Extracción de un diente

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La enfermedad de las encías puede aflojar o producir graves daños en un diente. Un diente gravemente dañado podría tener que extraerse. Su dentista o un cirujano que se especializa en cirugías de la boca ( cirujano oral y maxilofacial ) puede extraer un diente.

Antes de extraerle el diente, su dentista le administrará un anestésico local para adormecer la zona de la que se extraerá el diente. Se puede usar anestesia general , que es más potente, especialmente si le van a extraer varios o todos los dientes. La anestesia general previene el dolor en todo el cuerpo y hará que usted duerma durante el procedimiento.

Después de que se haya extraído el diente, es posible que necesite puntos de sutura. Puede morder suavemente una gasa de algodón colocada sobre la herida para ayudar a detener el sangrado. Se puede sustituir el diente que se ha extraído con un implante, una dentadura postiza o un puente. Un puente sirve para reemplazar uno o más dientes (pero no todos ellos) y puede ser permanente o de quita y pon.

Qué esperar después de la cirugía

En la mayoría de los casos, el tiempo de recuperación es de solo unos pocos días. Los siguientes consejos ayudarán a acelerar su recuperación:

  • Tome analgésicos (medicamentos para el dolor) según se los recete el dentista o el cirujano oral. Para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón, aplíquese hielo o una compresa fría en la parte de afuera de la boca por entre 10 y 20 minutos cada vez. Póngase un paño delgado entre el hielo y la piel.
  • Después de 24 horas, enjuáguese la boca suavemente con agua tibia y salada varias veces al día para reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Prepare su propia agua salada mezclando 1 cucharadita (5 g) de sal en un vaso de tamaño mediano [8 onzas líquidas (240 mL)] de agua tibia. No se enjuague con mucha fuerza. Esto puede aflojar el coágulo de sangre y retrasar la curación.
  • Cambie la gasa antes de que se empape de sangre.
  • Relájese después de la cirugía. La actividad física puede aumentar el sangrado.
  • Evite fumar o cualquier otra variante del tabaco o la nicotina, incluyendo los cigarrillos electrónicos.
  • Coma alimentos blandos, como gelatina, pudín o una sopa aguada. Poco a poco, añada alimentos sólidos a su dieta a medida que sane.
  • No se acueste en posición horizontal. Esto puede prolongar el sangrado. Eleve la cabeza con almohadas.
  • Evite frotar la zona con la lengua.
  • No haga movimientos de succión, como al usar una pajita (popote) para beber.
  • Continúe cepillándose los dientes y la lengua con cuidado.

Después de que se haya extraído el diente, es posible que necesite puntos de sutura. Algunos puntos se disuelven con el tiempo y otros tienen que extraerse después de unos pocos días. Su dentista le dirá si es necesario quitarle los puntos de sutura.

Por qué se hace

Es necesario extraer un diente cuando la caries o un absceso dental es tan grave que ningún otro tratamiento curará la infección.

Eficacia

Extraer un diente puede ayudar a evitar que una infección se extienda a otras zonas de la boca.

Riesgos

Determinados procedimientos dentales pueden hacer que las bacterias presentes en la boca ingresen en el torrente sanguíneo y provoquen infecciones en otras partes del cuerpo. Las personas que tienen dificultades para combatir las infecciones podrían necesitar antibióticos antes y después de una cirugía dental. Es posible que deba tomar antibióticos si:

  • Tiene ciertos problemas del corazón debido a los cuales es peligroso que usted tenga una infección cardíaca que se llama endocarditis .
  • Tiene un sistema inmunitario deteriorado .
  • Le han realizado cirugías mayores recientemente o tiene partes del cuerpo artificiales, como una cadera o una válvula cardíaca artificiales.

Después de una extracción, se forma un coágulo sanguíneo en el alvéolo. El coágulo protege el hueso mientras tiene lugar el proceso de sanación. Si ese coágulo sanguíneo se afloja o se desprende, usted podría tener un alvéolo seco, en cuyo caso el hueso está expuesto. Los alvéolos secos pueden durar varios días y pueden provocar dolor intenso que en ocasiones incluye dolor de oído.

Para pensar

La extracción de un diente debería hacerse lo antes posible para evitar la propagación de una infección y problemas más serios. En casos en los que un tratamiento de conducto radicular podría no salvar el diente, es posible que el dentista le recomiende extraer el diente y colocar un puente o un implante .

Fumar o usar tabaco de mascar retrasa la sanación y reduce su capacidad para combatir una infección en las encías. Por lo tanto, para sanar bien después de la cirugía, es mejor que abandone todo uso del tabaco. Si fuma, el movimiento de succión al inhalar podría aflojar o desprender el coágulo de sangre que es importante para poder sanar. Para conocer más detalles, vea el tema Cómo dejar de fumar .

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Arden Christen, DDS, MSD, MA, FACD - Odontología

Revisado7 mayo, 2017