Neutropenia: Cómo prevenir infecciones

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es la neutropenia?

La neutropenia (o neutrocitopenia) significa que su sangre tiene una cantidad demasiado baja de un tipo de glóbulos blancos llamados neutrófilos. Los glóbulos blancos son una parte importante del sistema inmunitario del cuerpo. Los neutrófilos ayudan a proteger el organismo de infecciones mediante la destrucción de las bacterias.

Usted puede contraer infecciones fácilmente cuando su recuento de glóbulos blancos es bajo. Esto es porque su cuerpo no puede combatir los microbios tan bien como debería hacerlo. Hasta una infección leve puede volverse seria rápidamente. De modo que es importante que tome medidas adicionales para evitar infecciones y para estar alerta a señales de infección. Su médico puede decirle por cuánto tiempo debe mantener estas precauciones.

¿Qué causa la neutropenia?

La neutropenia a menudo está causada por tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radiación . Estos tratamientos destruyen las células cancerosas, pero también pueden reducir la capacidad del organismo de producir glóbulos blancos.

Otras causas incluyen:

  • Afecciones del sistema inmunitario como VIH o lupus .
  • Tipos de cáncer como la leucemia y los síndromes mielodisplásicos. Estos cánceres hacen que el organismo produzca células sanguíneas anormales.
  • Algunos tipos de infección.
  • Niveles bajos de vitamina B12 o ácido fólico .
  • Un bazo dilatado.

¿Cómo puede prevenir infecciones?

Cuídese la piel

  • Lávese las manos con frecuencia. Puede utilizar agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol. Higienizarse las manos es especialmente importante antes de comer; después de ir al baño; después de tocar un animal; y después de estornudar, toser o sonarse la nariz.
  • Dúchese o báñese todos los días. Séquese la piel con toques suaves de toalla, y aplíquese una loción para evitar que la piel se reseque y se agriete.
  • Use un cepillo de dientes de cerdas suaves y cepíllese con cuidado. No use hilo dental. Es posible que su médico le recete un enjuague bucal sin alcohol para ayudar a prevenir las llagas bucales.
  • Tenga cuidado de no cortarse. Use una rasuradora eléctrica. No se recorte las cutículas. Tenga extremo cuidado con cuchillos, agujas y tijeras.
  • Si se corta o se lastima y tiene una herida abierta, lávela inmediatamente con agua tibia y jabón. Cúbrala con una venda limpia.

Protéjase de las infecciones

  • Evite las muchedumbres y las personas que estén enfermas. Tal vez también necesite evitar personas que se han puesto ciertas vacunas.
  • Use una mascarilla facial cuando tenga que estar en público o ir a citas.
  • Use guantes y una mascarilla cuando trabaje en el jardín o cuando manipule desechos de mascotas.
  • Hable con su médico antes de ponerse cualquier vacuna, incluyendo la vacuna contra la gripe.

Tenga cuidado con los alimentos

Su médico puede decirle cuáles son las mejores maneras de manipular y preparar alimentos a fin de ayudar a evitar infecciones. Es posible que también necesite evitar ciertos alimentos. Por ejemplo, su médico puede decirle que:

  • Coma solamente carne, pescado y huevos bien cocidos. Los microbios que viven dentro de estos alimentos no siempre son destruidos a menos que el alimento esté completamente cocido.
  • Friegue las frutas y las verduras crudas antes de comerlas. Los microbios en las frutas y verduras frescas no siempre son fáciles de eliminar con el lavado.
  • Evite los alimentos que no pueden lavarse bien, como las frambuesas.

¿Cuáles son las señales de una infección?

La fiebre es una señal común de infección. De modo que su médico puede pedirle que se tome la temperatura todos los días y que lleve un registro escrito de las mediciones.

Llame a su médico inmediatamente si cree que tiene una infección. Cualquier infección puede volverse muy seria para las personas con neutropenia, de modo que es muy importante buscar tratamiento de inmediato.

Las señales comunes de infección incluyen:

  • Fiebre de 100.4 o más alta (esto puede ser el único síntoma).
  • Escalofríos o sudoración.
  • Tos o falta de aire.
  • Náuseas o vómito.
  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o calor alrededor de una llaga o de un sitio de IV.

Otras señales posibles incluyen dolor de garganta o llagas bucales, secreción o comezón vaginal, diarrea, dolor al orinar, o necesidad de orinar a menudo.

¿Cómo se trata?

Si su recuento de glóbulos blancos es muy bajo, su médico puede darle medicamentos para ayudar a protegerlo, como:

  • Antibióticos para ayudar a prevenir infecciones.
  • Medicamentos para ayudar a su organismo a producir glóbulos blancos.

Si tiene una infección o fiebre, tal vez necesite que lo traten en el hospital. Para combatir la infección, su médico puede darle antibióticos a través de una vena ( vía intravenosa , o IV). Esto hace llegar el medicamento al torrente sanguíneo con rapidez. Es posible que a algunas personas se les permita tomar antibióticos por boca.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Elizabeth T. Russo, MD - Medicina interna

Revisado3 marzo, 2017