Inyección intracitoplásmica de espermatozoides para la esterilidad

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

La inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI, por sus siglas en inglés) es un método de tecnología de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés) que se usa para tratar problemas de esterilidad relacionados con los espermatozoides. La ICSI se usa para mejorar la fase de fecundación de la fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) inyectando un solo espermatozoide en un óvulo maduro. El óvulo fecundado luego se coloca en el útero o la trompa de Falopio de una mujer.

Recolección de espermatozoides

Si los espermatozoides no pueden recolectarse por medio de la masturbación, pueden extraerse quirúrgicamente de un testículo a través de una incisión pequeña. Este método puede usarse cuando hay una obstrucción que impide que se eyaculen espermatozoides o cuando hay un problema con el desarrollo de espermatozoides. Para detectar problemas genéticos que pudieran afectar al hijo, los expertos recomiendan que los hombres con pocos espermatozoides o ausencia de ellos en su semen (no debido a una obstrucción) se hagan una prueba genética antes de comenzar la ICSI. nota 1

Ovulación y obtención de óvulos

Como preparación para un procedimiento usando sus propios óvulos, usted debe aplicarse inyecciones diarias y estar bajo observación atenta por 2 semanas antes de la recolección de los óvulos. En el hogar, usted se inyecta (o su pareja le inyecta) gonadotropina o la hormona folículo-estimulante (FSH, por sus siglas en inglés) para estimular los ovarios a que liberen más de un óvulo. Esto se llama superovulación . Después de una semana, su médico le revisa los niveles de estrógeno en la sangre y le hace una ecografía para ver si los óvulos están madurando en los folículos . Durante la segunda semana, su dosis puede cambiar según los resultados del análisis y de la ecografía. Si los folículos se desarrollan completamente, se le dará una inyección de gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés) para estimular la maduración de los folículos. Los óvulos maduros se recolectan de 34 a 36 horas más tarde. Esto se hace por medio de una laparoscopia o una aspiración con aguja guiada por ecografía a través del abdomen a los ovarios.

Inyección y transferencia de espermatozoides

Se usa un instrumento de vidrio para mantener quieto un óvulo. Se usa un tubo diminuto de vidrio para colocar un espermatozoide dentro del óvulo. Después de dejarlos cultivar toda la noche en el laboratorio, se revisan los óvulos para ver si han sido fecundados. Después de la incubación, se seleccionan los óvulos que han sido fecundados con éxito o que han tenido de 3 a 5 días para seguir desarrollándose. Se colocan uno o más en el útero usando un tubo delgado flexible (catéter) que se introduce por el cuello uterino. Su médico le recomendará cuántos embriones debe transferir, basándose en su edad y otra información sobre usted. Los otros embriones pueden congelarse para uso en el futuro.

Qué esperar después del tratamiento

Las inyecciones, la observación y los procedimientos para la fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) pueden ser emocional y físicamente demandantes para la madre. La superovulación con hormonas requiere análisis de sangre regulares, inyecciones diarias y observación frecuente de su médico. Algunas de las inyecciones son bastante dolorosas.

Estos procedimientos se hacen de manera ambulatoria. Solo requieren un tiempo de recuperación breve. Su médico puede recomendarle que evite actividades intensas por el resto del día.

Por qué se hace

Se usa la ICSI para tratar una esterilidad masculina significativa, como cuando se eyaculan pocos espermatozoides o ninguno en el semen. Los espermatozoides inmaduros que se recolectan de los testículos generalmente no pueden desplazarse y tienen mejores probabilidades de fecundar un óvulo a través de la ICSI.

La ICSI puede usarse incluso si la esterilidad de una pareja no está relacionada con un problema de espermatozoides. Algunas parejas optan por probar ICSI después de que una repetición de fecundación in vitro no ha funcionado.

La ICSI también se usa para parejas que están planeando someter el embrión a análisis para detectar determinados problemas genéticos . La ICSI solo usa un espermatozoide para cada óvulo. De modo que no hay posibilidades de que la prueba genética pueda contaminarse con otro espermatozoide.

Eficacia

Usada junto con la fecundación in vitro y óvulos de buena calidad, la ICSI a menudo es exitosa para los hombres que tienen deficiencia o ausencia de espermatozoides en el semen. La ICSI (usando espermatozoides recolectados de los testículos) arroja un índice de nacimientos del 25% al 30%. nota 2

Riesgos

Los riesgos relacionados con la ICSI son los mismos que para la fecundación in vitro.

Puede haber un riesgo mayor de anomalías congénitas para bebés concebidos por medio de ciertas técnicas de reproducción asistida, como la ICSI. Hable con su médico acerca de estos riesgos.

Éxito del tratamiento en comparación con el riesgo de embarazo múltiple

Para que una mujer de más de 35 años tenga las mejores probabilidades de concebir con sus propios óvulos y de tener un embarazo saludable, ella puede optar por la transferencia de más embriones que los que necesitaría una mujer más joven. Pero esto aumenta su riesgo de embarazo múltiple.

Debido a los riesgos para los bebés de un embarazo múltiple, los especialistas recomiendan limitar la cantidad de embriones que se transfieren. Su médico le recomendará un número determinado de embriones basándose en su edad y otros factores.

Las mujeres de más de 40 años tienen un índice alto de pérdida de embriones cuando usan sus propios óvulos. Los óvulos de una donante pueden funcionar mejor para estas mujeres.

Para pensar

Los médicos recomiendan a los hombres que tienen poca cantidad o ausencia de espermatozoides en el semen (no debido a una obstrucción) que se hagan una prueba genética antes de la ICSI. nota 1 La ICSI es un tratamiento eficaz para la esterilidad relacionada con espermatozoides. Pero puede tener riesgos genéticos. Las parejas que tienen un problema cromosómico pueden conseguir asesoría genética para saber sobre sus probabilidades de tener un bebé con anomalías congénitas.

Si usted y su médico tienen inquietudes acerca de pasar un trastorno genético a su hijo, hable con su médico sobre la evaluación del embrión antes de que sea transferido a la madre.

Los embriones congelados suelen ser menos costosos y menos invasivos para una mujer, porque no se necesitan la superovulación ni la recolección de óvulos.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Society for Reproductive Medicine and Society for Male Reproduction and Urology (2008). Evaluation of the azoospermic male. Fertility and Sterility, 90(Suppl 5): S74-S77.
  2. American Society for Reproductive Medicine and Society for Male Reproduction and Urology (2008). The management of infertility due to obstructive azoospermia. Fertility and Sterility, 90(Suppl 3): S121-S124.

Otras obras consultadas

  • Boulet SL, et al. (2015). Trends in use of and reproductive outcomes associated with intracytoplasmic sperm injection. JAMA, 313(3): 255-263. DOI:10.1001/jama.2014.17985. Accessed February 23, 2015.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Revisado16 marzo, 2017