Enfermedad drepanocítica: Tratamiento del dolor

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El dolor es un problema crónico (duradero) para las personas que tienen la enfermedad drepanocítica . Los accesos de dolor intenso pueden durar de horas a días y son difíciles de tratar. El dolor puede ser extenuante para los cuidadores, así como para la persona que está sufriendo el dolor. Un plan de tratamiento del dolor puede ayudar a una persona a sobrellevar el dolor crónico y el dolor causado por una crisis drepanocítica .

Su médico o un especialista en el tratamiento del dolor puede ayudarle a hacer un plan de tratamiento del dolor. Este plan incluye instrucciones de cómo tratar el dolor leve en el hogar. Y le dice cuándo necesita ir al hospital si su dolor empeora.

Su plan de manejo:

  • Clarifica sus preferencias y las de su médico por adelantado.
  • Explica sus necesidades a otros profesionales de la salud que lo cuidan.
  • Le ofrece algo de predictibilidad y control durante los momentos de crisis.

¿Cómo puede prevenir y tratar el dolor en el hogar?

El tratamiento del dolor en el hogar es un modo de vida para la mayoría de las personas con enfermedad drepanocítica. El dolor de la enfermedad drepanocítica varía de persona a persona, de leve a intenso, y de ocasional a constante. Algunas personas experimentan muchas crisis drepanocíticas, o episodios dolorosos, algunas veces al año. Otras no experimentan nada de esto.

En muchos casos, usted puede tratar en el hogar dolores de leves a intensos de la enfermedad drepanocítica con una combinación de medicamentos para el dolor (analgésicos), abundantes líquidos y medidas para estar más confortable como almohadillas térmicas o bolsas de agua caliente. No use almohadillas térmicas con niños.

Los episodios dolorosos pueden volverse intensos y extenderse de días a semanas. Tal dolor extremo requiere medicación agresiva para el dolor que debe ser supervisada en el hospital. Si el dolor aumenta y no se alivia con tratamiento en el hogar, llame a su médico y busque atención médica de urgencia.

Prevención del dolor

El dolor corporal de leve a moderado y algunas crisis drepanocíticas pueden prevenirse:

  • Bebiendo abundante agua y otros líquidos, especialmente antes, durante y después de hacer ejercicio o actividad intensa y cuando usted tiene fiebre o una infección. Beba lo suficiente de modo que su orina sea de color amarillo claro o transparente como el agua.
  • Con bastante reposo en cama.
  • Manteniéndose abrigado. Las bajas temperaturas empeoran el dolor.
  • Haciendo ejercicio con cuidado. Si hace ejercicio intenso, descanse cuando se sienta fatigado y beba abundantes líquidos para prevenir la deshidratación.
  • Tratando de reducir y manejar el estrés en su vida.

Tratamiento del dolor

El dolor puede tratarse en el hogar con:

  • Técnicas de tratamiento del dolor. Estas técnicas pueden ayudarles a usted y/o a su hijo a desviar la atención del dolor. También pueden intensificar el efecto del analgésico. Un experto en dolor puede enseñarle técnicas de manejo del dolor. Estas técnicas incluyen:
  • Medicamentos. Use el plan de manejo del dolor que elaboró con su médico como ayuda para decidir qué tipo de analgésico usar. Usted probablemente sea el mejor juez para decidir cuándo es necesario usar un medicamento recetado más potente.
    • Para el dolor leve, use ibuprofeno de venta libre (como Advil) y/o acetaminofén (como Tylenol) de venta libre. No se les debe dar aspirina a los niños ni a los adolescentes de menos de 20 años, la cual puede causar el síndrome de Reye . Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.
    • Para el dolor moderado o intenso, usted podría tomar un analgésico recetado por su médico. Los analgésicos recetados incluyen medicamentos por vía oral como codeína e ibuprofeno o codeína y acetaminofén. Algunas personas podrían tomar en el hogar morfina oral de liberación controlada.

Para obtener más información, vea el tema Dolor crónico .

¿Cómo se trata el dolor en el hospital?

Si va al hospital, lo tratarán con un analgésico potente. Este podría ser un medicamento opioide , como la morfina.

  • El medicamento se administra directamente a través de una vena (en forma intravenosa, o IV) y puede estar controlado por el paciente, de modo que le permite a usted presionar un botón y liberar una dosis cuando lo necesita.
  • Cuando usted siente menos dolor, el medicamento opioide por IV se reduce gradualmente y se lo reemplaza con un medicamento oral menos potente. Estas acciones previenen que el organismo de una persona experimente síntomas repentinos de abstinencia del fármaco.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Martin H. Steinberg, MD - Hematología

Revisado9 octubre, 2017