EPOC: Cómo despejar los pulmones

Saltar a la barra de navegación

Introducción

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad a largo plazo (crónica) que dificulta la respiración. Si tiene EPOC, el aire no fluye fácilmente hacia adentro ni hacia afuera de los pulmones. Es posible que sienta falta de aire, tosa mucho y tenga mucha mucosidad en los pulmones. Aprender a despejar los pulmones podría ayudarle a ahorrar energía y oxígeno, y también podría ayudar a prevenir infecciones pulmonares.

Hay tres medidas que puede tomar para despejar los pulmones:

  • Tos controlada. Este tipo de tos proviene de lo profundo de los pulmones. Afloja la mucosidad y la desplaza por las vías respiratorias.
  • Drenaje postural. Se recuesta en tres posiciones diferentes para ayudar a drenar la mucosidad de los pulmones.
  • Percusión del tórax. Usted se golpea suavemente el tórax y la espalda. Los golpes suaves aflojan la mucosidad de los pulmones.

¿Cómo se realizan la tos controlada, el drenaje postural y la percusión del tórax?

Tos controlada

La tos es la forma en que su cuerpo trata de deshacerse de la mucosidad. Sin embargo, el tipo de tos que no se puede controlar empeora la situación. Hace que las vías respiratorias se cierren. También retiene la mucosidad en los pulmones.

La tos controlada proviene de lo profundo de los pulmones. Afloja la mucosidad y la desplaza por sus vías respiratorias. Es mejor hacerlo después de usar el inhalador u otro medicamento. Siga estos pasos para la tos controlada:

  • Siéntese en el borde de una silla y apoye los pies en el piso.
  • Inclínese un poco hacia adelante y relájese.
  • Inhale lentamente por la nariz y cruce los brazos sobre el abdomen.
  • A medida que exhala, inclínese hacia adelante. Presione los brazos contra el abdomen.
  • Tosa 2 o 3 veces mientras exhala con la boca ligeramente abierta. Haga que la tos sea corta y fuerte. Presione el abdomen con los brazos mientras tose. La primera tos lleva la mucosidad a través de las vías respiratorias de los pulmones. La siguiente vez que tose hace que esa mucosidad suba y sea expulsada.
  • Inhale una vez más, pero hágalo lenta y suavemente por la nariz. No tome inspiraciones rápidas o profundas por la boca. Puede bloquear la mucosidad que sale de los pulmones. También puede causar tos incontrolada.
  • Descanse y repítalo, si es necesario.

Drenaje postural

Drenaje postural significa recostarse en diferentes posiciones para ayudar a drenar la mucosidad de los pulmones.

Mantenga cada posición durante 5 minutos. Hágalo alrededor de 30 minutos después de usar el inhalador. Asegúrese de tener el estómago vacío. Si tiene que toser, siéntese y realice la tos controlada.

Siga estos pasos para realizar el drenaje postural:

  • Recuéstese en una cama o en el piso. Use almohadas para ayudarse con diferentes posiciones.
  • Para drenar la parte anterior de los pulmones
    • Recuéstese boca arriba. Asegúrese de que el tórax se encuentre en una posición más baja que las caderas. Coloque dos almohadas bajo las caderas. Use una almohada pequeña debajo de la cabeza. Mantenga los brazos a los lados.
    • Luego, siga estas instrucciones para respirar: Con una mano sobre el abdomen y la otra en el pecho, inhale. Saque el abdomen todo lo que pueda. Debe poder sentir cómo se mueve hacia fuera la mano sobre el abdomen, mientras que la mano sobre el pecho no debe moverse. Cuando exhala, debe poder sentir que la mano sobre el abdomen se mueve hacia adentro. Esto se llama respiración abdominal o respiración diafragmática. Usará también este método de respiración en las demás posiciones de drenaje.
  • Para drenar los costados de los pulmones
    • Realice este paso mientras se recuesta sobre un costado. Luego, dese la vuelta y hágalo sobre el otro costado.
    • Coloque dos o tres almohadas debajo de las caderas. Use una almohada pequeña debajo de la cabeza. Asegúrese de tener el pecho más bajo que las caderas. Use la respiración abdominal. Después de 5 o 10 minutos, cambie de lado.
  • Para drenar la parte posterior de los pulmones
    • Recuéstese boca abajo.
    • Coloque dos o tres almohadas debajo de las caderas. Use una almohada pequeña debajo de la cabeza.
    • Coloque los brazos cerca de la cabeza.
    • Use la respiración abdominal.

Percusión del tórax

La percusión del tórax significa dar golpes suaves en el tórax y en la espalda. Los golpes suaves aflojan la mucosidad de los pulmones.

Siga estos pasos para realizar la percusión del tórax:

  • Ahueque la mano y golpéese suavemente el tórax y la espalda.
  • Pregúntele a su médico cuáles son los mejores lugares donde debe golpear. Evite la columna vertebral y el esternón.
  • Podría ser más fácil contar con una persona que le dé los golpecitos.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Hasmeena Kathuria, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño

Revisado6 diciembre, 2017