Exposición a temperaturas bajas

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Es fácil enfriarse rápidamente si se está al aire libre en tiempo húmedo, con mucho viento o frío . La exposición a temperaturas bajas puede suceder también si se pasa tiempo en una vivienda u otro edificio que no tenga una buena calefacción durante el tiempo de frío.

Lesiones por exposición a temperaturas bajas

  • La "precongelación" generalmente afecta la piel de la cara, las orejas o la punta de los dedos. La precongelación puede causar entumecimiento o piel de color blanco azulado durante un tiempo breve, pero la sensibilidad y el color normal regresan rápidamente cuando se calienta. No hay daño permanente al tejido.
  • Las quemaduras por congelación se dan cuando se congelan la piel y los tejidos debajo de la piel, debido a temperaturas por debajo del punto de congelación. La piel congelada tiene un aspecto pálido o azul y está fría, entumecida y rígida o gomosa al tacto.
  • Las lesiones por frío, como el pie de trinchera o sabañón , pueden causar palidez y ampollas en la piel, de manera similar a la congelación, una vez que se ha entibiado la piel. Estas lesiones ocurren debido a la exposición prolongada al frío, pero no a temperaturas de congelamiento. En realidad la piel no se congela.
  • El dolor en los ojos o los cambios en la visión causados por exposición al frío ocurren la mayoría de las veces en personas que tratan de mantener los ojos abiertos en situaciones de vientos fuertes, frío o durante actividades, como andar en motonieve o esquiar a campo traviesa. La ceguera por nieve no está causada directamente por las bajas temperaturas, sino que ocurre en condiciones con nieve. La luz solar que se refleja sobre la nieve puede causar una lesión o quemadura en la córnea. Los párpados pueden inflamarse y volverse rojos. Los ojos pueden sentirse secos como si tuvieran arena.
  • Una temperatura corporal anormalmente baja (hipotermia ) ocurre cuando el cuerpo pierde calor con mayor rapidez que con la que lo produce. (Es posible que existan otros motivos por los cuales una persona tiene temperatura corporal baja. Para obtener más información, vea el tema Temperatura corporal ). Los primeros síntomas de la hipotermia incluyen escalofríos en adultos y niños mayores, movimientos torpes, apatía (indiferencia), falta de discernimiento, y piel fría, pálida o gris azulada. La hipotermia es una situación de urgencia médica: puede provocar rápidamente la pérdida del conocimiento y la muerte si no se detiene la pérdida de calor.

Factores de riesgo de lesiones por exposición al frío

Hay muchos factores que aumentan el riesgo de una lesión por exposición a temperaturas bajas.

Muchas personas tienen las manos o los pies fríos, lo cual a menudo es molesto pero no es un problema serio de salud. Es más probable que sienta frío fácilmente si:

  • No tiene mucha grasa corporal. La grasa debajo de la piel ayuda a mantener el calor. Las personas que tienen poca grasa corporal pueden ser más susceptibles de tener hipotermia. Los bebés, los adultos mayores o enfermos, o las personas desnutridas tienen poca grasa corporal.
  • Fuma cigarrillos o bebe cafeína. La nicotina (del tabaco) y la cafeína causan estrechamiento de los vasos sanguíneos en las manos y los pies. Cuando los vasos sanguíneos se estrechan, fluye menos sangre a estas zonas, causando que las manos y los pies se sientan fríos.
  • Está bajo mucha tensión o se siente cansado. El estrés crónico o la ansiedad pueden hacer que su sistema nervioso libere adrenalina, la cual provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos que aportan sangre a las manos y los pies.
  • Tiene una afección médica como hipotiroidismo o fenómeno de Raynaud , que hace que sea más sensible o que tenga una reacción más intensa a las temperaturas bajas.

Si ha estado expuesto al frío, las medidas de primeros auxilios pueden calentarlo e incluso podrían salvarle la vida.

Revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Tiene algún problema como consecuencia de la exposición a temperaturas bajas?
Estos podrían incluir problemas como congelación o hipotermia.
Problema de exposición al frío
No
Problema de exposición al frío
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Menos de 12 años
12 años o más
12 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿Se desmayó por completo (perdió el conocimiento)?
Perdió el conocimiento
No
Perdió el conocimiento
Si usted está respondiendo por otra persona: ¿La persona está inconsciente ahora?
(Si está respondiendo esta pregunta por usted mismo, responda no).
Está inconsciente ahora
No
Está inconsciente ahora
¿Ha recuperado su nivel normal de lucidez mental?
Después de desmayarse, es normal sentirse un poco confuso, débil o aturdido cuando se despierta o vuelve en sí. Pero a menos que algo más esté mal, estos síntomas deberían desaparecer bastante rápido y usted pronto se debería sentir tan despierto y alerta como lo está normalmente.
Ha recuperado la normalidad después de perder el conocimiento
No
Ha recuperado la normalidad después de perder el conocimiento
¿La pérdida del conocimiento se produjo durante las últimas 24 horas?
Pérdida del conocimiento en las últimas 24 horas
No
Pérdida del conocimiento en las últimas 24 horas
La hipotermia es una temperatura corporal anormalmente baja. Ocurre cuando el cuerpo se enfría y comienza a perder calor más rápido de lo que tarda en generarlo.
Síntomas de hipotermia
No
Síntomas de hipotermia
Síntomas de hipotermia grave
No
Síntomas de hipotermia grave
Baja temperatura corporal
No
Baja temperatura corporal
Síntomas de lesiones cutáneas a causa del frío
No
Síntomas de lesiones cutáneas a causa del frío
¿La piel parece dura y rígida como un bloque de madera?
Piel endurecida y rígida
No
Piel endurecida y rígida
¿Ha intentado recalentar la piel durante más de 1 hora?
Puede calentar pequeñas áreas soplando aire caliente sobre ellas, colocándolas dentro de ropa o sumergiéndolas en agua tibia.
Recalentamiento durante más de 1 hora
No
Recalentamiento durante más de 1 hora
¿Aún tiene síntomas a pesar de haber intentado recalentar el área?
Los síntomas continúan a pesar del recalentamiento
No
Los síntomas continúan a pesar del recalentamiento
¿Ha tenido nuevos cambios en la visión o problemas en los ojos?
Estos podrían ser causados por la luz solar que se refleja en la nieve. Es posible que transcurran de 6 a 8 horas después de la exposición antes de que usted note algún problema.
Cambios en los ojos o en la vista
No
Cambios en los ojos o en la vista
¿Tiene algún dolor en los ojos?
Dolor en el ojo
No
Dolor en el ojo
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala del 0 al 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Dolor intenso
5 a 7: Dolor moderado
Dolor moderado
1 a 4: Dolor leve
Dolor leve
¿Ha tenido cambios nuevos en la visión?
Estos podrían incluir pérdida de la visión, visión doble o nuevos problemas para ver con claridad.
Nuevos cambios en la vista
No
Nuevos cambios en la vista
¿La luz hace que le duelan los ojos?
Sensibilidad a la luz
No
Sensibilidad a la luz
¿La luz le lastima tanto que tiene problemas para abrir los ojos?
Dificultad para abrir los ojos por las molestias debido a la luz
No
Dificultad para abrir los ojos por las molestias debido a la luz
¿La piel tiende a presentar alguna reacción extrema a las temperaturas bajas ?
Sensibilidad al frío en repetidas ocasiones
No
Sensibilidad al frío en repetidas ocasiones

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Dolor en niños menores de 3 años

Puede ser difícil saber cuánto dolor siente un bebé o un niño pequeño.

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el bebé no puede dormir, no puede estar cómodo y llora constantemente sin importar lo que usted haga. Es posible que el bebé patee, cierre los puños o haga muecas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El bebé está muy molesto, se aferra mucho a usted y podría tener problemas para dormir, pero responde cuando usted intenta calmarlo.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El bebé está un poco molesto y se aferra un poco a usted, pero responde cuando usted intenta calmarlo.

Los primeros síntomas de hipotermia podrían incluir:

  • Tiritar.
  • Piel fría, pálida o de color gris azulado.
  • Movimientos torpes.
  • Juicio deficiente y falta de interés o de preocupación sobre lo que está sucediendo.
  • No hablar claramente.

Una lesión por frío en la piel podría causar:

  • Dolor intenso.
  • Entumecimiento, hormigueo o sensación de pinchazos.
  • Piel dura, rígida, brillante o gomosa.
  • Piel fría, pálida, blanca, púrpura rosácea o gris azulada.
  • Ampollas o llagas.

La baja temperatura corporal significa:

  • En un adulto o en un niño mayor, 95°F (35°C) o menos.
  • En un bebé, 97°F (36.1°C) o menos. La temperatura rectal es la más precisa.

La piel de algunas personas es muy sensible a las temperaturas bajas y reacciona en forma anormal. Por ejemplo:

  • Los dedos de las manos, los dedos de los pies, la nariz o las orejas podrían volverse pálidos o blancos. Luego, podrían volverse de color azulado.
  • Estas zonas podrían entumecerse o tener hormigueo y sentirse muy frías al tacto.
  • A medida que las zonas se entibian, podrían volverse rojizas y comenzar a palpitar.

Los síntomas de hipotermia grave podrían incluir:

  • Tropezar y tener problemas para caminar.
  • Debilidad, confusión o somnolencia extrema.
  • Respiración lenta y superficial.
  • Pulso lento o irregular.
  • Desmayo.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Tratamiento en el hogar

La mayoría de las lesiones menores por frío sanarán por sí mismas, y el tratamiento en el hogar suele ser lo único que se necesita para aliviar los síntomas y favorecer la sanación. Pero si cree que podría tener una lesión por frío más grave, utilice medidas de primeros auxilios mientras coordina que su médico le realice una evaluación. Estas medidas de primeros auxilios pueden ser utilizadas también para niños. Asegúrese de calentar con mantas todo el cuerpo del niño, así como las partes lesionadas por el frío.

  • Si tiene hipotermia , aplique de inmediato las medidas de primeros auxilios . Mantenga la calma, encuentre un refugio, cámbiese la ropa mojada, manténgase en movimiento y beba líquidos tibios para prevenir pérdida de calor adicional y para irse calentando poco a poco.
  • Si se enfrían o se congelan zonas pequeñas de su cuerpo (orejas, cara, nariz, dedos de las manos o de los pies), pruebe con primeros auxilios en el hogar para calentar estas zonas y prevenir lesiones adicionales en la piel. Caliente zonas pequeñas soplando aire caliente sobre ellas, metiéndolas bajo su ropa o poniéndolas en agua tibia.

La piel congelada puede estar más sensible después de una lesión por frío. La zona lesionada de la piel debe ser protegida con protector solar y ropa protectora para prevenir daño adicional a la piel. También es posible que el color de la piel lesionada cambie con el tiempo.

Aplíquese sábila (aloe vera) u otra crema humectante, como Lubriderm o Keri, para la dermatitis por viento. Aplíquesela con frecuencia. Hay poco que puede hacer para impedir que se despelleje la piel después de una dermatitis por viento -es parte del proceso de sanación- pero el tratamiento en el hogar puede hacer que su piel se sienta mejor.

Use lágrimas artificiales de venta libre calentadas a la temperatura del cuerpo para humectar y aliviar los ojos que se han enfriado, lesionado o resecado debido a la exposición al frío o al viento.

Medicamentos que puede comprar sin receta
Pruebe algún medicamento de venta libre para ayudar a tratar la fiebre o el dolor:

Hable con el médico de su hijo antes de alternar entre dosis de acetaminofén e ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que le administre demasiado medicamento a su hijo.

Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando use medicamentos de venta libre:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las instrucciones que vienen en el frasco y la caja del medicamento.
  • No tome más de la dosis recomendada.
  • No tome un medicamento si ha tenido alguna reacción alérgica a este en el pasado.
  • Si le han dicho que evite tomar un medicamento, llame a su médico antes de tomarlo.
  • Si está o pudiera estar embarazada, no tome ningún medicamento salvo acetaminofén, a menos que su médico se lo haya indicado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años , a menos que su médico le indique que lo haga.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si ocurre alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Se producen síntomas de una infección de piel , como enrojecimiento, hinchazón o pus.
  • Aparecen ampollas después de que comienza el tratamiento en el hogar.
  • Los síntomas no han mejorado o han empeorado después de 1 hora de tratamiento para recuperar la temperatura.
  • Los síntomas empeoran o son más frecuentes.

Prevención

Muchas lesiones por frío pueden prevenirse protegiéndose usted mismo cuando está al aire libre en tiempo frío.

Consejos generales

  • Si va a ir a un área despoblada, lleve un botiquín de emergencia para que esté preparado para condiciones climatológicas de frío, humedad o viento que pudieran presentarse.
  • Diríjase hacia un refugio para protegerse del viento y de la lluvia si está mojado o con frío.
  • Evite realizar demasiada actividad y sudar. La sudoración aumenta la pérdida de calor a través de la evaporación, por eso sentirá frío.
  • Evite tocar cosas metálicas, especialmente con las manos mojadas, ya que esto le hará sentir más frío y puede causarle congelación.

Consejos de nutrición

  • Ingiera suficientes alimentos para ayudar a mantener el calor corporal. Lleve alimentos ricos en calorías, como dulces y mezcla de frutos secos ("trail mix"), cuando salga en tiempo frío.
  • Beba suficiente agua. Lleve agua de sobra y bébala cada hora. Su orina debe ser clara, no amarilla ni anaranjada. Si no está orinando cada 2 o 3 horas, es probable que no esté bebiendo suficientes líquidos.
  • No ingiera bebidas alcohólicas. El alcohol:
    • Interfiere en la capacidad de su cuerpo de regular la temperatura corporal.
    • Afecta el discernimiento. Por ejemplo, es posible que una persona no se ponga más ropa cuando sea necesario si su sentido común ha sido alterado por el alcohol.
    • Puede hacer que se dilaten los vasos sanguíneos de su piel. Esto aumenta la pérdida de calor.
    • Reduce su capacidad para sentir el frío debido a que deprime el sistema nervioso.
  • No consuma cafeína y no fume mientras esté en el frío. La nicotina (del tabaco) y la cafeína causan estrechamiento de los vasos sanguíneos en las manos y los pies. Cuando los vasos sanguíneos se estrechan, fluye menos sangre a estas zonas, causando que las manos y los pies se sientan fríos.

Consejos para vestirse

  • Use ropa y zapatos adecuados . Tenga ropa protectora y mantas adicionales en su automóvil en caso de que se le descomponga el auto en un área apartada. Conozca las diferentes formas en las que el cuerpo pierde calor de manera que pueda protegerse de la exposición al frío.
  • Mantenga sus manos y pies secos. Use mitones en lugar de guantes. Use calcetines que retengan el calor y repelan la humedad de su piel.
  • Si está planeando realizar actividades al aire libre, proteja sus ojos del frío y del viento con lentes o anteojos protectores.

Medidas de prevención para niños

Es posible que los niños no sean conscientes de las temperaturas bajas. Es necesario que los padres entiendan las formas en las que el cuerpo pierde calor y:

  • Limiten el tiempo que un niño está afuera expuesto al frío, la humedad o el viento.
  • Vistan a los niños apropiadamente de acuerdo a las condiciones climáticas. Recuerde la palabra en inglés C-O-L-D:
    • "Cover" (Cubra) la cabeza, el cuello y la cara de su hijo en la mayor medida posible, dado que puede haber mucha pérdida de calor en estas zonas. Estas zonas también están en riesgo de precongelación o congelación . Aplique protector para los labios.
    • "Overexertion" (Esfuerzo excesivo) (ser demasiado activo) puede provocar que su hijo sude y se enfríe más rápidamente. La sudoración ocasiona que la ropa se humedezca y aumente la pérdida de calor.
    • "Layers" (Vista a su hijo con capas) de ropa lo mantendrán abrigado y lo protegerán mejor del viento y del frío.
    • "Dry" (Seque) es clave en la prevención de lesiones por frío. Mantener a su hijo seco con ropa impermeable reduce la pérdida de calor.
  • Mantengan una estrecha vigilancia del calor corporal de sus hijos incluso en el verano, cuando naden en un lago o en una alberca (piscina) durante mucho tiempo.
  • Les enseñen a sus hijos a que eviten tocar metales fríos con las manos descubiertas o lamer objetos metálicos extremadamente fríos. El frío se transmite con mayor facilidad a través del metal y aumenta el riesgo de una lesión por frío, como, por ejemplo, una congelación. Además, la lengua de su hijo podría adherirse al metal frío y podría ser difícil despegarla.

Las personas de más edad o poco activas pueden prevenir la hipotermia en sitios interiores usando ropa caliente mientras están adentro y manteniendo la temperatura ambiente por encima de los 65°F (18°C).

Tenga presente que algunos estados financian programas para ayudar a familias de bajos ingresos a añadir aislamiento a sus hogares para mantener a la familia caliente. Además, algunas familias de bajos ingresos pueden reunir las condiciones necesarias para obtener ayuda para el pago de sus cuentas de calefacción. Contacte a la entidad estatal o local de energía o a la compañía de energía eléctrica o de gas para obtener más información.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus síntomas principales?
  • ¿Por cuánto tiempo ha tenido síntomas?
  • ¿Cómo estaba el tiempo cuando estuvo al aire libre y comenzaron sus síntomas?
  • ¿Durante cuánto tiempo estuvo expuesto a temperaturas frías?
  • ¿Ha tenido lesiones por frío antes? ¿Tiene algún problema continuo a causa de ellas?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar de primeros auxilios ha probado? ¿Le ayudaron?
  • Si su piel se congeló, ¿durante cuánto tiempo se congeló? ¿Volvió a calentarse? ¿Volvió a congelarse?
  • ¿Estaba usted consumiendo alguna droga ilegal, alcohol o tabaco en el momento de su exposición al frío?
  • ¿Está tomando actualmente algún medicamento? Si ese es el caso, ¿está siguiendo la dosificación y el horario recetados? ¿Ha habido algún cambio reciente en su dosificación o en su horario?
  • ¿Tiene algún riesgo de salud ?

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 marzo, 2017