Insuficiencia renal terminal

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es la insuficiencia renal terminal?

La insuficiencia renal terminal, o enfermedad renal en fase terminal, significa que sus riñones posiblemente ya no puedan mantenerlo vivo. Cuando sus riñones llegan al punto en que ya no pueden eliminar los desechos, es posible que necesite diálisis o un nuevo riñón. Cuando usted comprende sus opciones, puede hacer la elección que sea mejor para usted.

La insuficiencia renal terminal afecta a todo el cuerpo. Puede causar graves problemas cardíacos, óseos, pulmonares, sanguíneos y cerebrales.

¿Qué causa la insuficiencia renal terminal?

La diabetes y la presión arterial alta son las causas más comunes.

Otros factores que pueden conducir a insuficiencia renal terminal incluyen enfermedades e infecciones renales. El uso prolongado de ciertos medicamentos también puede dañar los riñones.

Para algunas personas, una arteria renal estrecha u obstruida o un problema renal con el que nacieron puede conducir a insuficiencia renal terminal.

¿Qué puede esperar?

A medida que la insuficiencia renal terminal empeora, puede causar:

  • Náuseas, vómitos, pérdida del apetito y pérdida de peso.
  • Cambios mentales. Estos pueden incluir somnolencia, dificultad para pensar con claridad, agitación, psicosis, convulsiones y coma.
  • Problemas de sangrado, como sangrado repentino o intenso de una lesión muy leve.
  • Problemas cardíacos, como un latido cardíaco irregular y aumento de la presión sobre el corazón.
  • Falta de aliento debido a la acumulación de líquido en el espacio entre los pulmones y la pared torácica (derrame pleural).

¿Qué pruebas son comunes durante la insuficiencia renal terminal?

Su médico le hará análisis de sangre con regularidad para ver cómo está usted. Las pruebas ayudan a su médico a saber si usted necesita algún cambio en su tratamiento. Los análisis de sangre miden:

¿Cómo se trata?

Para la insuficiencia renal terminal, las dos opciones de tratamiento son la diálisis y un trasplante de riñón.

  • La diálisis es un proceso que filtra los desechos de la sangre. No es una cura. Pero puede ayudarle a vivir más tiempo y a sentirse mejor.
  • El trasplante de riñón podría ser una buena opción si, por lo demás, usted está sano. Si esta es una opción para usted, es probable que necesite someterse a diálisis mientras espera un riñón.

Muchas personas con insuficiencia renal terminal se someten a trasplantes exitosos de riñón. Otros viven durante años usando diálisis. Algunas personas optan por no tratar su insuficiencia renal y en su lugar hacen planes para el final de la vida.

Tomar estas decisiones de tratamiento cuando usted está muy enfermo es difícil. Y es común estar preocupado y asustado. Podría resultarle útil visitar un centro de diálisis o un centro de trasplantes y hablar con otras personas que hayan tomado estas decisiones.

Cómo cuidarse

Cuando usted vive con insuficiencia renal terminal, tomar decisiones saludables puede ayudarle a sentirse mejor.

Estos pasos también podrían ayudarle con la presión arterial alta, la diabetes u otros problemas que empeoran la enfermedad renal.

  • Siga una dieta que proteja los riñones. Un dietista puede ayudarle a elaborar un plan de alimentación con cantidades adecuadas de sal (sodio), potasio y proteínas. También es posible que usted necesite limitar la cantidad de líquido que bebe cada día.
  • Haga actividad todos los días que pueda, de la manera que pueda. Colabore con su médico para decidir qué nivel de actividad es adecuado para usted.
  • No fume ni use tabaco.
  • No beba alcohol.

Algunos medicamentos pueden dañarle los riñones. Hable siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo, incluidos los remedios de venta libre, los medicamentos recetados, las vitaminas y las hierbas.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017