Fumar: Problemas sexuales y reproductivos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Fumar puede dañar de manera gradual y permanente los vasos sanguíneos en todo el cuerpo, incluidos aquellos que llevan la sangre al pene. Esto puede hacer que sea difícil lograr o mantener una erección (impotencia). Dejar de fumar puede ayudar a evitar que se produzcan nuevos daños dentro de los vasos sanguíneos.

Fumar también puede afectar la capacidad de un hombre para lograr o mantener una erección de otras maneras que no se comprenden bien. La nicotina puede hacer que los vasos sanguíneos se estrechen por un corto tiempo, lo que hace que sea más difícil que llegue suficiente sangre al pene para lograr una erección normal. Los hombres que dejan de fumar a menudo tienen menos problemas para alcanzar una erección normal.

Durante la excitación sexual, los genitales de la mujer se llenan de sangre. La nicotina estrecha los vasos sanguíneos, lo que dificulta que la sangre llene los genitales. Por lo tanto, las mujeres que fuman pueden tener menos sensación sexual o sentir menos excitación.

Fumar a la vez que se usan anticonceptivos hormonales aumenta los riesgos de salud de la mujer, como el riesgo de coágulos sanguíneos, ataque cardíaco y ataque cerebral. Y es posible que los anticonceptivos no sean tan eficaces debido a que fumar puede reducir el nivel de estrógeno en el cuerpo.

En comparación con las mujeres que no fuman, es posible que las mujeres que fuman tengan ciclos o períodos menstruales más largos y más dolorosos e irregulares.

Las mujeres que fuman tardan más tiempo en quedar embarazadas. Pero las mujeres que dejan de fumar antes de tratar de quedar embarazadas tienen las mismas probabilidades de quedar embarazadas que las mujeres que nunca fumaron.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Michael F. Bierer, MD - Medicina interna

Revisado29 noviembre, 2017