Infecciones del oído recurrentes y derrame persistente

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Si un niño tiene infecciones del oído recurrentes (tres o más infecciones del oído en un período de 6 meses o cuatro en 1 año), tal vez desee considerar un tratamiento para prevenir futuras infecciones.

Una opción que se usó mucho en el pasado es el tratamiento con antibióticos orales a largo plazo. Hay controversias en la comunidad médica respecto del uso de los antibióticos a largo plazo para prevenir las infecciones del oído. Muchos médicos no quieren recetar antibióticos a largo plazo debido a que no están seguros de que realmente den resultado. Además, cuando los antibióticos se usan con demasiada frecuencia, las bacterias pueden volverse resistentes a los antibióticos . Colocar tubos en los oídos es otra opción para tratar las infecciones del oído recurrentes.

Si su hijo tiene acumulación de líquido sin infección, podría probar la espera vigilante. Es normal que haya líquido detrás del tímpano después de una infección del oído. En la mayoría de los niños, el líquido desaparece al cabo de unos pocos meses sin tratamiento. Realícele una prueba de audición a su hijo si el líquido persiste después de 3 meses. Si la audición es normal, es posible que elija continuar observando a su hijo sin tratamiento.

Si un niño tiene líquido detrás del tímpano durante más de 3 meses y tiene problemas de audición significativos, se necesita tratamiento. A veces aparece pérdida de la audición a corto plazo, lo cual es una preocupación especialmente en niños de 2 años o menos. La audición normal es muy importante cuando los niños pequeños están aprendiendo a hablar.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John Pope, MD, MPH - Pediatría

Revisado4 mayo, 2017