Factores de riesgo para la osteoporosis

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El riesgo de tener osteoporosis aumenta con la edad a medida que los huesos se vuelven naturalmente más delgados. Después de los 30 años, la velocidad con la que se disuelve el tejido óseo y es absorbido por el organismo aumenta lentamente, mientras que la velocidad de la formación de hueso disminuye. Por lo tanto, en total usted tiene una pequeña disminución de masa ósea cada año a partir de los 30 años.

En las mujeres, la disminución de masa ósea es más rápida y generalmente comienza después de la interrupción de los períodos menstruales regulares, cuando se vuelve más lenta la producción de la hormona estrógeno de una mujer (normalmente entre los 45 y 55 años de edad). El adelgazamiento de los huesos de un hombre suele comenzar a producirse en forma gradual cuando se vuelve más lenta su producción de la hormona testosterona, aproximadamente entre los 45 y 50 años de edad. Las mujeres suelen tener huesos más pequeños y livianos que los hombres. Como resultado, las mujeres desarrollan osteoporosis mucho más a menudo que los hombres. La osteoporosis en general no tiene un efecto notorio en las personas hasta que tienen 60 años de edad o más.

El hecho de que una persona llegue a tener osteoporosis depende del grosor de los huesos ( densidad ósea ) en los primeros años de vida, así como de la salud, la dieta y la actividad física más adelante. Los factores que aumentan el riesgo de osteoporosis tanto en hombres como mujeres incluyen:

  • Tener antecedentes familiares de osteoporosis. Si su madre, padre o un hermano ha tenido un diagnóstico de osteoporosis o ha experimentado fractura de huesos a causa de una lesión menor, usted tiene mayores probabilidades de llegar a tener osteoporosis.
  • Factores de estilo de vida. Estos incluyen:
    • Fumar. Las personas que fuman pierden densidad ósea con mayor rapidez que los no fumadores.
    • Consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede disminuir la formación de hueso y aumenta el riesgo de caídas. Un consumo excesivo de alcohol es más de 2 bebidas al día para los hombres y más de 1 bebida al día para las mujeres. Vea imágenes de bebidas alcohólicas estándares .
    • Hacer muy poco o nada de ejercicio. Los ejercicios de soporte de peso, como caminar, trotar, subir escaleras, bailar o levantar pesas, hacen que los huesos se mantengan fuertes y sanos, haciendo que los músculos y los huesos se ejerciten contra la gravedad. El ejercicio puede mejorar su equilibrio y reducir su riesgo de caerse.
    • Tener contextura pequeña o delgada. Las personas delgadas y aquellas de contextura pequeña tienen mayores probabilidades de llegar a tener osteoporosis. Pero tener sobrepeso pone a las mujeres en riesgo de otras afecciones médicas serias, incluyendo diabetes tipo 2 , presión arterial alta y enfermedad de las arterias coronarias (CAD, por sus siglas en inglés). Para obtener más información, vea el tema Manejo del peso .
    • Una dieta con pocos alimentos que contienen calcio y vitamina D .
  • Tener determinadas afecciones médicas. Algunas afecciones médicas , como hipertiroidismo o hiperparatiroidismo , le hacen correr un riesgo mayor de osteoporosis.
  • Tomar ciertos medicamentos. Varios medicamentos , como corticosteroides utilizados por períodos prolongados, causan adelgazamiento de los huesos.
  • Someterse a ciertas cirugías, como la extracción de los ovarios antes de la menopausia.

Otros factores de riesgo para la osteoporosis pueden incluir:

  • Ser de origen europeo y asiático, las personas con mayores probabilidades de tener osteoporosis.
  • Permanecer inactivo o estar postrado en cama por largos períodos de tiempo.
  • Hacer dieta demasiado o tener un trastorno alimentario, como anorexia nerviosa .
  • Ser una mujer deportista, si tiene ciclos menstruales con poca frecuencia debido a la grasa corporal baja.

Las mujeres que han pasado por la menopausia tienen el mayor riesgo de tener osteoporosis debido a la caída en sus niveles de la hormona estrógeno . El estrógeno protege a las mujeres de la disminución de masa ósea. Del mismo modo, las mujeres que ya no tienen períodos menstruales, ya sea porque sus ovarios no funcionan correctamente o porque se les han extraído los ovarios mediante cirugía, también pueden tener niveles más bajos de estrógeno.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Carla J. Herman, MD, MPH - Medicina Geriátrica

Revisado7 diciembre, 2017