Esclerosis múltiple y embarazo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La mayoría de las personas que reciben un diagnóstico de esclerosis múltiple (EM) son mujeres en edad fértil. Son comunes las preguntas sobre si la EM afecta el embarazo o sobre el trabajo de parto y el parto.

Estas son algunas respuestas:

  • La mayoría de las parejas en las que uno de los integrantes tiene EM pueden tener hijos sin que la EM afecte el embarazo, el trabajo de parto o el parto.
  • La EM no aumenta el riesgo de aborto espontáneo o anomalías congénitas (de nacimiento).
  • Algunas mujeres tienen menos síntomas de EM durante el embarazo y luego tienen una recaída temporal después del parto. Pero el embarazo, el parto y la maternidad temprana no aumentan el riesgo de quedar discapacitada por la EM con el tiempo. nota 1
  • Hay alguna evidencia de que el embarazo puede en realidad ayudar a retrasar la discapacidad a largo plazo en mujeres que tienen EM. nota 2

Planifique con anticipación

Si tiene EM y desea tener hijos, hable con su médico. Algunas cosas que debe tener en cuenta y planificar incluyen:

  • Algunos medicamentos que se utilizan para tratar la EM no deberían usarse durante el embarazo. Si está tomando medicamentos para la EM, utilice métodos anticonceptivos confiables hasta que decida intentar quedar embarazada. Hable con su médico acerca de cuándo dejar de tomar los medicamentos. En algunos casos, su médico podría sugerirle esperar para empezar a tratar de quedar embarazada hasta que una recaída haya terminado y no esté tomando medicamentos.
  • Algunos medicamentos que se utilizan para tratar la EM no deberían usarse durante el período de lactancia. La decisión sobre cuándo volver a tomar medicamentos para la EM después del embarazo es una decisión personal que cada mujer deberá tomar. Hable con su médico y considere sus valores personales, sus deseos y la gravedad de su EM.
  • Algunos síntomas comunes en el embarazo y después del nacimiento de un bebé pueden empeorar a causa de la EM. Estos incluyen depresión y fatiga. Planifique cualquier tipo de ayuda que pudiera necesitar para manejar su trabajo, su hogar y sus otros hijos durante el embarazo y para los primeros meses después de que el bebé haya nacido.
  • Las probabilidades de que el bebé tenga EM en el futuro son un poco mayores que las de un niño cuyos padres no tienen EM.
  • Algunas personas con EM se vuelven discapacitadas con el tiempo. Debido a esto, algunas parejas deciden no tener hijos o tener menos hijos de los que podrían tener en otras circunstancias. Otras parejas no modifican sus planes para formar una familia una vez que se enteran de la EM.
  • Tanto las mujeres como los hombres con EM podrían necesitar ayuda para superar los problemas sexuales, tales como problemas de excitación sexual o de eyaculación.
  • Encuentre un obstetra para que la atienda durante el embarazo y el parto. Encuentre uno que esté dispuesto a colaborar estrechamente con el médico que la ayuda a manejar su EM. Debido a que la fatiga, la depresión y el uso de medicamentos durante la lactancia son temas a considerar después del nacimiento de su bebé, también es posible que quiera que el pediatra que elija para su bebé esté al tanto de su EM.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Bennett KA (2005). Pregnancy and multiple sclerosis. Clinical Obstetrics and Gynecology, 48(1): 38-47.
  2. D'hooghe MB, et al. (2010). Long-term effects of childbirth in MS. Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry, 81(1): 38-41.

Otras obras consultadas

  • Giesser B (2010). Reproductive Issues in Persons With Multiple Sclerosis. Clinical Bulletin: Information Health Professionals. Available online: http://www.nationalmssociety.org/for-professionals/healthcare-professionals/publications/clinical-bulletins/index.aspx.
  • Kelly VM, et al. (2009). Obstetric outcomes in women with multiple sclerosis and epilepsy. Neurology, 73(22): 1831-1836.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Karin M. Lindholm, DO - Neurología

Revisado9 octubre, 2017