Generalidades del tema

¿Qué es el hipo?

El hipo ocurre cuando un espasmo hace que se contraiga el diafragma , una lámina de músculo grande que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. El espasmo da lugar a un consumo de aire que se detiene repentinamente por el cierre de las cuerdas vocales (glotis). Este cierre causa el sonido característico del hipo.

¿Cuál es la causa del hipo?

Tener el estómago muy lleno puede provocar ataques de hipo que se detienen por sí solos. La causa de un estómago muy lleno puede ser:

  • Ingerir demasiado alimento con demasiada rapidez.
  • Beber demasiado alcohol.
  • Tragar demasiado aire.
  • Fumar.
  • Un cambio súbito en la temperatura del estómago, como al beber una bebida caliente y luego una bebida fría.
  • Estrés o agitación emocional.

¿Cuánto dura el hipo?

El hipo suele detenerse al cabo de unos pocos minutos a unas cuantas horas.

El hipo que dura más de 48 horas se llama hipo persistente. El hipo que dura más de un mes se llama hipo resistente al tratamiento. Si bien es muy poco común, el hipo resistente al tratamiento puede provocar cansancio, falta de sueño y pérdida de peso. Tanto el hipo persistente como el resistente al tratamiento pueden ser una señal de un problema de salud más grave y debe ser examinado por un médico.

Hay muchas causas conocidas del hipo persistente o del resistente al tratamiento, que incluyen:

  • Problemas del sistema nervioso central , como cáncer, infecciones, ataques cerebrales o lesiones.
  • Problemas con los procesos químicos que ocurren en el organismo (problemas metabólicos), como una disminución de la función renal o la hiperventilación.
  • Irritación de los nervios de la cabeza, el cuello y el pecho (nervio vago o frénico).
  • Anestesia o cirugía.
  • Problemas de salud mental.

¿Cómo se trata el hipo?

La mayoría de los ataques de hipo se detienen por sí solos en el transcurso de unos pocos minutos a unas pocas horas y no requieren tratamiento.

Se usan muchos medicamentos caseros diferentes para tratar el hipo. La mayoría implican aumentar el nivel de dióxido de carbono en la sangre, lo que generalmente detiene el hipo. Algunos de estos remedios incluyen:

  • Contener la respiración y contar despacio hasta 10.
  • Beber rápidamente un vaso de agua fría.
  • Comer una cucharadita de azúcar o miel.

El tratamiento para el hipo persistente o el hipo resistente al tratamiento depende de la causa subyacente del hipo y puede variar desde tomar medicamentos hasta utilizar acupuntura o hipnosis. A veces, pueden probarse varios tratamientos antes de llegar a controlar el hipo persistente o el hipo resistente al tratamiento. Si usted tiene hipo que dura varios días o más tiempo, es posible que su médico realice pruebas para descartar un problema más grave.

¿Quién se ve afectado por el hipo?

El hipo afecta a los hombres con más frecuencia que a las mujeres. Prácticamente todos los seres humanos tienen hipo, incluidos los bebés y los adultos mayores.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017