Linfedema: Cómo manejar el linfedema

Saltar a la barra de navegación

Introducción

Si le han extraído los ganglios linfáticos o ha recibido radiación como parte del tratamiento para el cáncer, usted puede tomar medidas para evitar tener un linfedema . Si ya tiene un linfedema, usted puede tomar medidas para evitar que este empeore.

  • Aprenda a reconocer la infección y lo que debe hacer cada día para prevenirla.
  • Aprenda a hacer ejercicio de manera correcta para ayudar a la circulación del brazo o de la pierna que están afectados.
  • Aprenda a proteger un brazo o una pierna que están afectados.
  • Cuídese bien la piel y las uñas.

Cómo manejar el linfedema

Conozca los síntomas

Aprenda a reconocer los síntomas del linfedema, de modo que pueda recibir tratamiento de inmediato. Los síntomas incluyen:

  • Sentir como si su ropa, sus anillos u otras joyas estuvieran muy ajustados.
  • Una sensación de llenura en el brazo o en la pierna.
  • Menos flexibilidad en la muñeca, en la mano o en el tobillo.
  • Pesadez e hinchazón en la zona del pecho donde se le extirpó el seno (mama).

Mantenga el líquido linfático en movimiento

Haga todo lo que pueda para ayudar a mantener el líquido linfático en movimiento, de modo que no se acumule en el brazo o en la pierna.

  • Eleve el brazo o la pierna sobre una almohada en cualquier momento en que se siente o se acueste. Intente mantener la extremidad por encima de la altura del corazón siempre que pueda.
  • Trate de limitar el uso de un manguito de un medidor de presión arterial en su brazo afectado. Si está en el hospital, asegúrese de que su enfermera y demás personal del hospital sepan acerca de su afección.
  • Si la pierna está afectada, trate de no cruzarse de piernas al sentarse. No se siente en una misma posición por más de 30 minutos.
  • Mantenga su ropa suelta alrededor de la extremidad que está afectada. Por ejemplo, no utilice camisas con puños elásticos. Utilice la talla correcta de medias o medias de soporte. No utilice ligas ni medias altas hasta la rodilla o hasta el muslo.
  • No utilice almohadillas térmicas sobre la zona. Y manténgase alejado de los saunas y las bañeras de hidromasaje. El calor podría aumentar el flujo de sangre y hacer que la hinchazón empeore.
  • Tenga cuidado de no usar excesivamente su brazo o su pierna inmediatamente después de su cirugía. Pero consulte con su médico para ver cuándo es adecuado ejercitar esa parte de su cuerpo.
  • Siga los consejos de su médico acerca de los ejercicios diarios que debe hacer. Los ejercicios pueden ayudar a drenar el líquido linfático.
  • Consulte a un fisioterapeuta . Este puede enseñarle a realizar masajes especiales que pueden ayudarle a desplazar el líquido fuera del brazo o de la pierna. También puede obtener información acerca de qué actividades serían las mejores para usted.

Protéjase el brazo o la pierna

Haga todo lo que pueda para proteger el brazo o la pierna de heridas e infecciones.

  • Pregúntele a su médico cómo tratar cualquier tipo de corte, rasguño, picadura de insecto u otras heridas que pudiera tener.
  • Use protector solar y repelente de insectos para proteger la piel de las quemaduras solares y de las picaduras de insectos.
  • Proteja el brazo o la pierna de las inyecciones con agujas: evite las extracciones de sangre o las inyecciones, incluida la quimioterapia . Si está en el hospital, asegúrese de que su enfermera y demás personal del hospital sepan acerca de su afección.
  • Use guantes cuando trabaje en el jardín o haga otras actividades que podrían ocasionarle cortes en los dedos y en las manos. Utilice un dedal cuando cosa.
  • Mantenga los pies limpios y use medias o calcetines limpios todos los días.
  • No camine descalzo, especialmente cuando está al aire libre.
  • Revísese los pies a menudo para detectar cortes, ampollas o señales de infección.
  • Cuídese bien la piel y las uñas. Utilice un jabón suave que tenga humectante, o bien utilice un humectante por separado. La piel seca y resquebrajada puede infectarse. Tenga cuidado cuando se corta las uñas. No se corte las cutículas.
  • Utilice una afeitadora eléctrica si se afeita el brazo o la pierna que están afectados.
  • Llame a su médico ante la primera señal de salpullido o inflamación en el brazo o en la pierna.
  • Siga los consejos de su médico acerca del uso de una venda especial o de una faja de compresión. Estas medias o mangas hechas especialmente a medida están diseñadas para ayudar a evitar que el líquido se acumule en la pierna o en el brazo.

Referencias

Otras obras consultadas

  • National Cancer Institute (2011). Lymphedema PDQ-Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/lymphedema/healthprofessional.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah A. Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Wendy Y. Chen, MD, MPH - Oncología medica, Hematología

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado3 mayo, 2017