Enfermedad del legionario y fiebre de Pontiac

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac?

La enfermedad del legionario (neumonía legionelósica) es un tipo de neumonía . Es causada por una bacteria llamada Legionella pneumophila. La bacteria recibió su nombre en 1976, cuando un grupo de personas que participaban en un congreso de la Legión Estadounidense acabó infectándose. A pesar de que existía antes de 1976, la enfermedad del legionario se diagnostica con más frecuencia hoy en día porque los médicos tratan de detectar las bacterias Legionella en personas que tienen neumonía. Usted puede tener la enfermedad del legionario en cualquier momento del año, pero suele haber más casos en el verano y a principios del otoño. Aunque la enfermedad del legionario puede ser muy grave, la mayoría de los casos pueden tratarse con éxito.

La bacteria Legionella pneumophila también puede causar una afección seudogripal menos grave conocida como fiebre de Pontiac.

¿Cómo se contraen estas afecciones?

La enfermedad del legionario o la fiebre de Pontiac suelen contagiarse cuando una persona respira una neblina o vapor (pequeñas gotas de agua en el aire) que contiene las bacterias. Un ejemplo puede ocurrir al respirar el vapor de una bañera de hidromasaje que no se ha limpiado y desinfectado debidamente. Otras fuentes incluyen fuentes de agua en hoteles, cruceros, residencias de ancianos y hospitales.

Estas enfermedades no son contagiosas. Las bacterias no se transmiten de una persona a otra. Puede volver a tener estas enfermedades si vuelve a exponerse a las bacterias.

La enfermedad del legionario generalmente afecta a las personas mayores de 45 años, especialmente si fuman o si tienen una enfermedad pulmonar crónica como el asma . nota 1 Las personas con un sistema inmunitario debilitado también son más propensas a contraer esta enfermedad. A pesar de haber recibido su nombre después de haber infectado a un grupo grande de personas, la enfermedad del legionario suele ocurrir en casos individuales, no en grandes grupos a la vez (brote epidémico).

La fiebre de Pontiac suele ocurrir en personas que por lo demás están sanas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes de la enfermedad del legionario incluyen:

  • Tos.
  • Fiebre alta.
  • Escalofríos.

Los síntomas menos comunes varían desde dolores musculares y dolores de cabeza hasta dolor abdominal, dificultad para respirar y dolor en el pecho.

Los síntomas de la enfermedad del legionario por lo general aparecen entre 2 días y 2 semanas después de que una persona haya estado expuesta a las bacterias. Los síntomas pueden variar de moderados a graves.

Los síntomas de la fiebre de Pontiac incluyen fiebre y dolores musculares. Los síntomas por lo general aparecen entre 1 y 2 días después de que una persona haya estado expuesta a las bacterias. Suelen desaparecer sin tratamiento al cabo de unos días.

¿Cómo se diagnostican estas afecciones?

Su médico puede diagnosticar tanto la enfermedad del legionario como la fiebre de Pontiac haciéndole preguntas acerca de sus antecedentes de salud y realizando un examen físico. Si su médico opina que usted tiene la enfermedad del legionario, él o ella le preguntará sobre sus condiciones de trabajo, si ha estado cerca de alguna posible fuente de contagio como fuentes o bañeras de hidromasaje, y si ha viajado en las últimas 2 semanas. El médico también le hará pruebas. Las pruebas pueden incluir una radiografía de pecho, un análisis de sangre, un análisis de orina o un examen de la mucosidad de los pulmones.

¿Cómo se tratan?

La mayoría de los casos de la enfermedad del legionario pueden tratarse con éxito con antibióticos . El tratamiento suele durar al menos 5 días.

La fiebre tiende a mejorar o a desaparecer en los primeros días. La tos puede tardar más tiempo en desaparecer. Pero, por lo general, usted debería empezar a sentirse mejor dentro de los primeros días de tratamiento. La recuperación completa puede tardar entre 2 y 4 meses.

La fiebre de Pontiac desaparecerá sin tratamiento. Para reducir la fiebre y los dolores musculares, beba mucho líquido y considere la posibilidad de tomar analgésicos de venta libre como acetaminofén (Tylenol, por ejemplo) o antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los AINE incluyen ibuprofeno (como Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve) y aspirina. No le dé aspirina a nadie menor de 20 años de edad debido al riesgo de síndrome de Reye . Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

¿Qué debe hacer si piensa que estuvo expuesto a las bacterias?

La mayoría de las personas que se exponen a las bacterias no se enferman. Pero si usted cree que estuvo expuesto, hable con su médico o con el departamento de salud local. Asegúrese de decirles dónde cree que se expuso y si ha viajado en las últimas 2 semanas. Esta información les ayudará a diagnosticar y tratar correctamente la enfermedad, localizar la fuente de las bacterias y evitar que otros se expongan a ellas.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Neil K, Berkelman R (2008). Increasing incidence of legionellosis in the United States, 1990-2005: Changing epidemiologic trends. Clinical Infectious Diseases, 47(5): 591-599.

Otras obras consultadas

  • CDC Legionellosis Resource Site (2011). Patient Facts: Learn More About Legionnaires' Disease. Available online: http://www.cdc.gov/legionella/patient_facts.htm.
  • Edelstein PH, Cianciotto NP (2010). Legionella. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 2, pp. 2969-2984. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.
  • Infection Control Services (2007). Legionnaires' disease. Available online: http://www.infectioncontrolservices.co.uk/legionnaires_disease.htm.
  • Neil K, Berkelman R (2008). Increasing incidence of legionellosis in the United States, 1990-2005: Changing epidemiologic trends. Clinical Infectious Diseases, 47(5): 591-599.
  • Oklahoma State Department of Health (2005). Public Health Fact Sheet: Pontiac Fever. Available online: http://www.ok.gov/health/documents/Pontiac%20Fever.2005.pdf.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado18 noviembre, 2017