EPOC: Ayuda para cuidadores

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Ayudar o cuidar a un ser querido con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) puede parecer un gran peso que asumir. Por un lado está la dificultad de prestar el cuidado, ya que lo que parece ser mejor para una persona no siempre es lo que esa persona quiere hacer. Y por otro lado está el estrés de aprender a sobrellevar la EPOC y frecuentemente otros problemas de salud. Y la misma importancia tiene su propia necesidad de mantener una buena salud y equilibrio en su vida.

¿Cómo puede aprender a ser un buen cuidador?

En ocasiones, a las personas puede resultarles difícil aceptar ayuda. O pueden optar por no aceptarla. Así que es posible que usted tenga que ajustar la manera en que piensa, pregunta, escucha y responde. Por ejemplo, usted puede:

  • Hacer todo lo posible para ver las cosas desde el punto de vista de su ser querido.
  • Hacer preguntas como "¿Con qué necesitas ayuda?" y "¿Cómo te gusta hacer esto?"
  • Ofrecer nuevas ideas con delicadeza, como, por ejemplo: "¿Quieres que haga tus ejercicios de respiración contigo?" en lugar de "Tienes que hacer tus ejercicios de respiración".

Una de las metas principales de prestar cuidados es ayudar a que su ser querido tenga la mejor calidad de vida posible. Para saber lo que eso significa para su ser querido, trate de hacer preguntas como:

  • "¿Qué consideras que es un buen día? ¿Qué podemos hacer para ayudarle a que tengas más días de esos?"
  • "¿Qué estás deseando hacer en los próximos meses? ¿Cómo podemos hacer que tu salud pueda permitirte llevar a cabo esos planes?"
  • "¿Qué parte del cuidado de la EPOC es más difícil para ti en este momento? ¿Cómo podemos tú y yo hacer que eso sea más fácil para ti? ¿Hay algo con lo que tu médico puede ayudarte?"

¿Cómo puede ayudar a su ser querido a dejar de fumar?

Si su ser querido fuma, usted puede alentarle con delicadeza a que deje de fumar. Piense en los comentarios que usted hace acerca de fumar como un elemento más que contribuye a que su ser querido se encamine hacia dejar de fumar.

  • Inicie cualquier conversación sobre dejar de fumar con delicadeza. Trate de ser breve (menos de 5 minutos).
  • Deje que la persona sepa por qué usted desea que él o ella deje de fumar. Dele a su ser querido razones que sean tan importantes para él o ella como lo son para usted.
  • Pregúntele si hay alguna manera en la que usted puede ayudarle a dejar de fumar.

Si su ser querido está tratando de dejar de fumar, usted puede ser una gran fuente de apoyo y motivación. Si su ser querido solicita su apoyo mientras trata de dejar de fumar, usted puede:

  • Preguntarle a la persona qué es lo que necesita de usted.
  • Participar en las actividades que su ser querido hace para reducir las ansias de fumar, como, por ejemplo, caminatas a la hora de comer o pasatiempos.

¿Cómo puede ayudar a su ser querido a conservar su energía?

Preparar la cena, guardar la ropa o incluso simplemente cruzar la sala de estar puede ser agotador para una persona que tiene EPOC.

Sea paciente cuando ayude a su ser querido. Y deje que su ser querido haga tanto como pueda por sí solo.

Para ayudar a su ser querido a completar tareas con mayor facilidad y con el menor esfuerzo posible, anímelo a que:

  • Haga una lista de lo que tiene que hacer cada día. Agrupe las tareas según su lugar. De esta manera, su ser querido realizará todos los quehaceres en una parte de su casa alrededor del mismo tiempo.
  • Se tome descansos con frecuencia y se siente siempre que pueda mientras hace las tareas del hogar.
  • Se siente en una silla de ducha mientras se asea. Y anime a su ser querido a sentarse cuando se vista, se cepille los dientes, se afeite o se maquille.

¿Cómo puede ayudar a su ser querido a alimentarse bien y no bajar de peso?

La EPOC puede hacer que sea difícil comer bien y mantenerse en un peso saludable. Bajar de peso implica perder masa muscular, incluidos los músculos que le ayudan a respirar. Eso puede hacer que su ser querido tenga más dificultad para respirar.

Cómo mejorar el apetito

Es posible que su ser querido no tenga mucho apetito o que necesite que lo animen a comer con regularidad. Para ayudar a alentar a su ser querido a comer:

  • Ofrézcale alimentos con más frecuencia, incluyendo refrigerios saludables por la mañana y por la tarde.
  • Prepare una variedad de alimentos saludables que sean más fáciles de masticar y no provoquen gases. Y utilice diferentes sabores y colores para hacer que los alimentos tengan buen aspecto y buen aroma.
  • Trate de servir las comidas en diferentes platos, un alimento a la vez.

Cómo ayudar con el aumento de peso (si su ser querido necesita ganar peso)

Puede ayudar a su ser querido a añadir calorías y proteínas a las comidas o a los refrigerios. Pruebe estos consejos.

  • Agregue queso, aceite de oliva, mantequilla o mayonesa a los sándwiches, galletas saladas, guisos, sopas, verduras, patatas o pasta.
  • Sirva refrigerios altos en calorías, como panecillos tipo "bagel" con mantequilla de maní o queso cremoso.
  • Sirva un licuado (batido) nutritivo o helado entre las comidas.

Si su ser querido tiene otros problemas de salud que puedan restringir los alimentos que puede comer, hable con el médico o con un dietista registrado antes de hacer cualquier cambio en la dieta de su ser querido.

Cómo respirar con más facilidad mientras come

Es posible que su ser querido tenga dificultad para respirar mientras come. Pero hay cosas que él o ella puede hacer para que sea más fácil. Anime a su ser querido a:

  • Despejarse las vías respiratorias aproximadamente una hora antes de comer y a usar medicamentos que faciliten la respiración.
  • Utilizar oxígeno (si lo necesita) mientras come.
  • Beber al final de la comida. Beber antes o durante la comida puede hacer que su ser querido se llene demasiado rápido.
  • Comer seis comidas pequeñas por día, en lugar de tres comidas grandes, de manera que el estómago nunca esté extremadamente lleno.

¿Cómo puede cuidarse usted?

Cuidar a un ser querido puede ser gratificante, pero también puede ser estresante. Es muy importante que usted reserve tiempo para sí mismo de modo que no se abrume.

Aquí tiene algunas maneras en que puede tratarse mejor a sí mismo.

  • Únase a un grupo de apoyo para cuidadores. Estar con otras personas en la misma situación realmente ayuda. Tal vez puedan darle algunas ideas sobre dónde encontrar ayuda en su comunidad, como, por ejemplo, hacer que le traigan comidas preparadas a la casa de su ser querido. O pueden ayudarle a encontrar alguien que se quede con su ser querido para que usted pueda tomarse un descanso.
  • Pida ayuda a otras personas. Pregunte a familiares o amigos. Usted no tiene que hacerlo todo por su cuenta. Haga una lista de todo lo que hay que hacer y pídales que le ayuden con algunas cosas de la lista.
  • Asegúrese de tomarse tiempo para pasar un buen rato con los amigos. O por lo menos llámelos por teléfono. Es importante reservar un poco de tiempo para hacer cosas que le gustan.
  • Dormir lo suficiente, hacer ejercicio y llevar una dieta saludable pueden ayudarle a manejar mejor el estrés. Incluso un paseo rápido puede ayudar a mejorar su estado de ánimo.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisado6 diciembre, 2017