Monitorización fetal durante el trabajo de parto

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es una monitorización fetal durante el trabajo de parto?

La monitorización cardíaca fetal es una manera de revisar la frecuencia cardíaca de su bebé (feto) durante el trabajo de parto. La frecuencia cardíaca proporciona una buena manera de determinar si su bebé está bien. Puede mostrar si hay algún problema.

La monitorización puede hacerse todo el tiempo durante el trabajo de parto (continua) o en momentos determinados (intermitente).

La mayoría de las mujeres tienen algún tipo de monitorización. Hable con su médico o enfermera partera durante su embarazo para saber cuáles son sus opciones.

Si tiene un embarazo de bajo riesgo, lo que significa que usted y su bebé no tienen problemas que se les conozcan, usted puede pedir por anticipado contar con monitorización intermitente. Usted puede poner sus deseos en su plan de parto. Esta es una lista de lo que a usted le gustaría que sucediera durante el trabajo de parto. También incluye otras cosas, como maneras de manejar el dolor. Pero si se produce un problema durante el trabajo de parto, podría ser necesario revisar la frecuencia cardíaca de su bebé todo el tiempo.

¿Cómo se hace?

La monitorización puede ser externa (hecha afuera del cuerpo) o interna (hecha dentro del cuerpo). Para la mayoría de las mujeres, es externa. La monitorización externa puede ser continua o intermitente.

Para la monitorización intermitente, la enfermera o el médico usa un dispositivo manual para escuchar el corazón de su bebé a través de su abdomen. A veces, la enfermera o el médico usará un estetoscopio especial. La frecuencia cardíaca se revisa en momentos establecidos durante el trabajo de parto. Por ejemplo, en un embarazo sin problemas, el latido cardíaco del bebé podría ser revisado cada 30 minutos durante la primera etapa del trabajo de parto. Luego sería revisado cada 15 minutos durante la segunda etapa. En el caso de una mujer que tiene un problema durante el embarazo, pero que no corre un riesgo alto, se revisaría el latido cardíaco más a menudo.

Cuando no se está revisando el latido cardíaco de su bebé, tal vez usted pueda caminar.

Con la monitorización continua, el latido cardíaco del bebé se controla todo el tiempo. Dos dispositivos planos (llamados sensores) están sostenidos sobre su abdomen con cinturones elásticos. Un sensor registra la frecuencia cardíaca del bebé. El otro muestra la duración de sus contracciones. Usted tiene que permanecer cerca del monitor junto a su cama. Usted puede levantarse de la cama y sentarse en una silla o pararse cerca del monitor. Pero no puede desplazarse ni bañarse.

A veces, el latido cardíaco del bebé puede ser controlado sin cables. Este método le permitiría a usted desplazarse durante el trabajo de parto. Pero no está disponible en todas partes. Y podría no funcionar si usted se aleja demasiado o si el dispositivo se cae mientras camina.

La monitorización interna solo se hace en situaciones determinadas durante el parto. Se le introduce por la vagina un cable delgado que sale del sensor y se lo hace pasar por el cuello uterino hasta llegar al útero. Se adhiere al cuero cabelludo de su bebé.

¿Cuándo podría tener cada tipo de monitorización?

La monitorización en momentos establecidos (intermitente) es una opción en un embarazo de bajo riesgo. Bajo riesgo significa que usted y su bebé no tienen problemas de salud de los cuales se tenga conocimiento y el embarazo ha progresado bien.

Los médicos recomiendan monitorización a lo largo del trabajo de parto (continua) en un embarazo de alto riesgo. Alto riesgo podría significar, por ejemplo, que usted tiene preeclampsia o diabetes tipo 1 o que su bebé tiene un problema de salud. Un embarazo puede volverse de alto riesgo durante el trabajo de parto cuando ocurre un problema. Entonces, el latido cardíaco del bebé se monitoriza todo el tiempo.

Si usted opta por la aplicación de la anestesia epidural , tendrá monitorización todo el tiempo durante el parto.

La preferencia de su médico también puede afectar el tipo de monitorización que usted tenga. Hable con su médico acerca de lo que él o ella suele usar.

¿Cuáles son los beneficios de cada tipo de monitorización?

Intermitente

  • Usted no está conectada a cables todo el tiempo. De modo que usted puede levantarse de la cama y caminar durante el trabajo de parto.
  • Puede darles tranquilidad a usted y a su pareja de que el trabajo de parto está progresando bien.
  • Puede indicarle al médico o a la enfermera partera que el trabajo de parto puede continuar a su propio ritmo.

Continua

  • Puede darles tranquilidad a usted y a su pareja de que el trabajo de parto está progresando bien.
  • Puede indicar un problema inmediatamente.

¿Cuáles son los riesgos de cada tipo de monitorización?

Intermitente

  • Esta clase de monitorización es muy segura. Pero hay una posibilidad de que un problema no se detecte inmediatamente.

Continua

  • Usted no se puede mover tanto, a menos que tenga monitorización inalámbrica.
  • Los cambios en el latido cardíaco del bebé podrían sugerir que hay un problema cuando no lo hay. Los estudios indican que la monitorización puede estar vinculada a un aumento de partos por cesárea y el uso de ventosa o fórceps durante el parto. nota 1 La monitorización no provoca una cesárea. Pero sí indica todos los cambios en el latido cardíaco del bebé. Algunos de esos cambios podrían ser una señal de un problema. Pero algunos de ellos tal vez no signifiquen que algo anda mal. Un médico tiene que interpretar esos resultados. El médico podría sugerir una cesárea si le preocupa algo durante la monitorización.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (2009, reaffirmed 2015). Intrapartum fetal heart rate monitoring: Nomenclature, interpretation, and general management principles. ACOG Practice Bulletin No. 106. Obstetrics and Gynecology, 114(1): 192-202.

Otras obras consultadas

  • Alfirevic Z, et al. (2013). Continuous cardiotocography (CTG) as a form of electronic fetal monitoring (EFM) for fetal assessment during labour. Cochrane Database of Systematic Reviews (5). DOI: 10.1002/14651858.CD006066.pub2. Accessed August 7, 2014.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Revisado16 marzo, 2017