Lactancia: Tabaco, alcohol y drogas

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Si está amamantando, muchas de las sustancias que usted come, bebe, inhala o se inyecta llegan a la leche materna y pueden dañar a su bebé.

  • Fumar cigarrillos o mascar tabaco puede reducir su producción de leche e inhibir la salida de la leche . También puede hacer que su bebé esté fastidioso o irritable. Los bebés que están expuestos al humo de tabaco ambiental corren un riesgo mayor de muchos problemas, incluyendo infecciones del oído , asma y síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés) . Usted no debería fumar ni estar cerca de aquellos que lo hacen mientras está embarazada o amamantando. Si fuma, hágalo lo menos posible. Fume afuera y justo después de haber amamantado, para exponer a su bebé lo menos posible a las sustancias químicas perjudiciales.
  • Cuando una mujer que amamanta bebe mucho alcohol, esto puede causar falta de energía y otros problemas de salud a su bebé. También puede ser un obstáculo para la capacidad de la madre de alimentar a su bebé cuando el bebé tiene hambre o para atender a su hijo en otros aspectos. No hay mucha investigación acerca de la cantidad exacta de alcohol que puede ser perjudicial para un bebé. No beber alcohol es la opción más segura para su bebé. Si decide consumir un trago de vez en cuando, tome solo un trago y limite las ocasiones en que bebe. Evite amamantar o sacarse leche inmediatamente después de haber consumido un trago. Su cuerpo necesita tiempo para eliminar algo del alcohol de su organismo. Tal vez quiera sacarse o exprimir leche antes de beber alcohol. Luego puede utilizar esa leche para alimentar a su bebé después de haber consumido un trago.
  • Las drogas ilegales pueden transmitirse a un bebé en cierta cantidad a través de la leche materna. El consumo de drogas puede causar una salida de la leche deficiente en la madre y falta de energía, intoxicación alcohólica, hiperactividad, adicción u otros problemas de salud en el bebé. Las drogas también pueden ser un obstáculo para que una madre cuide a su hijo.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Briggs GG, et al. (2011). Ethanol. Drugs in Pregnancy and Lactation, 9th ed., pp. 526-532. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología, Endocrinología reproductiva

Revisado21 noviembre, 2017