Fotocoagulación infrarroja para las hemorroides

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

La fotocoagulación infrarroja (también llamada terapia de coagulación) es un procedimiento médico usado para tratar hemorroides de tamaño pequeño y mediano. Este tratamiento es solamente para las hemorroides internas. Durante el procedimiento, el médico usa un dispositivo que crea un haz intenso de luz infrarroja. El calor creado por la luz infrarroja produce tejido cicatricial, el cual interrumpe la irrigación de la sangre a la hemorroide. La hemorroide muere, y se forma una cicatriz en la pared del conducto anal. El tejido cicatricial mantiene las venas cercanas en su lugar para que no protruyan en el conducto anal.

Solo se puede tratar una hemorroide por vez. Otras hemorroides pueden tratarse a intervalos de 10 a 14 días.

Este procedimiento médico puede hacerse con otros dispositivos, como un láser o una corriente eléctrica, que también interrumpen la irrigación de sangre a una hemorroide.

La fotocoagulación infrarroja se hace en el consultorio de un médico. Es posible que sienta calor y algo de dolor durante el procedimiento. Después, es posible que tenga una sensación de llenura en la parte inferior del abdomen. O tal vez sienta como si tuviera ganas de evacuar el intestino.

Qué esperar después del tratamiento

Sale sangre del ano después de 7 a 10 días del procedimiento, cuando se cae la hemorroide. El sangrado suele ser ligero y se detiene solo.

  • Usted puede usar analgésicos (medicamentos para el dolor) leves y sentarse en una bañera poco profunda con agua tibia (baño de asiento) por 15 minutos a la vez para aliviar el malestar.
  • Para reducir el riesgo de sangrado, evite tomar aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) por 4 a 5 días tanto antes como después de la fotocoagulación infrarroja.
  • Los médicos recomiendan tomar ablandadores de heces que contengan fibra para asegurar evacuaciones suaves. Si se esfuerza durante las evacuaciones, las hemorroides podrían reaparecer.

Por qué se hace

Los médicos recomiendan la terapia de coagulación en los casos donde las hemorroides internas continúan causando síntomas después del tratamiento en el hogar.

Eficacia

La fotocoagulación infrarroja funciona para aproximadamente entre 7 y 10 de cada 10 personas que se la hacen. Pero las mejorías tal vez no duren. Y 2 de cada 10 personas podrían necesitar cirugía. nota 1

Riesgos

Los riesgos de la terapia de coagulación incluyen:

  • Dolor considerable durante el procedimiento.
  • Sangrado del ano.
  • Infección en la zona anal.
  • Incapacidad temporal para orinar.

Para pensar

El éxito de la terapia de coagulación depende en gran medida de la experiencia y los conocimientos del médico y de la capacidad que usted tenga para hacer cambios en sus hábitos de evacuaciones diarias que las faciliten.

La terapia de coagulación es costosa. Pero cuesta menos que la cirugía que requiere una estancia en el hospital y ausentarse del trabajo.

No todos los médicos tienen la experiencia o el equipamiento necesarios para hacer la terapia de coagulación. Esto podría ayudarle a decidir qué procedimiento elegir. Pregúntele a su médico qué procedimiento ha hecho más cantidad de veces, cuántas veces lo ha hecho y lo satisfechos que han quedado sus pacientes con los resultados.

Los láseres no han demostrado ser más eficaces que otras formas de tratamiento. Los procedimientos que usan láseres son mucho más caros, llevan más tiempo y pueden dañar tejidos cercanos y crear más tejido cicatricial.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Reese GE, et al. (2009). Haemorrhoids, search date May 2008. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kenneth Bark, MD - Cirugía general, Cirugía de Colon y Recto

Revisado5 mayo, 2017