Estreñimiento, 11 años o menos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El estreñimiento ocurre cuando las heces se vuelven duras y difíciles de eliminar. Algunos padres se preocupan demasiado acerca de la frecuencia con que su hijo evacua porque les han dicho que un niño saludable tiene evacuaciones todos los días. Esto no es verdad. La frecuencia de las evacuaciones no es tan importante como si el niño puede evacuar el intestino con facilidad. Su hijo no está estreñido si sus heces son blandas y las elimina fácilmente, incluso si han transcurrido unos días desde la última evacuación.

Los recién nacidos menores de 2 semanas deberían evacuar el intestino al menos 1 o 2 veces al día. Los bebés con más de 2 semanas de vida pueden pasar 2 días, y a veces más tiempo, sin evacuar el intestino. Normalmente, está bien si pasan más de 2 días, sobre todo si su bebé se está alimentando bien y parece estar cómodo. Los bebés que son amamantados suelen tener evacuaciones frecuentes y podrían evacuar cada vez que son alimentados. Es probable que un bebé se estriña cuando cambia de la leche materna a la de fórmula, especialmente si este cambio sucede entre las 2 y 3 primeras semanas de vida.

A medida que los bebés crecen, el número de evacuaciones que tienen al día se reduce y el tamaño de sus heces aumenta. Un niño de 3 o 4 años puede tener normalmente hasta 3 evacuaciones al día o tan pocas como 3 a la semana.

Es importante que los padres reconozcan que existen muchos patrones "normales" de evacuaciones en los niños. Algunos niños podrían dar la impresión de tener problemas para evacuar. Es posible que se les ponga la cara roja y que se esfuercen para evacuar. Si las heces son blandas y el niño no parece tener otros problemas, esto no es para preocuparse.

La mayoría de los niños estarán estreñidos ocasionalmente. El problema generalmente dura poco tiempo y no causa problemas a largo plazo. El tratamiento en el hogar suele ser lo único que se necesita para aliviar el estreñimiento ocasional. Las causas del estreñimiento incluyen:

  • Cambios en la dieta, como cuando un niño empieza a comer más alimentos de adulto.
  • No beber suficientes líquidos. Algunas veces, la cantidad normal de líquidos que bebe un niño no es suficiente, como cuando el clima es más cálido o el niño aumenta sus actividades físicas.
  • No evacuar en el momento adecuado. Un niño puede estar tan interesado en jugar que no haga caso a la necesidad de evacuar.
  • Reticencia a utilizar el baño. Un niño podría llegar a estar estreñido cuando está en un nuevo entorno, como por ejemplo cuando viaja.
  • Los cambios en la rutina diaria, como por ejemplo cuando viaja o después de comenzar la escuela.
  • Medicamentos . Muchos medicamentos pueden provocar estreñimiento.

El estreñimiento puede presentarse con retortijones y dolor si el niño se está esforzando para eliminar heces duras y secas. Puede tener algo de abotagamiento y náuseas. También puede haber pequeñas cantidades de sangre de color rojo vivo en las heces causadas por un ligero desgarre ( fisura anal ), a medida que las heces son expulsadas a través del ano . Todos estos síntomas deberían desaparecer cuando se alivia el estreñimiento.

Estreñimiento crónico

Por razones que no siempre pueden ser identificadas, algunos niños tienen con frecuencia estreñimiento que no mejora ni desaparece con el tratamiento (estreñimiento crónico). El factor más importante puede ser lo doloroso de evacuar heces duras y secas. Después de un tiempo, el niño puede no ser capaz de resistir el deseo de tener una evacuación y evacuará una gran masa de heces. Es posible que el niño tenga que pujar mucho durante la evacuación, lo cual puede ser doloroso. Evacuar las heces alivia la presión y el dolor hasta que se acumula otra masa de heces, y el ciclo se repite. El miedo al dolor puede provocar que el niño trate de contener la evacuación.

Otras causas de estreñimiento crónico pueden incluir:

  • Una fisura alrededor del ano, la cual puede hacer dolorosas las evacuaciones y hacer que el niño se resista a evacuar. Las fisuras son un problema común que empeora cada vez que el niño evacua heces de gran tamaño.
  • Una enfermedad breve con consumo deficiente de alimentos, fiebre y poca o ninguna actividad física, las cuales pueden alterar los hábitos intestinales normales.
  • Problemas emocionales o de enseñanza a usar el baño, los cuales pueden conducir a la retención voluntaria de las heces. Un niño puede haberse resistido al proceso de entrenamiento para usar el inodoro o habérsele exigido demasiado pronto. Luchar con los padres por el control puede provocar que un niño retenga las heces tanto como pueda.
  • Cambio en el ambiente. En la escuela, los niños pueden retener las heces por miedo o vergüenza a usar los baños de la escuela, porque sus horarios están demasiado ocupados para que tengan tiempo para una evacuación, o porque las actividades escolares interrumpen su horario para evacuar.

Es posible que el niño no pueda o no quiera evacuar, independientemente del tamaño de las heces. Las heces líquidas o sueltas pueden filtrarse y ensuciar la ropa del niño. Cuando esto ocurre en un niño que ha pasado la edad normal de entrenamiento para usar el inodoro, se le llama encopresis .

El estreñimiento crónico generalmente requiere de varios meses de tratamiento y cooperación entre los padres, el niño y el médico para superar el problema. No se desanime si el problema vuelve durante estos meses. El recto está hecho de tejido muscular; cuando un niño ha tenido estreñimiento crónico, el músculo se estira. Puede llevar varios meses para que el músculo vuelva a su forma normal.

En raros casos, el estreñimiento en los niños puede ser provocado por otros problemas de salud, como:

Revise los síntomas de su hijo para decidir si su hijo debería ver a un médico y en qué momento.

Revise sus síntomas

¿Su hijo tiene estreñimiento ?
Estreñimiento
No
Estreñimiento
¿Qué edad tiene?
Menos de 3 meses
Menos de 3 meses
3 a 5 meses
3 a 5 meses
6 meses a 11 años
6 meses a 11 años
12 años o más
12 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿Su hijo tiene dolor de estómago de moderado a intenso?
Dolor abdominal
No
Dolor abdominal
¿Ha habido sangre en las heces o en el pañal de su hijo?
No es lo mismo la sangre que claramente proviene de un rasguño o de un área irritada de la piel.
Sangre en las heces o en el pañal
No
Sangre en las heces o en el pañal
¿Qué cantidad de sangre hubo?
Manchas rojas
Manchas rojizas en el pañal
Manchas rosáceas en el pañal
Manchas rosáceas en el pañal
Solo unos pocos rastros de sangre
Unas pocas vetas de sangre
¿Ha habido hilos de sangre en el pañal o en las heces durante más de 3 días?
Vetas de sangre en las heces durante más de 3 días
No
Vetas de sangre en las heces durante más de 3 días
¿Qué cantidad de sangre hubo?
Más que unos rastros de sangre
Más que solo vetas de sangre
Dos o más rastros de sangre
Dos o más vetas de sangre
Un rastro de sangre como máximo
Una veta de sangre como mucho
¿Su hijo ha tenido recientemente alguna lesión en el recto o en la vagina?
El maltrato físico, el abuso sexual y otras lesiones en estas áreas pueden causar diversos problemas. Algunos ejemplos son dolor y sangrado rectales, problemas urinarios, estreñimiento y sangrado vaginal.
El estreñimiento puede ser causado por una lesión reciente al recto o a la vagina
No
El estreñimiento puede ser causado por una lesión reciente al recto o a la vagina
¿El dolor le impide a su hijo evacuar el intestino?
El dolor en el recto impide las evacuaciones intestinales
No
El dolor en el recto impide las evacuaciones intestinales
¿Cree que un medicamento podría estar causando el estreñimiento?
Piense acerca de si el estreñimiento comenzó o no después de que su hijo empezó a tomar un medicamento nuevo o una dosis más alta de un medicamento.
Un medicamento puede estar causando estreñimiento
No
Un medicamento puede estar causando estreñimiento
¿Ha probado tratamiento en el hogar para el estreñimiento?
Ha probado el tratamiento en el hogar para el estreñimiento
No
Ha probado el tratamiento en el hogar para el estreñimiento
¿Ha probado tratamiento en el hogar durante más de 2 días (48 horas)?
Ha probado el tratamiento en el hogar durante más de 48 horas
No
Ha probado el tratamiento en el hogar durante más de 48 horas
¿Está comiendo menos de lo normal su bebé?
El bebé come menos de lo habitual
No
El bebé come menos de lo habitual
¿Ha probado tratamiento en el hogar durante más de 1 semana?
Ha probado el tratamiento en el hogar durante más de 1 semana
No
Ha probado el tratamiento en el hogar durante más de 1 semana
¿Le preocupa que su hijo esté teniendo una pérdida involuntaria de heces?
Los niños que tienen estreñimiento a veces tienen una pequeña pérdida involuntaria de líquido o heces por el recto. Por lo general, esto no es un problema grave.
Preocupación sobre la fuga de heces
No
Preocupación sobre la fuga de heces

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Lo que usted está buscando es un cambio en los hábitos intestinales habituales de su hijo.

  • Diarrea significa que el niño evacua con más frecuencia y que sus heces son más flojas que lo habitual.
  • Estreñimiento significa que el niño evacua con menos frecuencia que lo habitual.

Cada bebé y cada niño tienen diferentes hábitos intestinales. Lo que es "normal" para un niño podría no ser normal para otro. Por lo general:

  • Muchos recién nacidos tienen al menos 1 o 2 evacuaciones al día. Para el final de su primera semana de vida, es posible que lleguen a tener entre 5 y 10 evacuaciones al día. Podrían tener una evacuación después de cada toma.
  • Para las 6 semanas de edad, es posible que su bebé no tenga una evacuación todos los días. Esto no suele ser un problema siempre y cuando el bebé parezca estar cómodo y esté creciendo como se espera, y mientras las heces no sean duras.
  • Para los 4 años de edad, es normal que un niño tenga hasta 3 evacuaciones al día o tan solo 3 a la semana.

Cualquier punto dentro de estos rangos puede considerarse normal si el hábito es normal o habitual para su hijo.

Muchos medicamentos recetados y sin receta pueden causar estreñimiento. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Antiácidos.
  • Antidepresivos.
  • Algunos medicamentos para la presión arterial.
  • Medicamentos para el resfriado (antihistamínicos).
  • Suplementos de calcio y hierro.
  • Analgésicos (medicamentos para el dolor) opioides.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.
Dolor abdominal, 11 años o menos
Estreñimiento, 12 años o más

Tratamiento en el hogar

El estreñimiento generalmente puede ser tratado eficazmente en el hogar.

  • Asegúrese de que su hijo beba cantidades adecuadas de líquidos.
  • Si cambia de la leche materna a la de fórmula, dele a su bebé no más de 1 onza líquida (30 mL) a 2 onzas líquidas (60 mL) de agua y no más de 2 veces al día durante las primeras 2 a 3 semanas. Asegúrese de dar a su bebé la cantidad sugerida de leche de fórmula para su alimentación además del agua adicional entre las comidas. No le dé agua adicional por más de 3 semanas a menos que su médico se lo indique. No le dé agua corriente a un bebé menor de 2 meses.
  • Si su hijo tiene más de 6 meses, añada jugos de frutas, como por ejemplo de manzana, de pera o de ciruela, para aliviar el estreñimiento.
    • Después de la edad de 6 meses, dele 0.5 cucharada (7 mL) a 2 cucharadas (30 mL) de jugo de ciruela. Con el paso del tiempo vaya aumentando la cantidad poco a poco.
    • A la edad de 9 meses, añada 1.5 cucharadas (22 mL) a 3 cucharadas (45 mL) de ciruelas coladas por día.
  • Si los jugos de frutas no ayudan, añada alimentos para bebés con alto contenido de fibra, dos veces al día. Entre los alimentos ricos en fibra para bebés se encuentran los frijoles o los chícharos (arvejas) secos cocidos, los chabacanos (albaricoques), las ciruelas, los duraznos (melocotones), las peras y las espinacas.
  • Para niños de 12 meses de edad y mayores, añada alimentos con alto contenido de fibra. Una dieta con suficiente fibra (de 20 a 35 gramos al día) ayuda al cuerpo a formar heces blandas y con volumen.
    • Dele a su hijo al menos 1 taza de fruta al día. Opte por una fruta entera en vez de jugo de frutas.
    • Dele a su hijo al menos 1 taza de verduras al día.
    • Aumente la cantidad de alimentos con alto contenido de fibra, como hojuelas de salvado, panecillos ("muffins") de salvado, avena, arroz integral y frijoles. Ofrézcale a su hijo pan de trigo integral en vez de pan blanco.
    • Limite los alimentos que tienen poca o nada de fibra, como helados, queso, carne y alimentos procesados, si su hijo se estriñe fácilmente.
  • Masajee suavemente el abdomen de su hijo. Esto puede ayudar a aliviar las molestias. También puede hacer que su hijo se acueste boca arriba, con las piernas flexionadas sobre su abdomen, y gire sus piernas en sentido de las manecillas del reloj.
  • Si su hijo tiene dolor rectal porque no puede tener una evacuación, pruebe lo siguiente:
    • Un baño con agua tibia en la tina. Esto puede ayudar a relajar los músculos que normalmente mantienen las heces en el interior del recto (esfínter anal) y ayudar a evacuar las heces.
    • Si su hijo tiene 6 meses de edad o más y el baño con agua tibia no funciona, use 1 supositorio de glicerina para lubricar las heces y facilitar su eliminación. Use supositorios de glicerina solo una o dos veces. Si el estreñimiento no se alivia o se presenta nuevamente, consulte a su médico.
  • No les dé laxantes ni les haga enemas a los niños sin hablar primero con su médico. No debe ser necesario que los niños requieran un enema o un laxante para tener una evacuación.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si alguna de las siguientes cosas ocurre durante el tratamiento en el hogar:

  • El estreñimiento o los cambios en las heces persisten después de 48 horas de tratamiento en el hogar en un bebé de menos de 3 meses.
  • El estreñimiento persiste después de 1 semana de tratamiento en el hogar en un niño de 3 meses a 11 años.
  • Se presenta o aumenta el dolor rectal.
  • Se presenta o aumenta la sangre en las heces.
  • Los síntomas de su hijo se vuelven más graves o frecuentes.

Prevención

Alimentación

Para bebés menores de 12 meses:

  • Amamante a su bebé. El estreñimiento es raro en bebés amamantados.
  • Asegúrese de que esté añadiendo la cantidad correcta de agua a la leche de fórmula de su bebé.

Para niños de 12 meses de edad o mayores:

  • Asegúrese de que su hijo beba suficientes líquidos . Cuando el clima sea más cálido o cuando su hijo haga más ejercicio, asegúrese de que beba más líquidos.
  • Añada alimentos con alto contenido de fibra. Una alimentación con suficiente fibra (de 20 a 35 gramos al día) ayuda al cuerpo a formar heces blandas y con volumen.
    • Dele a su hijo al menos 1 taza de fruta al día. Opte por una fruta entera en vez de jugo de frutas.
    • Dele a su hijo al menos 1 taza de verduras al día.
  • Aumente la cantidad de alimentos con alto contenido de fibra, como hojuelas de salvado, panecillos ("muffins") de salvado, avena, arroz integral y frijoles. Ofrézcale a su hijo pan de trigo integral en vez de pan blanco.
  • Limite los alimentos que tienen poca o nada de fibra, como helados, queso, carne y alimentos procesados, si su hijo se estriñe fácilmente.
  • Dé un buen ejemplo a su hijo bebiendo abundantes líquidos y comiendo una dieta rica en fibra.

Entrenamiento para usar el baño

A veces, el estreñimiento se convierte en un problema cuando los niños empiezan a aprender a usar el baño:

  • Anime a su hijo a ir al baño cuando sienta ganas. Los intestinos envían señales cuando las heces necesitan ser evacuadas. Si su hijo no hace caso de las señales, las ganas desaparecerán y las heces eventualmente se resecarán y serán difíciles de evacuar.
  • Dedique momentos tranquilos para la evacuación. Las ganas suelen presentarse en algún momento después de las comidas. Establecer una rutina diaria para las evacuaciones, como después del desayuno, puede ayudar.
  • Asegúrese de que su hijo tenga un buen apoyo de pies mientras está en el baño. Esto le ayudará a flexionar las caderas y a poner la pelvis en una posición más normal, "en cuclillas", para evacuar.
  • Asegúrese de que su hijo haga suficiente ejercicio durante el día. Dé un buen ejemplo a su hijo, siguiendo rutinas saludables de alimentación, de ejercicio y de ir al baño.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar la afección de su hijo preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzó el estreñimiento?
  • ¿Con qué frecuencia tiene su hijo una evacuación del intestino normalmente?
  • ¿Son duras o blandas las heces?
  • ¿Tiene antecedentes de estreñimiento su hijo?
  • ¿Han ayudado a aliviar el estreñimiento la prevención o el tratamiento en el hogar?
  • Si su hijo sabe ir al baño, ¿ha manchado su ropa interior con heces blandas o líquidas?
  • ¿Ha tenido su hijo un cambio reciente en su dieta, en su rutina diaria o en el entorno?
  • ¿Ha comenzado recientemente su hijo a tomar un medicamento recetado o sin receta?
  • ¿Le está dando a su hijo remedios herbarios o vitaminas nuevos?
  • ¿Ha tenido su hijo más estrés recientemente?
  • ¿Tiene su hijo algún riesgo de salud ?

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado20 marzo, 2017