Lactancia: Cómo destetar a un niño pequeño

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Es posible que usted decida esperar a que su hijo sea un niño pequeño (tenga de 1 a 2 años de edad) o mayor para destetarlo . Tal vez crea que su hijo pequeño no está listo para el destete sino hasta más adelante o que ambos no están listos. Quizá quiera empezarlo o simplemente permitir que su hijo deje de tomar el pecho por sí solo (autodestete).

Usted puede destetar a su hijo gradual o abruptamente.

Destete gradual

Una manera de dejar que un niño pequeño controle su propio destete es por medio del método "no ofrecer, no negar". Esto significa que usted nunca ofrece amamantar a su hijo pero no se lo niega cuando su hijo le pide o muestra deseos de tomar el pecho.

Esto puede ser un proceso lento. Pero cuando la madre está resuelta a destetar a su hijo y alienta a su hijo a dejar el pecho, un niño pequeño puede destetarse solo satisfactoria y felizmente.

Las técnicas siguientes pueden ayudarle a destetar gradualmente a su hijo pequeño:

  • Tenga los senos (mamas) menos listos para la lactancia. Deje de usar ropa de lactancia como sostenes y camisas de lactancia con aberturas para lactancia. Use más capas de ropa o use ropa que sea menos práctica para amamantar. Es posible que el niño pequeño le pida menos tomar el pecho por la falta de fácil acceso. Esta técnica suele combinarse con otras estrategias.
  • Acorte cada sesión de amamantamiento antes de interrumpirlo completamente. Un niño pequeño podría necesitar solo un minuto o dos prendido al pecho, más por mimos que por alimento. Cuando el niño pequeño haya tomado por un minuto o dos, inste al niño a que pare y despiértele el interés en alguna otra cosa.
  • Postergue las sesiones de amamantamiento. Dígale a su hijo pequeño que puede tomar el pecho más tarde, como después de que usted termine de preparar la cena. Esto espaciará las sesiones hasta que finalmente pueda postergar una sesión completa de amamantamiento hasta la próxima. Esto también puede permitir que su hijo se distraiga antes de que comience la sesión de amamantamiento, si es que tiene lugar.
  • Reemplace darle el pecho con alimentos, bebidas o mimos. Si su hijo todavía toma el pecho como modo principal de satisfacer el hambre o la sed, tenga disponibles otros alimentos y bebidas (la leche o el agua es mejor que los jugos debido al alto contenido de azúcar de los jugos) antes de que su hijo le pida tomar el pecho. Si no tiene hambre ni sed, aliente a su hijo a usar un objeto reconfortante, como un animal de peluche, una manta o un muñeco, y ofrézcaselo a menudo. También acurrúquese con su hijo pero sin amamantarlo. Un niño podría temer que el destete significa perder el sentido reconfortante de estar abrazado.
  • Distraiga a su hijo pequeño. Haga la vida tan interesante y activa que su hijo pequeño se olvide de pedirle tomar el pecho. Léale un libro a su hijo mientras lo tiene sentado en su regazo (lo cual brinda contacto cercano), o sugiérale una caminata, un paseo en triciclo o ir a jugar a un patio de juegos o arenero. Las distracciones pueden demandar bastante tiempo pero son muy eficaces.

Destete abrupto

Algunas madres prefieren destetar a su hijo pequeño en forma abrupta. Este método puede ser mejor para un niño pequeño que toma el pecho menos de 3 veces al día.

Al destetar abruptamente, elija un momento en que no anticipe otros grandes cambios su vida ni en la de su hijo, y cuando tenga tiempo extra para pasar con su hijo.

  • Diga "no" y ofrezca distracciones. Pruebe a leer un libro mientras sostiene a su hijo en su regazo. Esto le brinda a su hijo el contacto cercano que desea su hijo. O sugiérale una caminata, un paseo en triciclo o ir a jugar a un patio de juegos o arenero.
  • Tenga los senos menos listos para la lactancia.
  • Deje que alguien más cuide a su hijo pequeño por algunos días. Su hijo debería permanecer con un cuidador de confianza, como un cónyuge, un abuelo u otro miembro de la familia. Dado que usted no está disponible para amamantar, su hijo se adaptará a los otros cuidadores y con el tiempo aceptará que el amamantamiento no es necesario. Si usted se va por menos de una semana, es posible que su hijo le pida tomar el pecho otra vez a su regreso, pero a menudo aceptará la negación sin quejarse demasiado.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD, MPH - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado4 mayo, 2017