Lengua u otra parte del cuerpo congelada o pegada al hielo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Si toca una superficie metálica congelada con una parte húmeda del cuerpo, como la lengua, el labio o una mano mojada, esta podría quedarse pegada.

Para liberar la lengua u otra parte del cuerpo que esté congelada o pegada

  • No tire de ella. Esto puede causar una lesión.
  • Haga que alguien vierta agua tibia sobre el metal y en la parte del cuerpo que está pegada.
  • Trate de exhalar o soplar aire tibio del aliento sobre la zona.
  • Si ninguna de estas cosas funciona, es posible que tenga que llamar al 911.

Después de que se haya liberado, llame al médico si está herido.

Si la zona sangra después de liberarla

La zona puede sangrar después de liberarla de la superficie metálica.

Si la zona está en la boca o en los labios, evite tragar sangre sentándose e inclinando la cabeza hacia adelante con la barbilla hacia abajo para que la sangre salga de la boca.

Si no necesita atención de urgencia, los siguientes pasos protegerán la herida:

  • Si está ayudando a alguien que está herido, lávese las manos y use guantes u otro equipo de protección antes de tratar de detener el sangrado.
  • Aplique una presión constante con un paño limpio en la zona lesionada. Mantenga la presión durante 15 minutos.
  • Ponga cualquier colgajo de piel en su posición normal. Si es necesario, sostenga el colgajo en su lugar utilizando un paño o una gasa limpios.
  • El sangrado leve por lo general se detiene por sí solo o se reduce a goteo después de 15 minutos de aplicar presión.
  • Si el sangrado de moderado a intenso no ha disminuido ni se ha detenido, continúe ejerciendo presión directa en la herida mientras obtiene ayuda.

Si la lengua se rasga o desgarra

Si un pedazo de lengua se rasga o desgarra al despegarla del metal, estos son los pasos a seguir:

  • Envuelva el trozo de lengua en un paño limpio o en gasa estéril, si los tiene a la mano.
  • Coloque el trozo de lengua envuelto en una bolsa de hielo para mantenerlo frío. No ponga el trozo directamente en el hielo. No lo cubra con agua helada.
  • Vaya a la sala de urgencias de inmediato. Asegúrese de llevar la bolsa consigo.

Probablemente no se necesita atención de urgencia para un pequeño desgarro que ha dejado de sangrar.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado20 noviembre, 2017