Náuseas y vómito, 12 años o más

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Las náuseas son sensaciones de malestar en la boca del estómago. Cuando usted tiene náuseas, puede sentirse débil y sudoroso, y tener mucha saliva en la boca. Incluso puede vomitar. Esto obliga a que el contenido del estómago suba por el esófago y salga por la boca. En la mayoría de los casos, las náuseas y el vómito no son graves. El tratamiento en el hogar le puede ayudar a sentirse mejor.

Las náuseas y el vómito pueden ser síntoma de otra enfermedad. Las náuseas y el vómito podrían ser causados por:

Las náuseas o el vómito también pueden ser síntomas de un problema o enfermedad, por ejemplo:

Las náuseas y el vómito pueden causar deshidratación rápidamente. Los adultos mayores tienen una mayor probabilidad de deshidratarse.

Revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Tiene náuseas o vómito?
Tener náuseas significa que usted tiene revoltura estomacal, como si fuera a vomitar.
Náuseas o vómito
No
Náuseas o vómito
¿Qué edad tiene?
11 años o menos
11 años o menos
12 a 55 años
12 a 55 años
56 años o más
56 años o más
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Varón
Mujer
Mujer
¿Ha tenido alguna lesión en la cabeza en las últimas 24 horas?
Lesión en la cabeza en las últimas 24 horas
No
Lesión en la cabeza en las últimas 24 horas
¿Tiene dolor abdominal moderado o intenso?
Este no es el tipo de dolor que producen los cólicos cuando se tiene diarrea.
Dolor abdominal
No
Dolor abdominal
¿Está embarazada?
Sí, usted sabe que está embarazada.
Embarazo
No, no está embarazada, o no está segura de estar embarazada.
Embarazo
¿Podría estar teniendo síntomas de un ataque al corazón ?
Si está teniendo un ataque al corazón, hay diversas áreas donde podría sentir dolor u otros síntomas .
Síntomas de ataque cardíaco
No
Síntomas de ataque cardíaco
¿Tiene síntomas de choque ("shock")?
Symptoms of shock
No
Symptoms of shock
¿Cree que podría estar deshidratado ?
May be dehydrated
No
May be dehydrated
¿Los síntomas son graves, moderados o leves ?
Graves
Severe dehydration
Moderados
Moderate dehydration
Leves
Mild dehydration
¿Tiene problemas para beber lo suficiente como para reponer los líquidos que perdió?
Por lo general, no son suficientes los pequeños sorbos de líquido. Usted debe ser capaz de ingerir y retener una abundante cantidad de líquido.
Unable to maintain fluid intake
No
Able to maintain fluid intake
Symptoms of serious illness
No
Symptoms of serious illness
¿Ha vomitado?
Vómito
No
Vómito
En el término de la última semana, ¿ha tenido alguna lesión en el abdomen, como un golpe en el estómago o una caída fuerte?
Lesión abdominal durante la última semana
No
Lesión abdominal durante la última semana
¿Ha vomitado sangre o algo parecido a granos de café molidos?
Si sólo hay uno o dos hilos de sangre que usted está seguro que salieron de la nariz o de la boca, no está vomitando sangre.
Ha vomitado sangre o algo parecido a posos de café
No
Ha vomitado sangre o algo parecido a posos de café
¿Qué cantidad de sangre ha vomitado?
Dos o más rastros de sangre, o cualquier cantidad de material que parece granos de café molido
Ha vomitado algo parecido a posos de café o el vómito tiene al menos 2 vetas de sangre
Un rastro de sangre o menos
El vómito tiene 1 veta de sangre o menos
¿El vómito es grave ?
Vómito intenso
No
Vómito intenso
¿Cree que podría tener fiebre?
Posible fiebre
No
Posible fiebre
¿Se tomó la temperatura?
Se tomó la temperatura
No
Se tomó la temperatura
¿Qué tan alta es la fiebre? La respuesta podría depender de la manera en que se tomó la temperatura .
Alta: 104°F (40°C) o más, oral
Fiebre alta: 104°F (40°C) o más, oral
Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Fiebre moderada: de 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
Fiebre leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
¿Qué tan alta cree que es la fiebre?
Alta
Cree que la fiebre es alta
Moderada
Cree que la fiebre es moderada
Leve o baja
Cree que la fiebre es leve
¿Durante cuánto tiempo ha tenido fiebre?
Menos de 2 días (48 horas)
Fiebre durante menos de 2 días
Al menos 2 días pero menos de 1 semana
Fiebre durante más de 2 días y menos 1 semana
1 semana o más
Fiebre durante 1 semana o más
¿Tiene algún problema de salud o toma medicamentos que debilitan el sistema inmunitario ?
Disease or medicine that causes immune system problems
No
Disease or medicine that causes immune system problems
¿Tiene temblores y escalofríos o sudoración muy intensa?
Los temblores y escalofríos son una forma grave e intensa de tiritar. La sudoración intensa significa que el sudor le corre por el cuerpo o le empapa la ropa.
Escalofríos violentos o sudoración intensa
No
Escalofríos violentos o sudoración intensa
¿Tiene diabetes?
Diabetes
No
Diabetes
¿Está perdiendo el control de su diabetes debido a que está enfermo?
La diabetes se ve afectada por enfermedad
No
La diabetes se ve afectada por enfermedad
¿Usted y su médico tienen un plan para lo que deben hacer cuando usted está enfermo ?
Plan de diabetes para días de enfermedad
No
Plan de diabetes para días de enfermedad
¿El plan le está ayudando a mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control?
El plan de diabetes para días de enfermedad está funcionando
No
El plan de diabetes para días de enfermedad no está funcionando
¿Qué tan rápido está perdiendo el control?
Rápidamente (en varias horas)
El azúcar en la sangre está empeorando rápidamente
Lentamente (durante días)
El azúcar en la sangre está empeorando lentamente
¿Cree que un medicamento podría estar causando las náuseas o el vómito?
Piense acerca de si las náuseas o el vómito comenzaron o no después de que usted empezó a usar un medicamento nuevo o una dosis más alta de un medicamento.
Un medicamento puede estar causando náuseas o vómito
No
Un medicamento puede estar causando náuseas o vómito
¿Existe alguna posibilidad de que esté embarazada?
Posibilidad de embarazo
No
Posibilidad de embarazo
¿Han durado más de 1 semana sus síntomas?
Symptoms have lasted longer than 1 week
No
Symptoms have lasted longer than 1 week

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Por lo general, un plan para enfermedad destinado a personas con diabetes cubre aspectos como los siguientes:

  • La frecuencia con la que se debe revisar el nivel de azúcar en la sangre y cuáles son los límites ideales.
  • Si se debe ajustar la dosis y el momento de administración de la insulina o de otros medicamentos para la diabetes y cómo hacerlo.
  • Qué hacer si usted tiene problemas para retener los alimentos o los líquidos.
  • Cuándo llamar a su médico.

El plan está diseñado para ayudarle a mantener la diabetes bajo control aunque esté enfermo. Cuando tiene diabetes, aun una enfermedad leve puede causar problemas.

Es fácil que su diabetes se salga de control cuando está enfermo. Debido a una enfermedad:

  • Su nivel de azúcar en la sangre podría ser demasiado alto o demasiado bajo.
  • Es posible que usted no pueda tomar sus medicamentos para la diabetes (si tiene vómito o problemas para retener los alimentos o los líquidos).
  • Es posible que no sepa cómo ajustar la dosis o cuándo debe administrar su medicamento para la diabetes.
  • Es posible que usted no esté comiendo suficiente cantidad de alimentos o bebiendo suficiente cantidad de líquido.

La temperatura varía un poco según cómo se mida. Para los adultos y niños de 12 años o más, estos son los márgenes para temperaturas alta, moderada y leve, según la forma en que haya tomado la temperatura.

Temperatura bucal

  • Alta: 104°F (40°C) o más
  • Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C)
  • Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos

Una medición de la temperatura en la frente suele ser entre 0.5°F (0.3°C) y 1°F (0.6°C) más baja que la temperatura oral.

Temperatura timpánica (en el oído) o rectal

  • Alta: 105°F (40.6°C) o más
  • Moderada: 101.4°F (38.6°C) a 104.9°F (40.5°C)
  • Leve: 101.3°F (38.5°C) o menos

Temperatura axilar

  • Alta: 103°F (39.5°C) o más
  • Moderada: 99.4°F (37.4°C) a 102.9°F (39.4°C)
  • Leve: 99.3°F (37.3°C) o menos

Si no está seguro de si la fiebre es alta, moderada o leve, tenga en cuenta lo siguiente:

Con fiebre alta:

  • Siente mucho calor.
  • Es probable que sea una de las fiebres más altas que haya tenido. La fiebre alta no es tan común, especialmente en adultos.

Con fiebre moderada:

  • Siente un poco de calor o calor.
  • Sabe que tiene fiebre.

Con fiebre leve:

  • Es posible que sienta un poco de calor.
  • Cree que podría tener fiebre, pero no está seguro.

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los adultos son:

  • Enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y VIH/SIDA.
  • Problemas a largo plazo con el alcohol y las drogas.
  • Medicamentos esteroides, que pueden usarse para tratar una variedad de afecciones.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • Otros medicamentos usados para tratar la enfermedad autoinmunitaria.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • No tener bazo.

Usted puede deshidratarse cuando pierde mucho líquido debido a problemas como vómito o fiebre.

Los síntomas de deshidratación pueden ser de leves a graves. Por ejemplo:

  • Es posible que se sienta cansado y tenso (deshidratación leve), o puede sentirse débil, que no está alerta e incapaz de pensar claramente (deshidratación grave).
  • Es posible que orine menos de lo habitual (deshidratación leve), o es posible que no orine en absoluto (deshidratación grave).

Deshidratación grave significa:

  • Es posible que tenga la boca y los ojos extremadamente secos.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 12 horas o más.
  • Es posible que no se sienta alerta ni capaz de pensar claramente.
  • Es posible que se sienta demasiado débil o mareado como para mantenerse de pie.
  • Es posible que se desmaye.

Deshidratación moderada significa:

  • Es posible que tenga mucha más sed de lo habitual.
  • Es posible que tenga la boca y los ojos más secos de lo habitual.
  • Es posible que orine poco o no orine durante 8 horas o más.
  • Es posible que se sienta mareado cuando se pone de pie o se incorpora.

Deshidratación leve significa:

  • Es posible que tenga más sed de lo habitual.
  • Es posible que orine menos de lo habitual.

Tener vómito grave puede significar que:

  • Vomita más de 10 veces en 24 horas.
  • Durante al menos 24 horas, vomita cada vez que intenta beber algo.
  • Vomita en grandes cantidades y con mucha fuerza.

Muchos medicamentos recetados y sin receta pueden causar náuseas o vómito. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Antibióticos.
  • Antidepresivos.
  • Aspirina, ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve).
  • Medicamentos que se usan para tratar el cáncer (quimioterapia).
  • Analgésicos (medicamentos para el dolor) opioides.
  • Vitaminas y suplementos minerales, como hierro.

Comenzar a tomar un medicamento nuevo o aumentar la dosis pueden causar náuseas y vómito. Es posible que las náuseas y el vómito también signifiquen que hay demasiado medicamento en el cuerpo, incluso si lo tomó en forma adecuada.

El choque ("shock") es una afección potencialmente mortal que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque (la mayoría de estos estarán presentes) incluyen:

  • Desmayo (pérdida del conocimiento).
  • Sentir mucho mareo o aturdimiento, como si estuviera por desmayarse.
  • Sentirse muy débil o tener problemas para estar de pie.
  • No sentirse alerta ni capaz de pensar claramente. Es posible que se sienta confuso, inquieto, temeroso o incapaz de responder preguntas.

El choque ("shock") es una afección potencialmente mortal que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque en un niño podrían incluir:

  • Desmayo (pérdida del conocimiento).
  • Mucha somnolencia o dificultad para despertarlo.
  • No responde cuando lo tocan o le hablan.
  • Respira mucho más rápido de lo habitual.
  • Actúa confuso. Es posible que el niño no sepa dónde está.

Los síntomas de un ataque al corazón podrían incluir:

  • Dolor o presión en el pecho, o una sensación extraña en el pecho.
  • Sudoración.
  • Falta de aire.
  • Náuseas o vómito.
  • Dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula, la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.
  • Aturdimiento o debilidad repentina.
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares.

Cuantos más de estos síntomas presente, es más probable que esté teniendo un ataque al corazón. El dolor o la presión en el pecho es el síntoma más común, pero es posible que algunas personas, especialmente las mujeres, no lo noten tanto como otros síntomas. Es posible que no tenga dolor en el pecho en absoluto, sino que en su lugar le falte el aire o tenga náuseas o una extraña sensación en el pecho o en otras zonas.

Los síntomas de enfermedad grave podrían incluir:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Rigidez en el cuello.
  • Cambios mentales, como sentirse confuso o mucho menos alerta.
  • Fatiga extrema (hasta el punto de resultarle difícil desenvolverse).
  • Temblores y escalofríos.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Después de llamar al 911 , el operador podría decirle que mastique 1 aspirina de adulto (325 mg) o 2 a 4 aspirinas de dosis baja (81 mg). Espere a la ambulancia. No trate de conducir un automóvil por sí mismo.

Lesión en la cabeza, 4 años de edad o más
Náuseas y vómito, 11 años o menos
Problemas relacionados con el embarazo
Dolor abdominal, 12 años o más

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ser lo único que se necesita para aliviar las náuseas ocasionales.

  • Observe si hay deshidratación y trátela a tiempo. Las señales de deshidratación incluyen tener más sed de la habitual y menos orina que de costumbre. Los adultos mayores y los niños pequeños pueden deshidratarse rápidamente.
  • No use aspirina ni un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) , como ibuprofeno, para tratar un dolor abdominal.
  • Tome un medicamento de venta libre para las náuseas, como meclizina (Antivert o Bonine) o dimenhidrinato (Dramamine), o un antihistamínico , como Benadryl. No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con su médico.
  • Pruebe la acupresión:
    • Coloque la punta del índice derecho en la parte inferior de la muñeca izquierda, a unas 1.5 pulgadas (4 cm) de la mano. Los puntos de acupresión son muy pequeños, por lo que es posible que necesite intentar este método más de una vez.
    • Aplique presión moderada de 2 a 3 minutos.
    • Repita conforme sea necesario.
    • Las bandas de acupresión , que se consiguen para la cinetosis, pueden ayudar a disminuir las náuseas.
  • Chupe un caramelo de menta o mastique chicle de menta. La menta puede ayudar a relajar los músculos tensos del estómago y reducir las contracciones estomacales que podrían estar provocando las náuseas.

Si usted está vomitando:

  • Guarde cama hasta que se sienta mejor.
  • Beba sorbos de una bebida rehidratante para reponer los líquidos y nutrientes perdidos.
  • Después de que el vómito haya parado durante 1 hora, beba 1 onza líquida (30 mL) de líquido claro cada 20 minutos durante 1 hora. Entre los líquidos claros se encuentran el jugo de manzana o de uva mezclados a partes iguales con agua, las bebidas rehidratantes, el té suave con azúcar, el caldo claro y la gelatina. Evite los jugos de naranja, toronja (pomelo) o tomate y la limonada. Evite los jugos de manzana y de uva si también tiene diarrea. No beba productos lácteos, alcohol ni gaseosas, como sodas.
  • Si ya no tiene más vómito, durante la segunda hora aumente a 8 onzas líquidas (240 mL) la cantidad de líquido que beba. Si ya no vomita después de la segunda hora, asegúrese de seguir bebiendo lo suficiente como para prevenir la deshidratación.
  • Cuando se sienta mejor, empiece a tomar caldos, alimentos suaves y líquidos hasta que todos los síntomas hayan desaparecido por 12 a 48 horas. La gelatina, el pan tostado seco, las galletas saladas y el cereal cocido son buenas opciones. Trate de apartarse de olores fuertes de comida, que pueden agravar las náuseas.

El ácido del vómito puede erosionar el esmalte de los dientes y causar caries dentales . Enjuáguese la boca con agua después de vomitar. Cepíllese los dientes si puede hacerlo.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si ocurre alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Se produce deshidratación . Las señales de deshidratación incluyen tener más sed de la habitual y menos orina que de costumbre.
  • Se produce rigidez en el cuello .
  • Se producen vómitos graves .
  • El vómito contiene sangre o material que tiene el aspecto de granos de café molidos.
  • Se produce vómito con fiebre de 103°F (39.4°C) o superior, o la fiebre dura más de 2 días.
  • Se produce dolor abdominal o el dolor empeora.
  • Sus síntomas se agravan o son más frecuentes.

Prevención

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es una de las causas más comunes de náuseas y vómito en adultos. Para prevenir la intoxicación alimentaria:

  • Siga la regla 2-40-140. No consuma carnes, aderezos, ensaladas u otros alimentos que hayan permanecido a una temperatura entre 40°F (4.4°C) y 140°F (60°C) durante más de 2 horas.
  • Tenga especial cuidado con las comidas cocidas grandes, como el pavo de los días festivos, que necesitan mucho tiempo para enfriarse. Las partes gruesas de la carne pueden estar a más de 40°F (4.4°C) durante un tiempo lo suficientemente prologado como para que crezcan bacterias.
  • Utilice un termómetro para verificar la temperatura de su refrigerador (nevera). Debería ester entre 34°F (1.1°C) y 40°F (4.4°C).
  • Descongele las carnes en el refrigerador o en el microondas, no sobre la mesa de la cocina.
  • Lávese las manos, las tablas de picar y las superficies con frecuencia. Después de manejar carnes crudas, especialmente pollo, lávese las manos y los utensilios antes de preparar otros alimentos.
  • El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) recomienda recalentar las carnes a más de 140°F (60°C) durante por lo menos 10 minutos para eliminar las bacterias. Aun así, hay bacterias que podrían no ser eliminadas.
  • No coma huevos crudos ni salsas no cocidas hechas con huevos.
  • Mantenga en hielo los alimentos de fiesta.
  • Cuando coma afuera, evite carnes poco cocidas o sin cocer y los mariscos. Coma las ensaladas y los artículos de fiambrería mientras aún están fríos.
  • Deseche cualquier lata o frasco con tapas hinchadas o fugas.
  • Siga cuidadosamente las instrucciones para enlatar y congelar. Comuníquese con la oficina de extensión agrícola de su condado para solicitar consejos.
  • Si usted piensa que un alimento puede haber estado guardado en el refrigerador demasiado tiempo, no se arriesgue. Deséchelo.

Para obtener más información, vea el tema Intoxicación alimentaria y manejo seguro de alimentos .

Enfermedades virales

Aumente sus probabilidades de conservarse sano siguiendo estas recomendaciones:

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente en los meses de invierno cuando son más comunes las enfermedades virales .
  • Mantenga las manos alejadas de la nariz, los ojos y la boca. Es más probable que los virus ingresen en el cuerpo a través de estas zonas.
  • Siga una dieta equilibrada y saludable.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • No fume. Fumar irrita el revestimiento de la nariz, los senos paranasales y los pulmones, lo cual puede aumentar las posibilidades de tener problemas por enfermedades virales.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita .

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • Describa sus náuseas y vómito:
    • ¿Cuándo empezó?
    • ¿Cuántas veces ha vomitado?
    • ¿Cuándo vomitó por última vez?
    • ¿Qué aspecto tiene el vómito (sangre, granos de café molidos, bilis, mucosidad, alimentos sin digerir)?
  • ¿Qué medicamentos recetados y de venta libre está tomando?
    • ¿Está tomando algún medicamento recetado o sin receta nuevo?
    • ¿Aumentó recientemente la dosis de un medicamento?
    • ¿Está tomando un medicamento con mayor frecuencia?
  • ¿Ha estado expuesto recientemente a alguien con una enfermedad similar?
  • ¿Sus síntomas comenzaron después de comer en un restaurante? ¿Alguien más que comió allí con usted se enfermó?
  • ¿Ha comido recientemente mariscos crudos o que no estuviesen bien cocidos?
  • ¿Cree que ha comido algún alimento contaminado?
  • ¿Ha bebido recientemente agua sin tratar de lago, arroyo o pozo?
  • ¿Ha estado recientemente en un crucero o ha viajado recientemente fuera del país?
  • ¿Ha tenido alguna exposición conocida a sustancias químicas, emanaciones o materiales tóxicos?
  • ¿Cree que su vómito es causado por el consumo de alcohol o de drogas?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar ha probado? ¿Qué tan bien han funcionado?
  • ¿Tiene algún otro síntoma, como diarrea, fiebre, dolor de cabeza, problemas urinarios o dolor abdominal?
  • ¿Alguna vez se obliga a vomitar?
  • ¿Alguna vez se le diagnosticó un trastorno de la alimentación, como anorexia o bulimia ?
  • ¿Algún otro familiar tiene problemas relacionados con el vómito?
  • ¿Tiene algún riesgo de salud ?

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 marzo, 2017