Glándula paratiroidea y cálculos renales

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Las glándulas paratiroideas son cuatro glándulas diminutas que están ubicadas dentro de la glándula tiroidea en el cuello. Producen la hormona paratiroidea, que ayuda a controlar la cantidad de calcio en la sangre. Si usted tiene una glándula paratiroidea que está agrandada, esto puede hacer que el cuerpo produzca demasiada hormona paratiroidea (hiperparatiroidismo). Esto puede provocar un exceso de calcio en la orina, lo que aumenta la probabilidad de que tenga cálculos renales de calcio.

Si tiene cálculos renales debido a glándulas paratiroideas agrandadas, su médico puede sugerir cirugía para extirpar una o más de las glándulas (paratiroidectomía).

Para hacer este procedimiento, se le administra anestesia general y el cirujano realiza una incisión en la parte frontal del cuello. A continuación, él o ella localiza las glándulas paratiroideas, determina su tamaño y elimina las que estén agrandadas. La mayoría de las personas solo tienen una glándula agrandada.

El tiempo que permanezca en el hospital y la rapidez con que se recupere dependen de su edad y de su salud general. Pero muchas personas abandonan el hospital unos días después de la cirugía. Normalmente, puede volver al trabajo y a sus actividades normales al cabo de 1 a 2 semanas.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Tushar J. Vachharajani, MD, FASN, FACP - Nefrología

Revisado3 mayo, 2017