Lesión en el ojo: Primeros auxilios para las quemaduras químicas

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

  • Lávese el ojo inmediatamente con agua fresca. Diluir la sustancia química rápidamente reduce la probabilidad de daño ocular grave. Llene un lavabo o un recipiente con agua. Sumerja la cara en el agua y luego abra y cierre los párpados para lograr que el agua llegue a todas las partes del ojo. También puede lavarse el ojo suavemente con agua del grifo, con el rociador del fregadero de la cocina o la ducha. Es posible que tenga que abrir y cerrar los ojos moviendo los párpados con los dedos. Mueva el ojo en todas las direcciones mientras se lava para enjuagar todas las zonas del ojo. Esto es lo primero que haría un médico.
  • Llame a un centro de toxicología para obtener más información sobre cómo tratar la quemadura. Cuando llame al centro de toxicología, tenga el recipiente del producto químico consigo, para que pueda leerle la etiqueta del contenido a la persona del centro de toxicología.
  • Siga lavándose el ojo por 30 minutos o hasta que deje de doler, lo que lleve más tiempo. Al lavarse, jale el párpado inferior y el superior hacia afuera para asegurarse de enjuagar cualquier sustancia química sólida o líquida atrapada en esas zonas. Si sigue teniendo dolor intenso después de lavarse, llame al 911 o a otros servicios de urgencia y continúe lavándose el ojo para enjuagarse la sustancia química.
  • Después de lavarse el ojo, use gafas oscuras. No se vende el ojo ni le aplique presión alguna. Mantener el ojo cerrado puede ayudar a reducir el dolor.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017