambios de estilo de vida (por ejemplo, una dieta saludable para el corazón y actividad física), angioplastia y cirugía de derivación de las arterias coronarias. Toda persona que tenga una enfermedad cardíaca necesita tomar medicamentos y llevar un estilo de vida saludable para el corazón, incluso si se somete a una angioplastia o a cirugía.

¿Por qué se hace una angiografía?

Una angiografía puede ayudarles a usted y a su médico a decidir qué tratamiento es mejor para usted.

Podría decidir hacerse una angiografía porque:

  • Puede ayudar a su médico a ver si un cambio en el tratamiento podría reducir el riesgo de tener un ataque al corazón o morir debido a problemas cardíacos. Una angiografía puede mostrarle a su médico las zonas de las arterias que se han estrechado debido a la placa y si se ha reducido el flujo sanguíneo. Pero no puede mostrar si esta placa causará un ataque al corazón.
  • Usted desea un mayor alivio de la angina de pecho. La prueba puede mostrarle a su médico si un procedimiento o una operación podría mejorar sus síntomas.

Es importante que hable con su médico sobre sus síntomas de angina. ¿Limitan los síntomas sus actividades diarias y hacen que le resulte difícil disfrutar su vida? ¿Tiene usted angina de pecho cuando hace actividad física ligera, como caminar unas pocas cuadras o subir escaleras? Además, si toma medicamentos para la angina de pecho, informe a su médico si no controlan sus síntomas lo suficiente. Su médico podría cambiarle la dosis o sugerirle un medicamento diferente.

Hacerse la prueba no significa que vaya a tener que hacerse una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

Si durante la angiografía el médico observa que las arterias están muy estrechadas, es posible que necesite una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias de inmediato. Por lo tanto, antes de hacerse una angiografía, tal vez desee hablar con su médico acerca de esos tratamientos. Durante la prueba, no podrá tomar una decisión acerca de recibir más tratamiento, debido a que estará somnoliento por los medicamentos.

¿Por qué podría optar por no hacerse una angiografía?

La angiografía no es adecuada para todo el mundo.

  • No suele sugerirse si tiene un bajo riesgo de un ataque cardíaco o si no tiene síntomas de angina.
  • Es probable que no necesite la prueba si puede controlar su angina de pecho con medicamentos y cambios en el estilo de vida.
  • Podría no necesitarla si otras pruebas (como una prueba de esfuerzo) proporcionaron a su médico suficiente información para guiar el tratamiento.
  • Tal vez opte por no hacerse la prueba si ya sabe que no desea someterse a una angioplastia o a una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

¿Cuáles son los riesgos de una angiografía?

La mayoría de las personas no tienen problemas durante o después de una angiografía.

Rara vez se produce un ataque cardíaco o un ataque cerebral, pero estos pueden ser mortales. Hay más probabilidades de que ocurran en personas mayores o en personas que tienen afecciones de salud que aumentan el riesgo de ataque al corazón o ataque cerebral.

Otros problemas que pueden presentarse durante una angiografía o poco después de ella incluyen:

  • Un desgarro o cierre repentino de una arteria.
  • Una reacción alérgica al tinte utilizado para ver las arterias.
  • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
  • Sangrado o moretones en el lugar donde se introdujo el catéter.

Afecciones que pueden aumentar el riesgo de problemas

Determinadas afecciones de salud pueden aumentar su riesgo de tener problemas después de la angioplastia. Las afecciones que pueden elevar el riesgo de muerte debido al procedimiento incluyen insuficiencia cardíaca, problemas en las válvulas del corazón y enfermedad renal crónica. El riesgo de ataque al corazón puede ser más alto si usted tiene enfermedad cardíaca en la arteria coronaria principal izquierda.

El hecho de que usted tenga estas afecciones no significa que vaya a tener un problema debido al procedimiento. Usted y su médico pueden hablar sobre si el riesgo de un problema es más alto que el promedio.

Riesgo de radiación

Siempre existe un riesgo leve de causar daño a las células o a los tejidos debido a la exposición a cualquier tipo de radiación. Esto incluye los niveles bajos de rayos X usados para esta prueba.

Hay cierta evidencia que sugiere que la radiación utilizada en esta prueba podría aumentar el riesgo de tener cáncer más adelante en la vida. Pero se cree que el riesgo es aproximadamente el mismo que el de muchas actividades diarias y procedimientos médicos. Por lo general, el riesgo de sufrir daño a causa de los rayos X es muy bajo comparado con los posibles beneficios de la prueba.

¿Qué nos dicen las cifras sobre los beneficios y riesgos de la angiografía?

Beneficios

Los beneficios de una angiografía no son algo que pueda medirse directamente en cifras. La razón principal para considerar hacerse la prueba es que puede ayudarles a usted y a su médico a tomar mejores decisiones acerca de si hay que tratar su enfermedad cardíaca y cómo hacerlo. En algunos casos, esas decisiones sobre el tratamiento pueden salvarle la vida.

Riesgos

Ejemplos de riesgos de la angiografía* 1 , 2 , 3
Problemas relacionados con el procedimiento Tasas en pacientes
Ataque cardíaco 1 o 2 de cada 1,000
Ataque cerebral 1 o 2 de cada 1,000
Muerte 1 o 2 de cada 1,000
Sangrado intenso Menos de 20 de cada 1,000

*Basado en tasas de complicación observadas en pacientes, no en estudios.

Tome un grupo de 1,000 personas que se someten a una angiografía . Corren el riesgo de:

  • Ataque cardíaco: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden tener un ataque cardíaco relacionado con el procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo tendrán. 1 , 2
  • Ataque cerebral: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden tener un ataque cerebral relacionado con el procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo tendrán. 1 , 2
  • Muerte: 1 o 2 personas de cada 1,000 pueden morir como resultado del procedimiento. Esto significa que 998 o 999 probablemente no lo harán. 1 , 2
  • Sangrado intenso: Menos de 20 de cada 1,000 personas tendrán sangrado intenso debido al procedimiento. Esto significa que al menos 980 probablemente no lo tendrán. 3

2. Compare sus opciones

  Hacerse una angiografía No hacerse una angiografía
¿Qué implica generalmente?
  • Una angiografía dura aproximadamente entre 1 y 3 horas. Usted recibirá una inyección para adormecer el lugar donde se coloca un catéter en el vaso sanguíneo.
  • Después de la prueba, es posible que deba permanecer en cama por varias horas con el brazo o la pierna rectos. Es posible que regrese a su hogar el mismo día o al día siguiente.
  • Usted hace cambios en su estilo de vida. Estos incluyen dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular.
  • Toma medicamentos para reducir su riesgo de ataque al corazón. También podría tomar medicamentos para ayudar a controlar la angina de pecho.
  • Usted prueba los cambios de estilo de vida. Estos incluyen dejar de fumar, seguir una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio en forma regular.
  • Es posible que tome medicamentos para reducir su riesgo de ataque al corazón. Estos incluyen aspirina y medicamentos para controlar el colesterol y la presión arterial.
  • Usted podría tomar medicamentos para ayudar a controlar la angina de pecho.
  • Podrían hacerle una prueba como la prueba de esfuerzo. Esta puede ayudarle a su médico a ver si usted tiene un mayor riesgo de ataque cardíaco.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La prueba les ayuda a usted y a su médico a decidir qué tratamiento mejorará sus síntomas y reducirá su riesgo de tener un ataque al corazón. Los tratamientos incluyen medicamentos y cambios en el estilo de vida y tal vez un procedimiento o cirugía (junto con medicamentos y cambios en el estilo de vida).
  • Usted evita el costo y los riesgos de una angiografía.
  • Tal vez evite tratamientos (angioplastia o cirugía) que no desea.
  • Puede decidir hacerse una angiografía más tarde.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • La angiografía tiene algunos riesgos. Estos incluyen:
    • Reacción alérgica al tinte usado para ver las arterias coronarias.
    • Sangrado en el lugar donde se colocó el catéter.
    • Daño en los riñones relacionado con el tinte.
    • Ataque al corazón.
    • Ataque cerebral.
    • Muerte.
  • Es posible que los medicamentos y los cambios de estilo de vida no mejoren la angina tanto como usted hubiera deseado. Y aún hay una probabilidad de tener un ataque cardíaco o un ataque cerebral.
  • Si no se hace una angiografía, es posible que no se someta a un procedimiento o cirugía que podrían prevenir un ataque cardíaco o un ataque cerebral.

Historias personales

Historias personales acerca de la decisión de hacerse o no una angiografía

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Mis medicamentos para el corazón simplemente no están dando tan buenos resultados como antes. Aunque mi angina de pecho se mantiene estable, no me siento tan bien como quisiera. Quiero tener la energía para jugar con mis nietos y la confianza para tomar las vacaciones que mi esposa y yo habíamos planeado. He decidido hacerme una angiografía para que mi esposa, mi médico y yo podamos tomar una decisión acerca de si puede o no haber algo más que me ayude."

— Julian, 68 años

"He estado tomando medicamentos para la angina de pecho, pero mis síntomas todavía me molestan durante mis caminatas diarias. Mi médico dice que una angiografía podría mostrar si una angioplastia podría ayudarme a sentirme mejor. Pero también dijo que primero puedo probar un medicamento diferente para la angina de pecho y ver si eso me ayuda. Así que voy a hacer eso. Puedo decidir hacerme la prueba más tarde."

— Reynaldo, 75 años

"El dolor de pecho está empeorando tanto que no puedo trabajar en mi jardín. Y eso es lo que más me gusta hacer. Así que cuando mi médico me recomendó una angiografía, totalmente de acuerdo en hacérmela. Decidí que preferiría hacerme la prueba, y luego operarme si lo necesito, para poder sentirme mejor y disfrutar de mi vida."

— Mabel, 60 años

"Tenía dolor en el pecho después de caminar algunas cuadras o incluso menos si hacía frío afuera. Pensaba que simplemente eran los pulmones, pero cuando lo consulté con mi médico, me dijo que pensaba que era el corazón. Así que me sometí a una ergometría en cinta. En función de mis resultados, mi médico pensó que probablemente tenía algo de estrechamiento en las arterias cardíacas. Pero dijo que no parecía muy grave. Decidimos probar algunos medicamentos para ver si eso ayudaba en lugar de hacerme esa prueba donde ponen un tinte en las arterias. Me ha estado yendo bien y ya casi nunca tengo dolor en el pecho."

— Jean, 62 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para hacerse una angiografía

Motivos para no hacerse una angiografía

La angina de pecho está afectando mi calidad de vida.

Puedo controlar mi angina de pecho con medicamentos.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Si una arteria está muy estrechada, sé que es posible que necesite una angioplastia o una cirugía de urgencia.

Ya sé que no quiero hacerme ni una angioplastia ni una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

   
             
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerme una angiografía

NO hacerme una angiografía

             
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Una angiografía puede ayudarnos a mí y a mi médico a decidir qué tratamiento es el mejor para mi enfermedad cardíaca.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Tiene razón. Una angiografía les ayuda a usted y a su médico a decidir si usted necesita o no medicamentos, una angioplastia o una cirugía de derivación de las arterias coronarias.

2. Es posible que no necesite una angiografía si puedo controlar los síntomas de angina con medicamentos y por lo demás estoy sano.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Tiene razón. Algunas personas obtendrán buenos resultados simplemente tomando medicamentos para controlar sus síntomas.

3. Una angiografía puede indicar si voy a tener un ataque al corazón.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Una angiografía puede mostrarle a su médico las zonas en las arterias que se han estrechado debido a la placa y si se ha reducido el flujo sanguíneo. Pero no puede mostrar si esta placa causará un ataque al corazón.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

         
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico primario Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología
Revisor médico especializado John B. Wong, MD - Medicina interna

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Bashore TM, et al. (2012). 2012 ACCF/SCAI Expert consensus document on cardiac catheterization laboratory standards update. Journal of the American College of Cardiology, 59(24): 2221-2305.
  2. Noto TJ, et al. (1991). Cardiac catheterization 1990: A report of the registry of the Society for Cardiac Angiography and Interventions (SCA&I). Catheterization and Cardiovascular Diagnosis, 24(2): 75-83.
  3. Arora N, et al. (2007). A propensity analysis of the risk of vascular complications after cardiac catheterization procedures with the use of vascular closure devices. American Heart Journal, 153(4): 606-611. DOI: 10.1016/j.ahj.2006.12.014.
Otras obras consultadas
  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Einstein AJ, et al. (2014). Patient-centered imaging: Shared decision making for cardiac imaging procedures with exposure to ionizing radiation. Journal of the American College of Cardiology, 63(15): 1480-89. http://dx.doi.org/10.1016/j.jacc.2013.10.092. Accessed October 22, 2015.
  • Fihn SD, et al. (2014). 2014 ACC/AHA/AATS/PCNA/SCAI/STS focused update of the guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease. Circulation. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000095. Accessed October 13, 2014.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.