Exámenes y pruebas del tercer trimestre

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Exámenes y pruebas de rutina

En cada visita prenatal, usted puede anticipar que la pesen y que le revisen la orina y la presión arterial. Su profesional de la salud observará el crecimiento y la posición de su feto midiéndole a usted el tamaño del útero (altura uterina) y presionándole (palpándole) el abdomen.

Si su feto no está cabeza abajo (presentación de vértice) después de las 36 semanas (confirmado por la ecografía fetal ), su profesional de la salud podría tratar de girarlo suavemente desde afuera (versión). La versión conlleva algunos riesgos, y no todos los profesionales de la salud tienen capacitación en la realización de esta técnica. Para obtener más información, vea el tema Posición de nalgas y parto de nalgas.

Más adelante en el embarazo, su profesional de la salud:

  • Probablemente la revise para ver si tiene estreptococos del grupo B , los cuales pueden causar enfermedad grave, discapacidad o muerte del recién nacido. Esto se hace frotando las zonas vaginal y rectal con un hisopo de algodón. Si la prueba arroja un resultado positivo de estreptococos del grupo B, la tratarán con antibióticos durante el trabajo de parto.
  • Revisará cuánto ha descendido la cabeza del bebé en la pelvis. Cerca del momento del parto, la revisarán para ver si su cuello uterino ha comenzado a dilatarse y a abrirse (borramiento y dilatación del cuello uterino ).
  • Tal vez le haga una prueba de hepatitis B . Si su prueba arroja un resultado positivo de infección por hepatitis B, su bebé recibirá la vacuna contra la hepatitis y la inmunoglobulina contra la hepatitis B (HBIG) dentro de las 12 horas de nacido.

Pruebas adicionales

Los expertos recomiendan que todas las mujeres embarazadas se hagan una prueba de detección de la depresión durante el embarazo. La depresión es común durante el embarazo y en el período de posparto. Si usted tiene síntomas de depresión durante el embarazo o está deprimida y descubre que está embarazada, elabore un plan de tratamiento con su médico inmediatamente. No tratar la depresión puede causar problemas durante el embarazo y el parto. Para determinar si está deprimida, su proveedor de atención de salud le hará preguntas acerca de su salud y sus sentimientos.

Más adelante en el embarazo, el profesional de la salud puede recomendarle una amniocentesis si hay inquietudes acerca de una infección del líquido amniótico . O la prueba puede hacerse para detectar ciertos tipos de infecciones u otros problemas poco comunes en el bebé.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Rebecca Sue Uranga, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado21 noviembre, 2017