Hepatitis B: Cómo evitar transmitir el virus

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los siguientes consejos pueden ayudarle a prevenir la transmisión del virus de la hepatitis B (HBV, por sus siglas en inglés).

  • Informe a las personas con las que vive o con las que tiene relaciones sexuales sobre su enfermedad tan pronto como pueda. Si tiene una infección crónica por hepatitis B, usted puede infectar a otras personas con el virus incluso si no tiene síntomas de la enfermedad.
  • No done sangre ni productos sanguíneos, órganos, semen u óvulos.
  • Suspenda toda actividad sexual o use condones de látex hasta que su médico le diga que ya no puede contagiar la hepatitis B a otras personas. Las personas que tienen una infección crónica por hepatitis B siempre deberían usar condones durante cualquier actividad sexual.
  • No comparta sus artículos de aseo personal, como cuchillas de afeitar, cepillos de dientes, toallas o limas de uñas, con ninguna otra persona.
  • Trate de minimizar la piel agrietada con una crema hidratante. La piel agrietada puede causar desgarros en la piel, lo cual puede exponer a otras personas a su sangre.
  • Informe a su médico, dentista y cualquier otra persona que pueda entrar en contacto con su sangre acerca de su enfermedad.
  • Si está embarazada, avise de su enfermedad al profesional de la salud que intervendrá en el parto. Asegúrese de que se le administre a su bebé inmunoglobulina de la hepatitis B (HBIG, por sus siglas en inglés) y la primera vacuna de la serie de vacunas contra la hepatitis B dentro de las 12 horas posteriores al parto. Asegúrese de que su bebé reciba el resto de las vacunas contra la hepatitis B según el calendario previsto.
  • Los niños que tienen hepatitis B deben aprender a no morder ni rascar a otros.
  • Limpie o deseche cuidadosamente la ropa u otros artículos que se ensucien con su sangre.
  • Limpie los asientos de los inodoros, las encimeras (mostradores), pisos y otras superficies que tengan sangre o cualquier otro líquido corporal (semen y líquidos vaginales, incluyendo sangre menstrual) con una solución de lejía y agua. Para diluir la lejía, siga las instrucciones de la etiqueta.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado W. Thomas London, MD - Medicina interna, Hepatología

Revisado18 noviembre, 2017