Gas abdominal y cólicos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Algunas personas tienen problemas para digerir las proteínas o el azúcar de la leche ( intolerancia a la lactosa ). Pero estos problemas son muy poco comunes en los bebés. Hasta que el médico pueda evaluar a su bebé, no se suele recomendar cambiar el tipo de leche de fórmula ni dejar de amamantar como una manera de remediar problemas que se cree pudieran estar relacionados con la digestión.

La mayoría de los bebés a los que se les diagnostican cólicos no tienen problemas de salud que afectan su digestión. Pero hay muchas cosas que pueden causar un cierto grado de gas abdominal, lo que puede empeorar el llanto.

Causas del gas

  • Tragar aire al succionar. Un bebé puede tragar aire en exceso durante la alimentación con biberón si traga demasiado rápido o si está acostado o si el orificio de la tetina es demasiado grande. Si usted le da el biberón a su bebé, use tetinas con agujeros lo suficientemente grandes como para que la fórmula fría gotee a un ritmo de 1 gota por segundo. Para obtener más información, vea los temas Lactancia y Alimentación con biberón .
  • Tragar aire al llorar. Un bebé que llora durante un período prolongado de tiempo, especialmente si el llanto es intenso, puede tragar aire adicional.
  • La posición. El gas intestinal puede quedarse atrapado si un bebé está acostado de espalda. Los bebés siempre deben dormir boca arriba para reducir el riesgo de síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés). Pero cuando su bebé está despierto, usted puede ayudar a prevenir o aliviar parte de las molestias abdominales sosteniendo al bebé en posición vertical o permitiendo que pase algo de tiempo boca abajo mientras usted lo supervisa de cerca.
  • Una alimentación inadecuada. Darle ciertos alimentos a su bebé puede causarle un exceso de gas. Si el médico cree que la comida de su bebé es una causa del gas, él o ella podría recomendarle un cambio en la alimentación de su hijo.
    • Espere a darle leche de vaca a su bebé hasta que tenga 12 meses de edad. Las proteínas de la leche de vaca pueden ser difíciles de descomponer para el cuerpo del bebé. Y la leche de vaca tiene menos hierro y vitaminas de lo que los bebés necesitan.
    • Muchos bebés menores de 4 meses no pueden digerir el almidón de los cereales.
    • El jugo puede hacer que un bebé tenga demasiados gases. Si decide darle jugo a su hijo, es mejor esperar hasta que tenga al menos 12 meses y darle solo una pequeña cantidad.

Cómo aliviar los gases

  • Use una postura correcta durante la alimentación. Alimente a su bebé en una posición parcialmente erguida y póngalo en una silla para bebés durante aproximadamente 15 a 30 minutos después de alimentarlo. Asegúrese de hacer eructar al bebé durante la alimentación y después de ella.
  • Masajee a su bebé. Acueste al bebé boca abajo sobre su regazo y dele masajes en la espalda después de alimentarlo.

Si el médico de su hijo le sugiere un medicamento para reducir el gas, úselo exactamente como se lo recetaron.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado16 noviembre, 2017