Métodos anticonceptivos hormonales: La inyección anticonceptiva

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es la inyección anticonceptiva?

La inyección anticonceptiva se usa para prevenir el embarazo. Esta inyección se aplica en la parte superior del brazo o en las nalgas (glúteos). Mediante la inyección se le da una dosis de la hormona progestina. La inyección anticonceptiva a menudo se conoce por su nombre comercial, Depo-Provera.

La progestina previene el embarazo de las siguientes maneras: Espesa el moco del cuello uterino. Esto hace que sea difícil que los espermatozoides se desplacen y lleguen al útero. También adelgaza el revestimiento del útero, lo que dificulta que un óvulo fertilizado se adhiera al útero. La progestina puede en ocasiones impedir que los ovarios liberen un óvulo cada mes (ovulación).

La inyección brinda protección anticonceptiva durante 3 meses por cada aplicación. Después necesitará otra inyección.

La inyección anticonceptiva puede causar pérdida de masa ósea. La mayoría de las mujeres pueden utilizarla de manera segura durante hasta 2 años y luego pueden optar por cambiar a otro método anticonceptivo. Es posible que algunas mujeres puedan utilizar la inyección anticonceptiva por más de 2 años.

¿Cuál es su eficacia?

En el primer año de uso: nota 1

  • Cuando la inyección anticonceptiva se utiliza exactamente como se indica, menos de 1 mujer de cada 100 tiene un embarazo no planificado.
  • Cuando la inyección anticonceptiva no se utiliza exactamente como se indica, 6 mujeres de cada 100 tienen un embarazo no planificado.

Asegúrese de informar al médico sobre cualquier problema de salud que usted tenga o sobre los medicamentos que toma. Él o ella puede ayudarle a elegir el método anticonceptivo que sea adecuado para usted.

¿Cuáles son las ventajas de la inyección anticonceptiva?

  • La inyección anticonceptiva es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces.
  • Es práctica. Solo necesita que le administren la inyección una vez cada 3 meses para prevenir el embarazo. No tiene que interrumpir las relaciones sexuales para protegerse del embarazo.
  • Previene el embarazo durante 3 meses por cada aplicación. Usted no tiene que preocuparse de los métodos anticonceptivos durante este tiempo.
  • Es segura para utilizarse mientras se está amamantando.
  • La inyección anticonceptiva puede reducir el sangrado intenso y los cólicos.
  • La inyección anticonceptiva no contiene estrógeno. Por lo tanto, puede utilizarla si no quiere o no puede tomar estrógeno debido a que tiene ciertas inquietudes o problemas de salud.

¿Cuáles son las desventajas de la inyección anticonceptiva?

  • La inyección anticonceptiva no protege contra las infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés), como el herpes o el VIH/SIDA. Si no está segura de si su pareja sexual pudiera tener una STI, utilice un condón para protegerse de las enfermedades.
  • La inyección anticonceptiva puede provocar pérdida de masa ósea en algunas mujeres. No debe utilizar este método por más de 2 años sin hablar primero con su médico acerca de los riesgos y beneficios.
  • Cualquier efecto secundario puede durar hasta 3 meses.
    • La inyección anticonceptiva puede causar períodos menstruales irregulares, o podría tener manchado entre períodos. También puede saltarse un período. Algunas mujeres ven como una ventaja el no tener un período.
    • Puede causar cambios en el estado de ánimo, menos interés en el sexo o aumento de peso.
  • Debe ir al médico cada 3 meses para que le aplique la inyección anticonceptiva.
  • Si desea quedar embarazada, puede tardar de 9 a 10 meses después de que deje de administrarse la inyección. Esto se debe a que las hormonas de la inyección anticonceptiva tienen que salir de su organismo, y su cuerpo tiene que readaptarse.
  • Si tiene efectos secundarios graves, tiene que esperar a que las hormonas salgan de su organismo. Esto puede llevar hasta 3 meses.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Trussell J, Guthrie KA (2011). Choosing a contraceptive: Efficacy, safety, and personal considerations. In RA Hatcher et al., eds., Contraceptive Technology, 20th ed., pp. 45-74. Atlanta: Ardent Media.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rebecca Sue Uranga, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado16 marzo, 2017