Fisioterapia para la artritis de rodilla

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La artritis de rodilla que le causa dolor puede impedirle estar tan activo como usted necesitaría estar. Es posible que no camine tanto como antes. O tal vez evite subir y bajar escaleras. Pero cuando usted no mueve esa rodilla lo suficiente, los ligamentos, tendones y músculos que la rodean pueden acortarse y debilitarse.

El movimiento además genera una acción de bombeo que hace que entre y salga líquido del espacio articular, lo cual ayuda a que la rodilla se mantenga saludable. Cuando usted no se mueve lo suficiente, pierde parte de esa acción natural de bombeo.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia con la artritis de la rodilla?

La meta de la fisioterapia es hacer que las tareas y las actividades diarias sean más fáciles. Por ejemplo, podría ayudarle a caminar, a subir escaleras o a acostarse y levantarse de la cama.

Los fisioterapeutas proporcionan tratamientos que usted puede necesitar cuando el dolor en la rodilla dificulta la movilidad y la realización de las tareas cotidianas. Estos tratamientos pueden ayudarle a moverse mejor y a aliviar el dolor.

Es posible que usted solo pueda tener un par de sesiones con un fisioterapeuta. Pero usted puede aprender mucho, incluyendo:

  • Cómo funciona su rodilla y qué efectos tiene la artritis en la articulación.
  • Maneras de ejercer menos presión en la rodilla, como, por ejemplo, no cargar cosas pesadas, bajar el peso que tiene de más o utilizar un bastón.
  • Cómo utilizar calor o frío en casa para aliviar el dolor.
  • Ideas de actividades y ejercicios para fortalecer la rodilla.

¿Cómo funciona la fisioterapia para la artritis de la rodilla?

Después de examinarle la rodilla, el fisioterapeuta colaborará con usted para elaborar un plan de tratamiento que se ajuste precisamente al problema que usted tiene y a sus necesidades. Las metas pueden incluir reducir el dolor y la hinchazón y aumentar su flexibilidad, fuerza, equilibrio y resistencia.

Su terapeuta puede utilizar:

El terapeuta también puede usar calor y frío y puede enseñarle a usar estas técnicas.

La fisioterapia casi siempre incluye hacer ejercicio. Puede incluir estiramiento, ejercicios para los músculos del tronco , aumentar la fuerza y caminar. Es posible que aprenda ejercicios que le ayuden de maneras sorprendentes; tener músculos fuertes en el tronco y las caderas puede ayudar a controlar el dolor de rodilla y aumentar su capacidad para estar activo. Su terapeuta también le enseñará ejercicios que puede hacer en el hogar.

Su terapeuta tal vez considere si algún tipo de aparato ortopédico para la rodilla puede ayudarle.

¿Es dolorosa la fisioterapia?

Algunos tipos de fisioterapia pueden provocar dolor o incluso hinchazón. Si siente molestias, no dude en informar a su terapeuta.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado10 octubre, 2017