La esquizofrenia y el cuidador

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Como familiar o amigo cercano, es posible que usted ayude a cuidar a su ser querido que tiene esquizofrenia. Usted puede ayudar a su ser querido a permanecer bajo tratamiento, a tomar sus medicamentos y a prevenir que retornen los síntomas ( recaída ).

Mientras tanto, también asegúrese de ocuparse de sí mismo. Puede ser difícil ver a un familiar, quien en el pasado estaba planificando alegremente para el futuro, manifestar síntomas de confusión y paranoia. Los familiares pueden necesitar buscar apoyo o tratamiento como ayuda para sobrellevar las demandas de la enfermedad y la pérdida que puedan experimentar.

Consejos para familiares y amigos

  • Acepte que la esquizofrenia es un problema a largo plazo. Las personas que hacen esto suelen adaptarse mejor para ayudar a sus seres queridos. Manténgase en comunicación con el médico, el terapeuta o el consejero de su ser querido sobre cómo van las cosas.
  • Preste atención a sus emociones. Demasiada emoción puede hacer que la recuperación sea más difícil, porque puede ser muy estresante para su ser querido. Trate de no ser crítico, entrometido ni cruel. No culpe a su ser querido por su conducta.
  • Conserve la calma y transmita serenidad cuando su ser querido tenga síntomas graves. Llame a la persona tranquilamente por su nombre, o pídale a la persona que le diga lo que está experimentando. No discuta ni le diga que las voces no son reales. Pida ayuda si piensa que la situación pudiera volverse peligrosa.
  • Trabaje en forma cooperativa con el equipo de atención de salud y docentes de su familiar y con otros miembros de su comunidad cuando sea necesario.
  • Prepare un plan con todos los miembros de la familia para cuidar a su ser querido en momentos de recaída.

Cuidado de la familia

Usted puede ayudarse a sí mismo y asistir mejor a su familia cuando:

  • Se ocupa de sí mismo. Continúe dedicándose a sus propios intereses, como su carrera, pasatiempos, intereses personales y amigos. Use técnicas como hacer ejercicio, hablarse a sí mismo de manera positiva, relajación y ejercicios de respiración profunda como ayuda para manejar su estrés.
  • Dese tiempo para hacer duelo. Dado que la esquizofrenia a menudo empieza a manifestarse durante los últimos años de la adolescencia y los primeros años de la adultez, puede significar la pérdida de sueños que usted tenía para su familiar. Si los síntomas son graves, usted puede sentir que ha perdido a su ser querido. Tal vez tenga que enfrentarse con emociones negativas, como la ira, el miedo y la frustración. Después de ocuparse de sus sentimientos, usted estará más capacitado para cuidarse a sí mismo y atender a su familia.
  • Maneje sus temores e inquietudes, así como los de otros miembros de la familia. A veces, los padres tratan de impedir que los niños sepan que alguien en la familia tiene una enfermedad como la esquizofrenia. Pero es importante incluir a los niños en las conversaciones de las necesidades de un familiar con esta enfermedad. Si no se incluye a los niños, estos podrían formar miedos e inquietudes poco realistas.
  • Busque asesoramiento si es necesario. Considere la terapia familiar . La terapia familiar podría ayudar a prevenir las recaídas y enseñarles a usted y a su ser querido a trabajar juntos.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christine R. Maldonado, PhD - Salud de la Conducta

Revisado7 diciembre, 2017