Enfermedad drepanocítica: Cómo prevenir problemas y mantenerse saludable

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El tratamiento en el hogar para la enfermedad drepanocítica incluye pasos que usted puede tomar no solo para controlar los síntomas dolorosos sino también para prevenir algunas de las complicaciones causadas por la enfermedad. Estas complicaciones incluyen crisis drepanocíticas dolorosas.

Tenga un plan de tratamiento del dolor

Si usted y su médico han elaborado un plan de tratamiento del dolor para tratar los síntomas en el hogar, asegúrese de seguirlo.

Para obtener más información, vea Enfermedad drepanocítica: Tratamiento del dolor .

Prevenga infecciones graves en la infancia

Dele a su hijo con enfermedad drepanocítica dosis regulares de un antibiótico recetado hasta la edad de 5 años.

Vacune a su hijo según el calendario de vacunas. Para obtener más información, vea el tema Vacunaciones .

Evite el contacto con cualquier persona de quien se sospeche que pudiera tener eritema infeccioso (también llamado quinta enfermedad), el cual está causado por el parvovirus. Podría desarrollarse una afección grave llamada anemia aplásica .

Prevenga infecciones en la adultez

Controle su calendario de vacunas y mantenga sus vacunas al día.

Prevenga los problemas de la vista

Hágase exámenes oculares de rutina tanto de niño como de adulto. La detección temprana puede ayudar a prevenir problemas de la vista.

Para obtener más información, vea Enfermedad drepanocítica: Problemas de la vista .

Prevenga la deshidratación

Beba agua y otros líquidos. Beba lo suficiente como para que su orina sea de color amarillo claro o transparente como el agua. Beba líquidos adicionales antes, durante y después del ejercicio y cuando hace calor. Beba abundante líquido si tiene fiebre o una infección. Los niños deberían tener una botella de agua consigo en la escuela, al jugar y en salidas.

Limite el alcohol. El consumo de alcohol puede causar deshidratación .

Haga ejercicio con cuidado

Si hace ejercicio intenso, descanse cuando se sienta fatigado y beba abundantes líquidos para prevenir la deshidratación. La deshidratación y los niveles reducidos de oxígeno en la sangre de una persona como consecuencia del ejercicio intenso pueden hacer que los glóbulos rojos adquieran forma de hoz (drepanocitos).

Los niños con la enfermedad drepanocítica generalmente pueden hacer ejercicio y jugar normalmente si:

  • Beben abundantes líquidos antes, durante y después del ejercicio. La deshidratación puede hacer que los glóbulos adquieran forma de hoz.
  • Hacen descansos regulares durante la actividad física intensa.
  • No toman frío. La exposición al aire frío, el viento y el agua puede desencadenar una crisis drepanocítica. Los niños deben vestirse con varias capas de ropa abrigada para hacer actividad cuando hace frío. Evite nadar y jugar en agua fría.

Prevenga problemas a grandes alturas o al viajar en avión

Alturas elevadas. El aire a grandes alturas, como, por ejemplo, en un avión despresurizado o en las montañas a alturas superiores a 5,000 pies (1,524 m), tiene menos oxígeno que a nivel del mar. La falta de oxígeno puede hacer que los glóbulos adopten forma de hoz. Si usted pasa tiempo a grandes alturas, beba gran cantidad de agua y de líquidos para prevenir la deshidratación.

Viajes aéreos. Los aviones grandes de pasajeros están presurizados. Pero los glóbulos rojos de una persona con la enfermedad drepanocítica podrían adquirir forma de hoz aun cuando la persona vuele en un avión presurizado. La mayoría de las personas no tienen problemas si vuelan solo por un tiempo corto (menos de 4 a 6 horas) y beben abundantes líquidos durante el vuelo.

No fume y evite el humo de tabaco ambiental

Ser fumador activo o respirar el humo de tabaco ambiental disminuyen la cantidad de oxígeno que llega a la sangre.

Controle y reduzca el estrés

El estrés puede causar una crisis drepanocítica.

Para consejos de cómo reducir el estrés, vea el tema Manejo del estrés .

Descanse y duerma bastante

Para prevenir la fatiga, descanse cuando esté cansado.

Manténgase abrigado cuando hace frío

La exposición al aire, viento y agua fríos puede causar un episodio doloroso al hacer que los glóbulos adquieran forma de hoz en las zonas expuestas del cuerpo.

Abríguese bien cuando hace frío. Vístase en capas para evitar cambios bruscos de temperatura. Cuando sea posible, evite situaciones en las que pudiera empezar a tener frío.

Infórmese

Aprenda a reconocer síntomas serios. Colabore con su médico usando su experiencia con la enfermedad y los conocimientos de su médico. Haga un plan para tratar el dolor en el hogar y cuándo buscar ayuda médica para el dolor y los síntomas intensos. Sepa cuándo llamar a su médico o cuándo necesita ayuda de emergencia.

Aprenda sobre una alimentación adecuada y suplementos dietéticos

Una alimentación equilibrada ayuda a mantener fuerte el sistema inmunitario del cuerpo. Su médico o un dietista registrado pueden ser una buena fuente de información acerca de cómo alimentarse correctamente.

Los suplementos de ácido fólico pueden recetarse para ayudar a que la médula ósea produzca glóbulos rojos.

Obtener la nutrición adecuada diariamente ayuda a los niños que tienen enfermedad drepanocítica a alcanzar su pleno potencial de crecimiento.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • Meremikwu MM, Okomo U (2011). Sickle cell disease, search date March 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health (2002). The Management of Sickle Cell Disease (NIH Publication No. 02-2117). Available online: http://www.nhlbi.nih.gov/health/prof/blood/sickle/.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Martin H. Steinberg, MD - Hematología

Revisado9 octubre, 2017