Mordeduras de animales y de humanos: Cuándo se necesitan puntos de sutura

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Puede ser necesario que un profesional de la salud cierre una lesión por mordedura o esta puede requerir medicamentos antibióticos, o ambas cosas. La decisión de cerrar una herida con puntos de sutura, grapas o un adhesivo cutáneo depende de:

  • El tipo de animal que causó la mordedura.
  • El tamaño y la ubicación de la mordedura.
  • El tiempo que haya pasado desde que se produjo la mordedura.
  • El estado general de salud de la persona que ha sido mordida.

Es importante determinar si es necesario que un profesional de la salud cierre su herida. El riesgo de infección aumenta cuanto más tiempo permanezca abierta la herida. La mayoría de las heridas que necesitan tratamiento deben suturarse, graparse o cerrarse con adhesivos cutáneos (también llamados suturas líquidas) dentro de 6 a 8 horas después de la lesión. Algunas heridas que requieren tratamiento pueden cerrarse hasta 24 horas después de la lesión. Si es posible que se necesiten puntos de sutura, evite usar una pomada antiséptica o antibiótica hasta después de que un profesional de la salud le haya examinado la herida.

  • La mayoría de las mordeduras de perro pueden suturarse, especialmente si la herida es grande.
  • Por lo general, las mordeduras de gato no se suturan. Las mordeduras de los gatos suelen ser heridas por punción y puede ser bastante profundas. Las mordeduras de los gatos tienen un mayor riesgo de infección que las mordeduras de perro.
  • Las mordeduras humanas no suelen suturarse a menos que sean en la cara o la oreja. Las mordeduras humanas tienen un alto riesgo de infección.
  • La mayoría de las mordeduras faciales pueden suturarse en forma segura. El riesgo de infección en la cara es menor porque la cara normalmente tiene un buen flujo de sangre. Gracias a la buena circulación sanguínea, una herida en la cara puede sanar más rápido si se sutura tan pronto como sea posible después de una mordedura.
  • Las mordeduras en la mano o el pie, ya sea a causa de un animal o de un ser humano, no suelen suturarse. Estas mordeduras conllevan un alto riesgo de infección y coser la herida aumenta aún más la probabilidad de infección. En algunas situaciones, puede suturarse una mordedura de perro en la mano.

Es más probable que se necesite tratamiento de un profesional de la salud para:

  • Mordeduras que tengan más de 0.25 pulgadas (6.5 mm) de profundidad, que tengan bordes irregulares o que estén muy abiertas.
  • Mordeduras profundas que lleguen a la grasa, al músculo, al hueso o a otras estructuras profundas.
  • Mordeduras profundas en una articulación, especialmente si la herida se abre cuando se mueve la articulación o si al apartar los bordes de la herida se ven grasa, músculos, huesos o estructuras de la articulación.
  • Mordeduras profundas en la mano o en los dedos.
  • Mordeduras en la cara, en los labios o en cualquier zona que le preocupe por la cicatrización (por razones cosméticas). Las mordeduras en los párpados generalmente requieren suturas por razones tanto funcionales como cosméticas.
  • Mordeduras de más de 0.75 pulgadas (20 mm) de largo que son más profundas que 0.25 pulgadas (65 mm) cuando se separan los bordes.
  • Mordeduras que continúan sangrando después de 15 minutos de presión directa.

Mordeduras como estas deben ser evaluadas por un profesional de la salud, pero tal vez no siempre requieran puntos de sutura.

Puede no necesitarse tratamiento de un profesional de la salud para:

  • Mordeduras con bordes lisos que tienden a permanecer unidos durante el movimiento normal de la parte del cuerpo afectada.
  • Mordeduras superficiales de menos de 0.25 pulgadas (6.5 mm) de profundidad y menos de 0.75 pulgadas (20 mm) de longitud.
  • Mordeduras que son heridas por punción pequeñas, como las mordeduras de gato.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD, MMEd, FRCPC - Medicina de emergencia

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017