Los medios de comunicación y su hijo: Cómo decidir

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Muchas familias disfrutan de la televisión, las computadoras, los sistemas de juego, los teléfonos inteligentes y las tabletas. Nos ayudan a estar informados y entretenidos, a hacer nuestro trabajo y estudiar, y a mantenernos en contacto con amigos, familiares y el resto del mundo.

Pero es importante manejar el uso de los medios digitales de la familia. Demasiado tiempo frente a la pantalla puede aumentar el riesgo de obesidad. Puede interferir en la calidad del sueño. Y puede interferir en la capacidad de un niño para aprender y para formar relaciones saludables.

Cómo manejar el uso de su hijo de la televisión y los medios digitales

Las pantallas están en todos lados. Hacer cambios al uso de aparatos con pantalla puede ser difícil y lleva tiempo. Pero usted no tiene que hacer cambios todos de una vez. Tan solo elegir uno o dos puede ayudar. Aquí hay algunos que puede probar:

  • Dé el ejemplo. Haga a un lado sus propios aparatos y hable con sus hijos. Apague la televisión y otras pantallas cuando no estén en uso. Participe en diversiones, juegos, lecturas y otras actividades familiares. Estos les dan a los niños la experiencia directa que necesitan para comprender el mundo a su alrededor.
  • Fije límites al tiempo total diario que pasa su hijo frente a la pantalla. Es posible que como padre ocupado esté tentado a usar las pantallas como calmante o niñera. Pero trate de evitar esto lo más que pueda. Su hijo necesita su atención o interacción con el mundo real para desarrollarse. El Plan para el Consumo Mediático de su Familia en www.healthychildren.org/MediaUsePlan puede ayudarle a decidir sobre los límites para su hijo. Aquí hay recomendaciones para los diferentes grupos de edad.
    • Para niños menores de 2 años: Es mejor no prender la televisión, películas o videojuegos para ellos en absoluto. En cambio, hábleles, juegue con ellos o léales.
    • Para niños de 2 a 5 años de edad: Limite el tiempo de pantalla a 1 hora o menos al día. Planee mirar lo que esté en la pantalla con su hijo de modo que los dos puedan hablar de lo que ven.
    • Para niños de 5 años o mayores: Fije límites de tiempo regulares por día. Siéntese con su hijo para planificar cómo él o ella usarán el tiempo permitido. Y haga que su hijo apague programas de entretenimiento y juegos mientras hace las tareas escolares.
  • Mantenga todos los aparatos en lugares comunes, como la cocina y la sala de estar. Esto ayudará a supervisar qué aplicaciones y programas usa su hijo y en qué momento.
  • Elija contenido de buena calidad. Puede ayudar a su hijo a adquirir habilidades para la vida y tener éxito en la escuela. Pero sepa que mucho contenido no es de buena calidad, incluso si está indicado como "educativo". Hay contenido que es violento, y hay contenido que está diseñado para mantener a los niños pegados a la pantalla. La aplicación del Plan para el Consumo Mediático de su Familia tiene enlaces que pueden ayudarle a encontrar contenido de buena calidad.
  • Aliente el dormir bien. Mantenga las pantallas fuera de los dormitorios y apáguelas 1 hora antes de la hora de acostarse. Las pantallas pueden distraer a los niños de irse a dormir a horario. La luz azul de las pantallas interfiere en el sueño profundo. Y los programas o videojuegos violentos o excitantes pueden mantener despiertos a los niños. Pruebe a tener un cesto o recipiente fuera de los dormitorios donde los niños puedan depositar los celulares, computadoras portátiles y tabletas para que no los usen en la cama.
  • Aliente un peso saludable. Haga que la mesa donde se come sea una zona sin dispositivos de comunicación. Los aparatos pueden conducir a comer de más, porque distraen a los niños de prestar atención a su cuerpo para darse cuenta de cuándo están llenos. Asegúrese de que su hijo haga mucha actividad lejos de la pantalla. Mientras más tiempo los niños pasan frente a pantallas, más alta es la probabilidad de que lleguen a tener sobrepeso.
  • Fomente las relaciones. Las aplicaciones de mensaje cara a cara y los programas de videoconferencia pueden usarse para mantenerse en contacto con familiares y amigos.
    • Para niños de menos de 5 años: La videoconferencia puede ser útil, pero solo si usted la usa con su hijo. Los niños de menos de 5 años no son lo suficiente maduros para entender realmente lo que están viendo en la pantalla plana sin su ayuda.
    • Para niños de más de 5 años: Sepa con quién están charlando y de lo que están hablando.
  • Mantenga seguro a su hijo en línea. Los medios sociales pueden ayudar a crear relaciones basadas en pasatiempos e intereses. Pero también pueden exponer a los niños al acoso por Internet, contenido sexual por mensaje de texto y delincuentes sexuales. Explique a sus hijos mayores que usted necesita revisar sus aparatos y aplicaciones de medios. Usted querrá ver los sitios web que visitan y qué mensajes envían y reciben. Esto no es entrometerse, sino proteger a su hijo.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría

Revisor médico especializado Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisado30 junio, 2017