Niños pequeños: Comidas nutritivas para niños con apetito muy selectivo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los niños pequeños frecuentemente son quisquillosos con la comida. Es posible que solo coman unos pocos alimentos y que de pronto los rechacen. A los niños pequeños también les cambia rápidamente el apetito. Aunque los niños pequeños crecen de manera constante durante su segundo año de edad, su ritmo de crecimiento es menos drástico que durante el primer año, lo cual suele verse reflejado en cuánto comen. A esta edad, los niños pueden comer con mucho apetito un día y comer muy poco al día siguiente, pero por lo general comen cantidades adecuadas para satisfacer sus necesidades calóricas.

Los niños pequeños están empezando a entender que pueden tomar sus propias decisiones. Su necesidad de independencia y control a menudo afecta las horas de comer y su alimentación.

Hay dos "reglas" básicas para alimentar a su hijo:

  • Usted decide qué, cuándo y dónde come su hijo.
  • Su hijo decide cuánto comer o incluso si comer.

Más específicamente, puede ser útil:

  • Encontrar al menos un alimento de cada grupo de alimentos que le guste a su hijo y asegúrese de que esté disponible la mayor parte del tiempo. Los niños tienden a aceptar nuevos alimentos gradualmente y es posible que usted tenga que ofrecerle un alimento muchas veces antes de que su hijo realmente lo pruebe.
  • Ser un modelo de buena nutrición para sus hijos. No tenga regularmente en casa alimentos menos nutritivos (por ejemplo, aquellos que contienen grandes cantidades de grasas o azúcar). Si usted come estos alimentos, pero priva a su hijo de ellos, el niño aprenderá que estos alimentos son muy deseables. El niño podría comer estos alimentos a escondidas, suplicarle que se los dé o simplemente verlos como algo maravilloso.
  • Limitar la cantidad de jugo de fruta que le da a su hijo. El jugo no tiene la fibra valiosa que tiene la fruta entera. A menos que la etiqueta indique que la bebida solo contiene el 100% de jugo, recuerde que muchos jugos de fruta son solo agua, un poco de sabor de jugo y una gran cantidad de azúcar añadida . Si debe darle jugo a su hijo, dilúyalo con agua. La Academia Americana de Pediatría aconseja no más de 4 onzas líquidas (120 mL) a 6 onzas líquidas (180 mL) de jugo de fruta 100% al día para niños de 1 a 6 años de edad. nota 1

Usted puede ayudar a prevenir las luchas a la hora de comer planeando por adelantado y siendo consciente de las cuestiones comunes.

  • Proporcione a los niños una variedad de alimentos nutritivos, a horas de comer regulares y razonables, y sentados a la mesa.
  • Permita que su hijo elija qué comer de entre los alimentos que usted le haya proporcionado. Deje que su hijo decida cuándo está satisfecho. Manténgase al margen de esas decisiones.
  • No utilice la comida como recompensa.
  • Piense en las comidas familiares como eventos sociales agradables que unen a la familia, no como eventos funcionales en los que un niño se siente obligado a comer.
  • Deje que el hambre, no las normas o las súplicas o la negociación, determine qué y cuánto come su hijo (dentro de los límites de lo que usted ponga a su disposición).

Para obtener más información sobre cómo ayudar a su hijo a comer bien, vea el tema Alimentación saludable para niños .

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Committee on Nutrition, American Academy of Pediatrics (2001, reaffirmed 2006). The use and misuse of fruit juice in pediatrics. Pediatrics, 107(5): 1210-1213. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/107/5/1210.full.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD, MPH - Pediatría

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado

Revisado4 mayo, 2017