Medicina complementaria para la artritis

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La medicina complementaria incluye muchos tratamientos que usted puede utilizar junto con el tratamiento médico convencional. Muchas personas utilizan algún método de medicina complementaria para tratar la osteoartritis.

Algunos de estos tratamientos podrían ayudarle a moverse con más facilidad y a manejar el estrés y el dolor causados por la artritis. Pero, en algunos casos, no se conoce demasiado acerca de su seguridad o su eficacia.

Asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier tratamiento complementario que esté usando o que desee usar. Él o ella puede informarle acerca de los posibles beneficios y efectos secundarios de estos tratamientos.

Suplementos dietéticos

  • Glucosamina y condroitina: Estos suplementos están disponibles como comprimido, cápsula, polvo o en forma líquida. Algunas personas consideran que ayudan con los síntomas de la artritis. Pero no hay demasiada evidencia que indique que ayudan.
  • SAM-e: SAM-e es la abreviación de S-adenosilmetionina. Es una sustancia que está presente en el cuerpo de forma natural. Con la edad, el organismo produce menos cantidad de esta sustancia, por lo que algunas personas creen que este suplemento podría servir de ayuda para algunas enfermedades.
  • Vitamina B-3: Tomar un tipo de vitamina B-3 llamado niacinamida parece mejorar la flexibilidad articular en algunas personas con artritis. También ayuda con el dolor y la hinchazón. Algunas personas pueden reducir sus analgésicos (medicamentos para el dolor) tomando vitamina B-3. A menudo se incluye en pastillas combinadas que contienen varios tipos de vitamina B.
  • Extracto de soya y aguacate: El extracto de soya y aguacate es una cápsula blanda de gelatina hecha con aceite de aguacate y aceite de soya. También se le llama ASU, por sus siglas en inglés. Tomar este suplemento todos los días puede ayudar con el dolor de la artritis.
  • Aceite de pescado: El aceite de pescado puede encontrarse en el pescado. Pero también puede comprarlo en forma líquida o en pastillas. Podría ayudar con los síntomas de la artritis.

Otros tratamientos

  • Acupuntura y masaje: Algunas personas encuentran que tratamientos como la acupuntura y los masajes ayudan con la artritis de la rodilla. Pero es posible que no ayuden más de lo que lo hace un tratamiento falso o placebo.
  • Crema de capsaicina: La capsaicina se encuentra en diferentes tipos de chiles picantes. Cuando se aplica una crema o pomada de capsaicina en la piel, ayuda a aliviar el dolor. La capsaicina ayuda estimulando primero y reduciendo después la intensidad de las señales de dolor en el cuerpo. La capsaicina podría provocar una sensación de ardor al principio. Pero esta sensación suele disminuir después del primer uso.
  • Tai chi y yoga: Algunas personas han encontrado que la serie de movimientos suaves del tai chi les ayudó a reducir el dolor de rodilla. Y tanto el tai chi como el yoga pueden ayudar a reducir el estrés y a relajar la mente y los músculos.

¿Cuáles son los riesgos de la medicina complementaria?

Uno de los riesgos es que usted podría usar un tratamiento complementario en vez de acudir a su médico regular. La medicina complementaria debería usarse además de los tratamientos de su médico. De otro modo, usted podría no recibir un tratamiento importante que quizás le ayude a sentirse mejor o a evitar que su afección empeore.

Algunos productos naturales pueden ser seguros cuando usted los toma por sí solos. Pero podrían no ser seguros si usted tiene otros problemas médicos. Y podrían ser peligrosos cuando se combinan con otros medicamentos que usted toma. Para estar seguro, consulte siempre con su médico antes de usar cualquier nuevo producto o suplemento natural.

Los productos naturales también pueden variar mucho en lo potentes que son. Y pueden contener cosas nocivas que no están enumeradas en la etiqueta. Su médico o profesional de la salud tal vez pueda recomendarle una marca de confianza.

La medicina complementaria no está tan regulada como la medicina convencional. Esto significa que podría ser víctima de un fraude. Es más probable que los vendedores o las personas que practican la medicina no convencional sean impostores si:

  • Requieren grandes pagos por adelantado.
  • Prometen resultados rápidos y milagrosos.
  • Le advierten que no confíe en su médico.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisor médico especializado Jeffrey N. Katz, MD - Reumatología

Revisado10 octubre, 2017