Métodos conductuales para la incontinencia urinaria

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tratamiento

Para tratar la incontinencia urinaria se utilizan varios métodos conductuales: entrenamiento de la vejiga, entrenamiento del hábito, biorretroalimentación y ejercicios de los músculos pélvicos . Las personas que tienen incontinencia debido a limitaciones físicas o mentales (incontinencia funcional ) pueden probar la micción programada y la micción por incitación .

Entrenamiento de la vejiga

El entrenamiento de la vejiga (que también se llama reentrenamiento de la vejiga) se usa para tratar la incontinencia urinaria imperiosa. El entrenamiento de la vejiga intenta aumentar el tiempo que puede esperar antes de tener que orinar. Se le enseña la estructura de las vías urinarias bajas y las causas de la incontinencia.

Se establece un horario para orinar, y usted entrena para resistir las primeras ganas de orinar y contenerse de orinar hasta que sea el horario indicado. El intervalo entre las visitas programadas al baño se aumenta hasta que usted pueda contenerse de orinar por varias horas.

Biorretroalimentación

La biorretroalimentación es una técnica para aprender a controlar una función del cuerpo que normalmente no está bajo el control consciente, como la temperatura de la piel, la tensión muscular, la frecuencia cardíaca o la presión arterial.

A las personas con incontinencia se les enseñan métodos de biorretroalimentación para la vejiga y los esfínteres junto con ejercicios del piso pélvico. Durante la biorretroalimentación, se graban y reproducen para usted la presión de la vejiga, del esfínter rectal y la abdominal, así como la actividad eléctrica de los mismos. Al mirar la información, usted aprende a relajar la vejiga y los músculos abdominales y a controlar los músculos del piso pélvico según la información reproducida para usted.

Las mujeres también pueden usar un cono con peso colocado en la vagina como técnica de biorretroalimentación durante el entrenamiento de los músculos del piso pélvico.

Aprender biorretroalimentación requiere práctica en un laboratorio u otro entorno con la guía de un terapeuta capacitado. También existen unidades de biorretroalimentación para el hogar.

Entrenamiento de los músculos del piso pélvico

Los ejercicios del piso pélvico (Kegel) pueden ayudar a fortalecer algunos de los músculos que controlan el chorro de orina. Estos ejercicios se usan para tratar la incontinencia imperiosa o la incontinencia de esfuerzo. Para hacer los ejercicios de Kegel:

  • Contraiga los mismos músculos que usaría para interrumpir la orina. El abdomen y los muslos no deberían moverse.
  • Manténgalos contraídos durante 3 segundos, luego relájelos por 3 segundos.
  • Comience con 3 segundos, luego añada 1 segundo cada semana hasta que pueda contraerlos por 10 segundos.
  • Repita el ejercicio de 10 a 15 veces por sesión. Haga tres o más sesiones al día.

Los ejercicios de Kegel pueden hacerse en casa o fuera del hogar. Pueden hacerse a cualquier hora del día. Nadie se dará cuenta de que está haciendo los ejercicios. De modo que puede hacerlos a menudo, sin importar dónde esté.

Los ejercicios de Kegel a menudo se combinan con técnicas de biorretroalimentación para enseñarle métodos de ejercicio adecuados y para asegurarse de que el ejercicio esté funcionando. Para que sean eficaces, los ejercicios del piso pélvico (Kegel) con o sin técnicas de biorretroalimentación requieren un alto nivel de motivación y repetición frecuente.

Qué esperar después del tratamiento

Con frecuencia, estos métodos son exitosos para reducir o detener la incontinencia de leve a moderada.

Por qué se hace

Los métodos conductuales pueden usarse para tratar:

  • La incontinencia urinaria imperiosa (usando entrenamiento de la vejiga).
  • La incontinencia urinaria de esfuerzo y la imperiosa (usando los ejercicios del piso pélvico).

Eficacia

Entrenamiento de la vejiga

  • El entrenamiento de la vejiga no funciona bien para todo el mundo. Pero algunas personas se benefician significativamente.
  • Muchas personas que usan entrenamiento de la vejiga tienen menos síntomas de incontinencia. Para algunas personas, la incontinencia se detiene completamente.

Biorretroalimentación

No hay mucha evidencia de la biorretroalimentación combinada con otras terapias conductuales para la incontinencia urinaria. Se necesita más investigación.

Entrenamiento de los músculos del piso pélvico en hombres

Se hicieron dos estudios en hombres usando el entrenamiento de los músculos del piso pélvico para mejorar la continencia después de la operación de próstata. Los resultados no fueron los mismos, pero sí parece haber un beneficio en los hombres que hacen ejercicios de los músculos del piso pélvico. Un estudio mostró que el entrenamiento de los músculos del piso pélvico sí ayudo a los hombres a controlar el escape de orina después de una prostatectomía radical para el cáncer de próstata. nota 1 Pero el otro estudio no mostró un beneficio general en hombres que probaron el entrenamiento de los músculos del piso pélvico después de cualquier cirugía de próstata. nota 2

Otro estudio mostró que los hombres que hicieron ejercicios de los músculos del piso pélvico después de la cirugía de próstata experimentaron una mejoría significativa en comparación con los hombres que no hicieron los ejercicios. nota 3

Entrenamiento de los músculos del piso pélvico en mujeres

Las mujeres que hacen ejercicios de Kegel tienen mayores probabilidades de mejorar, e incluso curar, su incontinencia. Estas mujeres tuvieron menos problemas de escapes al día y dijeron que su calidad de vida era mejor. nota 4 Las mujeres que hacen estos ejercicios durante y después del embarazo pueden reducir su probabilidad de escapes de orina después del parto. nota 4

Las mujeres que hicieron estos ejercicios para la incontinencia urinaria (incontinencia imperiosa, de esfuerzo o mixta) mejoraron. Los ejercicios parecen funcionar mejor en mujeres que tienen incontinencia urinaria de esfuerzo y que continúan haciendo los ejercicios. nota 5

Riesgos

No hay riesgos relacionados con estos tratamientos.

Para pensar

Los métodos conductuales como el entrenamiento de la vejiga requieren un nivel alto de motivación.

Para que sean eficaces, los ejercicios del piso pélvico (Kegel) con o sin técnicas de biorretroalimentación requieren un alto nivel de motivación y repetición frecuente.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. MacDonald R, et al. (2007). Pelvic floor muscle training to improve urinary incontinence after radical prostatectomy: A systematic review of effectiveness. BJU International, 100(1): 76-81.
  2. Campbell SE, et al. (2012). Conservative management for postprostatectomy urinary incontinence. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).
  3. Goode PS, et al. (2011). Behavioral therapy with or without biofeedback and pelvic floor electrical stimulation for persistent postprostatectomy incontinence. JAMA, 305(2): 151-159.
  4. Hay-Smith J, et al. (2008). Pelvic floor muscle training for prevention and treatment of urinary and faecal incontinence in antenatal and postnatal women. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  5. Dumoulin C, Hay-Smith J (2010). Pelvic floor muscle training versus no treatment, or inactive control treatments, for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews (1).

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Avery L. Seifert, MD - Urología

Revisado5 mayo, 2017