Objeto atascado en las vías respiratorias de un niño

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Un objeto puede atascarse en la vías respiratorias a cualquier edad, pero es más común en niños menores de 3 años. Aunque un niño puede no tener ningún síntoma cuando algo se le ha quedado atascado en las vías respiratorias, podrían presentarse cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Respiración rápida y ruidosa o con sonido agudo
  • Aumento del babeo
  • Dificultad y dolor al tragar o incapacidad para tragar
  • Arcadas
  • Negarse a comer alimentos sólidos
  • Dolor en el cuello, el pecho o el abdomen
  • Vómitos

Dado que un niño pequeño puede meterse cualquier cosa en la boca, es importante estar al tanto de lo que está a su alcance. La tráquea es de aproximadamente el mismo tamaño que el diámetro del dedo meñique de su hijo. Lo mejor es mantener los objetos de menos de 1.25 pulgadas (3.2 cm) fuera del alcance de los niños.

Los pedazos de comida, como salchichas, cacahuates, palomitas de maíz y caramelos, son los objetos más comunes que causan obstrucciones en las vías respiratorias, siendo los alimentos redondos los más frecuentes. Las piezas pequeñas de un juguete, los ojos cosidos en una muñeca o los botones de la ropa pueden atascarse en las vías respiratorias. Los globos de látex son especialmente peligrosos, ya que incluso un pequeño pedazo puede bloquear las vías respiratorias por completo.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado20 noviembre, 2017