Extracción quirúrgica de uña para infecciones micóticas de la uña

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La extracción quirúrgica de uña se puede hacer para las infecciones micóticas (por hongos) de las uñas que son graves o recurrentes. Se puede eliminar la uña entera (avulsión) o solo parte de la uña (desbridamiento).

La extracción quirúrgica de uña puede hacerse en una clínica o en el consultorio médico. Su médico le dará una inyección en el dedo de la mano o del pie para prevenir el dolor. A continuación aflojará la piel que rodea la uña (pliegues de la uña) y separará la uña de la piel mediante un instrumento que se coloca debajo de la uña. Si solo parte de la uña está afectada, solamente se eliminará la parte afectada.

Si quiere evitar infecciones futuras evitando que la uña vuelva a crecer, su médico puede destruir la matriz ungueal. Esto se consigue mediante la aplicación de un producto químico en la zona de la cutícula después de haber eliminado la lámina ungueal.

Se aplica una pomada a la herida, la cual se cubre con gasa y esparadrapo a continuación.

Qué esperar después de la cirugía

Si su médico le dijo cómo cuidarse la herida, siga las instrucciones de su médico. Si no recibió instrucciones, siga estos consejos generales:

  • Después de las primeras 24 a 48 horas, lave la zona de alrededor de la herida con agua limpia 2 veces al día. No use peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) ni alcohol porque pueden retrasar la sanación.
  • Puede cubrir la herida con una capa delgada de vaselina y una venda no adherente.
  • Aplíquese más vaselina y cámbiese la venda cuando lo necesite.

La herida debería sanar en unas pocas semanas. Las uñas de la mano pueden tardar 6 meses en volver a crecer, y las uñas de los pies pueden tardar entre 12 y 18 meses en volver a crecer.

Por qué se hace

La extracción quirúrgica de uña se suele hacer solo cuando una gran parte de la uña está afectada y dañada o si las uñas duelen mucho. En algunos casos, solo se elimina la porción afectada y no toda la uña. Este procedimiento rara vez es necesario.

Eficacia

Después de que se haya eliminado la uña afectada, la infección puede tratarse adicionalmente mediante la aplicación de una crema antimicótica a la zona infectada restante o tomando un medicamento antimicótico oral.

Riesgos

Los riesgos de este procedimiento incluyen:

  • Dolor.
  • Infección. Puede reducir el riesgo de infección manteniendo limpia la zona.
  • Crecimiento anormal de la uña. Cuando la uña crece de nuevo, puede tener una forma y apariencia extrañas.

Para pensar

La extracción de uña hace que sea posible aplicar una crema antimicótica directamente a la zona infectada, lo que aumenta la probabilidad de poder curar la infección.

Para una infección micótica crónica grave de la uña, puede optar por destruir la matriz ungueal durante el procedimiento de extracción. Este tratamiento evita que una uña enferma o desfigurada vuelva a crecer.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Patrice Burgess, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Ellen K. Roh, MD - Dermatología

Revisado5 octubre, 2017