Lesión en la cabeza, 3 años de edad o menos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Lesión en la cabeza

Casi todos los niños llegan a golpearse la cabeza, en especial cuando son bebés o muy pequeños y apenas están aprendiendo a voltearse, gatear o caminar. Estos accidentes pueden inquietarlo, pero la ansiedad por lo general es peor que la lesión. La mayoría de las lesiones en la cabeza de los niños son de poca importancia.

Las lesiones en la cabeza suelen ocurrir más en niños pequeños que en adultos. En comparación con los adultos:

  • Los niños pequeños no pueden controlar el movimiento de la cabeza tan bien como los adultos.
    • Su cabeza es más grande en relación con el cuerpo.
    • Los músculos del cuello aún no están bien desarrollados.
  • Las piernas de los niños son un poco más cortas en relación con el resto del cuerpo. Esto hace que el centro de gravedad en los niños esté más cerca de la cabeza que en los adultos.
  • Los niños pequeños tienen más posibilidades de tener un accidente o de caerse al ir aprendiendo habilidades como caminar, correr y saltar.

Los golpes, los cortes y los raspones en la cabeza y la cara por lo general sanan bien y pueden tratarse igual que las lesiones en otras partes del cuerpo. Un corte superficial en la cabeza suele sangrar profusamente, ya que en la cara y el cuero cabelludo hay muchos vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel. Este sangrado es alarmante, pero con frecuencia la lesión no es grave y usted puede detener el sangrado con tratamiento en el hogar. Si el sangrado no para con el tratamiento en el hogar, acuda al médico pues el niño puede perder una gran cantidad de sangre por un corte profundo en la cabeza.

Las lesiones graves en la cabeza más comunes en niños pequeños son las causadas por caídas y maltrato (lesiones en la cabeza infligidas), tal como el síndrome de bebé sacudido . Las lesiones en la cabeza graves pueden implicar lesiones en el cerebro. Cuanto mayor sea la fuerza involucrada en una lesión en la cabeza, más probabilidades hay de que haya sucedido una lesión grave en el cerebro. Si ha habido una lesión con mucha fuerza en la cabeza , existen mayores probabilidades de que haya ocurrido una lesión grave. Cuando ocurre una lesión con mucha fuerza, es aún más importante evaluar al niño para detectar señales de una lesión grave en la cabeza .

Después de una lesión, puede ser difícil distinguir entre una lesión cerebral traumática leve ( conmoción cerebral ) y una más grave. Observe cuidadosamente al niño durante 24 horas después de una lesión en la cabeza para ver si presenta alguna señal de una lesión grave.

Cuando haya ocurrido una lesión en la cabeza, busque si hay lesiones en otras partes del cuerpo. La alarma de ver una lesión en la cabeza puede hacer que usted pase por alto otras lesiones que necesiten atención. La dificultad para respirar, el choque, las lesiones en la columna vertebral y el sangrado intenso son lesiones potencialmente mortales que pueden ocurrir junto con una lesión en la cabeza, y requieren atención médica inmediata. Cuando haya ocurrido una lesión en la cabeza, deben considerarse las posibles lesiones en la columna vertebral , especialmente en el cuello. Asegúrese de comprobar si hay otras lesiones en la cara, la boca o los dientes siempre que haya ocurrido una lesión en la cabeza.

Muchas lesiones en la cabeza pueden prevenirse. Use asientos y cinturones de seguridad en el automóvil así como cascos, y haga que su casa sea un lugar seguro para evitar caídas y así prevenir lesiones. Establezca buenos hábitos de seguridad desde temprano, para que su hijo los mantenga cuando sea mayor.

Revise los síntomas de su hijo para decidir si su hijo debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Su hijo ha tenido alguna lesión en la cabeza?
Lesión en la cabeza
No
Lesión en la cabeza
¿Qué edad tiene?
Menos de 4 años
Menos de 4 años
4 años o más
4 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿La herida está sangrando?
Si cree que la herida podría necesitar puntos de sutura, lo mejor es realizarlos en el término de 8 horas después de la lesión.
Herida sangrante
No
Herida sangrante
¿Describiría el sangrado como grave, moderado o leve ?
Grave
Sangrado intenso
Moderado
Sangrado moderado
Leve
Sangrado leve
Signs of shock
No
Signs of shock
¿Cree que podría tener una lesión en la médula espinal ?
Posible lesión en la médula espinal
No
Posible lesión en la médula espinal
Estas podrían aparecer al momento de la lesión o después.
Síntomas de una lesión grave en la cabeza
No
Síntomas de una lesión grave en la cabeza
¿Se produjo alguna convulsión después de la lesión en la cabeza?
Convulsiones después de la lesión en la cabeza
No
Convulsiones después de la lesión en la cabeza
¿La convulsión se produjo en el término de los últimos 2 días (48 horas)?
El episodio de convulsiones ocurrió en los últimos 2 días
No
El episodio de convulsiones ocurrió en los últimos 2 días
¿Tiene una herida que atraviesa el cráneo, como una herida de cuchillo o de un disparo?
Herida penetrante
No
Herida penetrante
Síntomas de fractura del cráneo
No
Síntomas de fractura del cráneo
¿Hay hinchazón en alguna parte de la cabeza?
Hinchazón en ciertas zonas de la cabeza puede ser una señal de una fractura del cráneo.
Hinchazón en la cabeza
No
Hinchazón en la cabeza
¿La única hinchazón es un abultamiento o "chichón" en la frente?
La hinchazón en cualquier otra zona de la cabeza, como la zona de la sien o la parte lateral o trasera de la cabeza, podría ser más grave.
La única hinchazón es un bulto o chichón en la frente
No
La única hinchazón es un bulto o chichón en la frente
¿Su hijo se desmayó (perdió el conocimiento) después de la lesión?
Pérdida del conocimiento después de una lesión
No
Pérdida del conocimiento después de una lesión
¿Cuándo se desmayó su hijo?
Dentro de las últimas 24 horas
Pérdida del conocimiento en las últimas 24 horas
Más de 24 horas (1 día completo) después de la lesión
Pérdida del conocimiento hace más de 24 horas
¿Fue mucha la fuerza que causó la lesión en la cabeza?
Algunos ejemplos son una caída sobre la cabeza desde una altura mayor que la del niño, o golpearse la cabeza muy fuertemente, por ejemplo, en un accidente automovilístico o en una lesión deportiva contundente.
Lesión significativa en la cabeza
No
Lesión significativa en la cabeza
¿Cuándo se produjo la lesión en la cabeza?
Hace menos de 24 horas
La lesión ocurrió hace menos de 24 horas
Hace entre 1 día completo (24 horas) y 1 semana
La lesión ocurrió hace 1 día a 1 semana
Hace más de 1 semana
La lesión ocurrió hace más de 1 semana
¿Su hijo ha vomitado más de una vez desde la lesión?
Vomitó más de una vez después de la lesión
No
Vomitó más de una vez después de la lesión
¿Cree que la lesión en la cabeza puede haber sido causada por maltrato?
Una lesión en la cabeza causada por maltrato es grave a cualquier edad, pero esto es especialmente cierto en el caso de los bebés .
La lesión puede deberse al abuso
No
La lesión puede deberse al abuso
Algunos síntomas podrían aparecer días o incluso más de una semana después de una lesión en la cabeza.
Otros síntomas después de la lesión en la cabeza
No
Otros síntomas después de la lesión en la cabeza
Los síntomas:
¿Están empeorando?
Los síntomas están empeorando
¿Se mantienen más o menos igual (no están mejor ni peor)?
Los síntomas no han cambiado
¿Están mejorando?
Los síntomas están mejorando
¿Su hijo ha tenido síntomas durante más de 2 semanas después de la lesión?
Síntomas durante más de 2 semanas después de la lesión
No
Síntomas durante más de 2 semanas después de la lesión

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Con sangrado intenso, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • Sale sangre a chorros de la herida.
  • El sangrado no se detiene ni se reduce al aplicar presión.
  • La sangre empapa rápidamente una venda tras otra.

Con sangrado moderado, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • El sangrado se reduce o se detiene al aplicar presión, pero comienza nuevamente si deja de presionar.
  • La sangre puede empapar algunas vendas, pero no en forma rápida ni descontrolada.

Con sangrado leve, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • El sangrado se detiene por sí solo o al aplicar presión.
  • El sangrado se detiene o se reduce a supuración o goteo después de 15 minutos de aplicar presión. Es posible que exude o gotee por un máximo de 45 minutos.

Otros síntomas relacionados con una lesión en la cabeza que podrían aparecer luego incluyen:

  • Episodios reiterados de sentirse mareado o aturdido.
  • Cambios en el estado de ánimo o en la personalidad. En el caso de un bebé o de un niño pequeño, es posible que note esto por el hecho de que el niño está mucho más molesto de lo habitual.
  • Cambios en la capacidad de concentrarse y de escuchar.
  • Zumbido en los oídos.

Los síntomas de una lesión de la médula espinal en un niño podrían incluir:

  • Dolor de cuello o de espalda graves.
  • No poder mover parte del cuerpo.

El choque ("shock") es una afección potencialmente mortal que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque en un niño podrían incluir:

  • Desmayo (pérdida del conocimiento).
  • Mucha somnolencia o dificultad para despertarlo.
  • No responde cuando lo tocan o le hablan.
  • Respira mucho más rápido de lo habitual.
  • Actúa confuso. Es posible que el niño no sepa dónde está.

Los síntomas de una fractura de cráneo podrían incluir:

  • Líquido transparente o sanguinolento que drena de los oídos o de la nariz.
  • Moretones debajo de los ojos o detrás de las orejas.
  • Flacidez de la cara.
  • Una hendidura en cualquier zona de la cabeza.

Los síntomas de una lesión grave en la cabeza pueden incluir:

  • Pérdida del conocimiento (desmayo).
  • Somnolencia que va en aumento o dificultad para despertarse.
  • Llanto que no se detiene.
  • Una diferencia en el tamaño de las pupilas de los ojos.

Las cabezas de los bebés se dañan con facilidad, y los músculos del cuello no son lo suficientemente fuertes para controlar el movimiento de la cabeza. Sacudir o arrojar a un bebé puede hacer que la cabeza se sacuda hacia atrás y hacia adelante. Esto puede hacer que el cráneo golpee el cerebro con fuerza, causando daño cerebral, problemas de la visión graves o incluso la muerte.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Aplique presión directa y constante en la herida hasta que llegue ayuda. Mantenga el área elevada si puede.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

No mueva a la persona, a menos que haya una amenaza inminente para la vida de la persona, como un incendio. Si tiene que mover a la persona, mantenga la cabeza y el cuello de la persona apoyados y en línea recta en todo momento. Si la persona tuvo un accidente mientras estaba sumergida y aún está en el agua, haga que la persona flote boca arriba en el agua.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.
Lesión en la cabeza, 4 años de edad o más

Tratamiento en el hogar

Primeros auxilios para una lesión en la cabeza

Los padres deben vigilar a su hijo para detectar problemas después de la lesión. El tratamiento en el hogar puede aliviar la hinchazón y los moretones de la piel y el cuero cabelludo que ocurren con una lesión menor en la cabeza.

  • Si su hijo ha tenido un accidente, trate de conservar la calma y háblele con voz tranquila y relajada. Eso ayudará a reducir el miedo del niño y le permitirá a usted evaluar la situación.
  • Para detener cualquier sangrado , aplique presión firme directamente sobre el corte con un paño o vendas limpios por 15 minutos. Si el corte es profundo y es posible que haya penetrado el cráneo, se necesita tratamiento de urgencia.
  • Revise si hay lesiones en otras partes del cuerpo, especialmente si el niño se cayó. La alarma de ver una lesión en la cabeza puede hacer que usted pase por alto otras lesiones que necesiten atención.
  • Aplique hielo o compresas frías para reducir la hinchazón si su hijo lo deja sostener una compresa fría en la herida. De todos modos puede aparecer un chichón (bulto), pero el hielo aliviará el dolor. Siempre ponga un paño delgado entre la piel del niño y el hielo. No aplique hielo por más de 15 a 20 minutos cada vez y no deje que su hijo se quede dormido con el hielo sobre la piel.

Si un médico revisa a su hijo

Asegúrese de seguir las instrucciones dadas por el médico de su hijo. Le dirá a qué problemas debe estar atento y cómo de cerca debe vigilar a su hijo durante las siguientes 24 horas o más.

No le dé ningún medicamento, incluyendo acetaminofén de venta libre como Tylenol, a un niño al que esté observando para detectar señales de una lesión grave en la cabeza, a menos que el médico se lo indique.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame al médico de su hijo si ocurre cualquiera de las siguientes cosas durante el tratamiento en el hogar:

  • Tiene dolor de cabeza nuevo o que empeora.
  • Tiene náuseas o vómitos nuevos o que empeoran.
  • El llanto no cesa.
  • La somnolencia empeora o usted tiene dificultad para despertar a su hijo.
  • Tiene debilidad en cualquier parte del cuerpo.
  • Tiene confusión o no actúa normalmente.
  • El sangrado o la hinchazón aumentan.
  • Los síntomas se vuelven más graves o más frecuentes.

Prevención

Prevenga lesiones en la cabeza

En cada etapa de aprendizaje, su bebé requiere de mayor atención de su parte para prevenir lesiones. Puede sorprenderle lo rápido que el bebé puede pasar de una etapa a otra. Ser consciente de las capacidades del bebé y de las habilidades que probablemente va a adquirir a continuación le ayudará a prevenir lesiones. Una lista de verificación de la seguridad del equipo para el bebé le ayudará a mantener seguro el entorno de su bebé.

Siempre sea delicado con su bebé. Asegúrese de proteger a su bebé de una lesión en el cerebro. Sacudir o abofetear con rabia al bebé puede causarle una lesión en el cerebro. Si el bebé ha sido sacudido o abofeteado, es su responsabilidad informar al médico.

Esté atento a los riesgos de caerse que tiene su bebé. Vigile a su bebé cuidadosamente.

  • Nunca deje al bebé solo en lugares altos, como la superficie de una mesa, en una cuna con los costados bajados, e incluso sobre una cama o un sofá.
  • No deje solo a su hijo en una silla infantil o en un juguete "de sentarse", como un columpio o un brincador. Use todas las correas de seguridad que haya.

Tome medidas para prevenir las caídas:

  • Instale compuertas para bloquear las escaleras. Use compuertas en la parte superior e inferior de las escaleras, y úselas debidamente.
  • No use andadores para bebés. Los andadores han causado muchas lesiones y no son seguros ni siquiera cuando usted está cuidando al bebé de cerca.
  • Mantenga a su bebé lejos de porches, terrazas y rellanos elevados.
  • Cuide de su pequeño cuando esté en exteriores. El pasto disparejo, los prados en declive y las colinas pueden aumentar el riesgo de que se caiga un niño pequeño.
  • Haga que su hogar sea un lugar seguro para evitar caídas , eliminando los obstáculos que pudieran causar una caída.

Practique buenos hábitos de seguridad desde temprano, para que su hijo los mantenga cuando sea mayor:

  • Coloque a su hijo en un asiento de seguridad para niños aprobado al viajar en automóvil. Siga las instrucciones del fabricante para instalar y asegurar el asiento.
  • Haga que su hijo use un casco siempre que sea necesario, por ejemplo, cuando vaya de pasajero en una bicicleta o cuando monte solo su triciclo.
  • Ponga el ejemplo usando siempre el cinturón de seguridad al viajar en automóvil. Use casco y otras prendas protectoras siempre que vaya en bicicleta, patineta, esquí, motocicleta, patines, "kayak" o a caballo, o cuando escale rocas.

Para obtener más información sobre la salud y la seguridad para los niños, vea los temas Salud y seguridad, nacimiento a 2 años de edad o Salud y seguridad, 2 a 5 años de edad .

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Preguntas para prepararse para su cita

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar la afección de su hijo preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo y cuándo ocurrió la lesión?
  • ¿Cómo actuó su hijo después de la lesión en la cabeza?
  • ¿Lloró su hijo inmediatamente después de la lesión?
  • ¿Cuáles son los síntomas principales que tiene su hijo? ¿Por cuánto tiempo ha tenido síntomas su hijo?
  • ¿Ha tenido su bebé una lesión en la cabeza anterior? ¿Tiene su hijo algún problema continuo debido a la lesión anterior?
  • ¿Qué objeto causó la lesión? ¿Hubo o hay un objeto en un corte en la cabeza?
  • ¿Fue esta lesión causada intencionalmente por otra persona?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar ha usado para tratar la lesión en la cabeza?
  • Si sucedió un corte o una raspadura, ¿está actualizada la vacuna contra el tétanos de su hijo?
  • ¿Estuvo involucrado el uso de alcohol o de drogas por parte de un cuidador en la lesión de su hijo?
  • ¿Tiene su hijo algún riesgo de salud ?

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 marzo, 2017