Métodos anticonceptivos de barrera

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

Los métodos anticonceptivos de barrera impiden que los espermatozoides accedan al útero . El uso de un espermicida junto con un método de barrera le ofrece la mejor protección posible en un método de barrera.

  • El espermicida elimina la mayoría de los espermatozoides que acceden a la vagina.
  • El método de barrera luego impide que los espermatozoides restantes pasen a través del cuello uterino para fertilizar un óvulo.

Los métodos de barrera incluyen el diafragma, el capuchón cervical, el condón masculino y el condón femenino, así como espumas, esponjas y películas espermicidas. A diferencia de otros métodos anticonceptivos, los métodos de barrera solo se utilizan cuando usted tiene relaciones sexuales. Asegúrese de leer las instrucciones antes de usar un método de barrera. Es muy importante que usted use el método de barrera correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales.

Protección contra infecciones de transmisión sexual

Los condones masculinos o femeninos son los únicos métodos anticonceptivos que protegen contra las infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) , incluida la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) . Para ayudar a protegerse a sí mismo y proteger a su pareja contra una infección de transmisión sexual, asegúrese de usar un condón cada vez que tenga relaciones sexuales.

Ventajas de todos los métodos de barrera

Los métodos anticonceptivos de barrera:

  • No afectan la fertilidad futura del hombre ni de la mujer.
  • Se usan solamente en el momento del coito.
  • Son seguros para que la mujer los utilice mientras está amamantando.
  • No repercuten en otras afecciones de salud, como la presión arterial alta o la diabetes .
  • Son menos caros que los métodos anticonceptivos hormonales y algunos están disponibles sin receta médica.

Los condones y los diafragmas pueden reducir el riesgo de cáncer del cuello uterino, el cual es causado por un virus del papiloma humano de transmisión sexual. Los condones también son el mejor método de reducir el riesgo de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

Desventajas de todos los métodos de barrera

Las tasas de fracaso de los métodos de barrera son más altas que las de la mayoría de los otros métodos anticonceptivos. Si usted está considerando usar un método anticonceptivo de barrera, reflexione sobre los costos emocionales y financieros de tener un embarazo no deseado si el método falla.

Para prevenir el embarazo con un método de barrera, usted y su pareja deben estar familiarizados con su uso y estar preparados para usarlo cada vez que tengan relaciones sexuales. Los métodos de barrera no son una buena opción para algunas parejas porque uno o ambos miembros de la pareja:

  • Encuentran que su uso es embarazoso.
  • No desean que un método de barrera interrumpa los juegos previos o el coito.

Algunas personas llegan a tener alergias a los espermicidas. Pero se aconseja usar un espermicida con los diafragmas o los capuchones cervicales. Así que si usted no puede usar un espermicida, tendrá que encontrar un método anticonceptivo diferente.

Para las personas que tienen alergia al látex, están disponibles condones de poliuretano. Los condones de látex son un poco más confiables que los condones de poliuretano.

Qué esperar después del tratamiento

Siga las instrucciones para el método de barrera que usted elija. Después de las relaciones sexuales:

  • El condón masculino o femenino se retira rápidamente y se desecha.
  • La esponja anticonceptiva debe dejarse colocada durante 6 horas o más, y entonces se retira y se desecha.
  • El diafragma o el capuchón cervical debe dejarse colocado durante 6 horas o más, y entonces se lava y se guarda para su reutilización.

Por qué se hace

Los condones son necesarios cuando usted necesita protegerse a sí mismo o proteger a su pareja de infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) o cuando usted no sabe si ambos están libres de infección. Los condones masculinos de látex o poliuretano les proporcionan a usted y a su pareja la protección más eficaz posible contra las STI, incluida la infección por el VIH. Los condones de membrana natural (piel de oveja) no protegen contra todas las STI.

Los métodos anticonceptivos de barrera, como el diafragma, el capuchón cervical o el condón, son una buena opción si:

  • Desea una opción que no requiera hormonas o la inserción de un dispositivo intrauterino .
  • Desea una opción que no limite cuándo tiene relaciones sexuales, como la planificación familiar natural.
  • Está planeando quedar embarazada pronto y prefiere un método que pueda dejar de usar en el momento que desee.
  • Está amamantando.
  • Tiene períodos menstruales abundantes. El diafragma se puede utilizar como método anticonceptivo durante el período menstrual y puede retener la sangre menstrual siempre y cuando no se deje colocado por más de 6 horas a la vez.
  • A usted y a su pareja les resulta fácil utilizar el método cada vez que tienen relaciones sexuales.

Eficacia

Los métodos anticonceptivos de barrera varían en cuanto a su eficacia en la prevención del embarazo. nota 1 , nota 2 También varían en cuanto a su eficacia para prevenir las STI.

Métodos anticonceptivos de barrera
Barrera Tasa de fracaso* Efectividad para prevenir las STI

Condón masculino

18 (el espermicida reduce aún más esta tasa de fracaso)

Más eficaz

Condón femenino

21

Algo eficaz

Diafragma con espermicida

12

Eficacia limitada

Espermicida

28

No es eficaz si se usa solo; puede en realidad aumentar el riesgo de contraer VIH/SIDA

Esponja con espermicida

12 (sin parto vaginal anterior)

24 (con parto vaginal anterior)

Eficacia limitada

Capuchón cervical con espermicida

16 (sin parto vaginal anterior)

32 (con parto vaginal anterior)

Eficacia limitada

*La tasa de fracaso es igual a la cantidad de embarazos que ocurren en cada 100 mujeres durante el primer año de uso.

Riesgos

Condones

Un condón puede romperse si está demasiado ajustado o puede salirse si está demasiado flojo. Si esto ocurre durante el coito, utilice anticoncepción de urgencia . Si está preocupado de haberse expuesto a una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés), hágase pruebas.

Diafragma o capuchón cervical

El uso de un diafragma con espermicida puede aumentar su riesgo de infecciones urinarias .

Dejar puesto un diafragma o un capuchón cervical durante más de 24 horas aumenta sus probabilidades de tener síndrome de choque tóxico .

Espermicida

Algunas personas tienen alergia al nonoxinol-9, que es el ingrediente activo en la mayoría de los espermicidas. Pueden llegar a tener llagas en la vagina o en el pene, las cuales aumentan la probabilidad de que el VIH se transmita de una pareja infectada durante el sexo.

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) advierte que el nonoxinol-9 en anticonceptivos vaginales y espermicidas puede irritar el revestimiento de la vagina o del recto. Esto también aumenta el riesgo de contraer el VIH/SIDA de una pareja infectada.

Para pensar

Si usted tiene un posible riesgo de contraer o de contagiar una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) y desea prevenir el embarazo de manera eficaz, combine los condones con un método anticonceptivo más confiable, como las pastillas hormonales, el anillo, el parche, un implante, una inyección o un dispositivo intrauterino (DIU).

Si cree que su método anticonceptivo de barrera ha fallado o lo ha usado de forma incorrecta, puede utilizar la anticoncepción de urgencia para ayudar a prevenir el embarazo. Hacerse un lavado vaginal después del coito no impide que los espermatozoides alcancen las trompas de Falopio, donde tiene lugar la fecundación. También puede aumentar la probabilidad de contraer una infección pélvica.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Trussell J, Guthrie KA (2011). Choosing a contraceptive: Efficacy, safety, and personal considerations. In RA Hatcher et al., eds., Contraceptive Technology, 20th ed., pp. 45-74. Atlanta: Ardent Media.
  2. Abramowicz M (2010). Choice of contraceptives. Treatment Guidelines From The Medical Letter, 8(100): 89-96.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rebecca Sue Uranga, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado16 marzo, 2017