Orquiectomía para el cáncer de próstata

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La orquiectomía es la extirpación de los testículos. El pene y el escroto, la bolsa de piel que contiene los testículos, se dejan intactos. La orquiectomía se hace para detener la mayor parte de producción de testosterona del cuerpo, la cual el cáncer de próstata suele necesitar para seguir desarrollándose.

  • La orquiectomía simple es la extirpación de ambos testículos por medio de un corte (incisión) en la parte delantera del escroto. Si se desea, se pueden colocar testículos artificiales (implantes de solución salina) en el escroto.
  • La orquiectomía subcapsular es la extracción del tejido del revestimiento de los testículos donde se produce la testosterona. Esto deja el escroto con un aspecto casi normal.

Estos métodos son igual de eficaces para detener la producción de testosterona por los testículos. Estas cirugías tienen aproximadamente el mismo nivel de complicación que una vasectomía y toman menos de 30 minutos.

Qué esperar después de la cirugía

La orquiectomía puede hacerse como procedimiento ambulatorio o con una corta estancia hospitalaria. Por lo general, usted puede retomar sus actividades regulares al cabo de 1 o 2 semanas. Y puede esperar una recuperación completa al cabo de 2 a 4 semanas.

Por qué se hace

La orquiectomía puede ayudar a aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y prolongar la supervivencia para el cáncer de próstata avanzado . En ocasiones, también se necesita radioterapia.

Eficacia

La orquiectomía suele reducir el tamaño del tumor y aliviar el dolor en los huesos.

Esta cirugía no cura el cáncer de próstata, aunque puede prolongar la supervivencia.

Riesgos

La orquiectomía causa cambios hormonales repentinos en el cuerpo. Los efectos secundarios de los cambios hormonales pueden incluir:

  • Esterilidad.
  • Pérdida de interés en el sexo.
  • Problemas de erección.
  • Bochornos.
  • Aumento del tamaño de los senos (ginecomastia ).
  • Aumento de peso.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Huesos delgados o frágiles ( osteoporosis ).

Para pensar

Los niveles de testosterona en el cuerpo pueden reducirse de dos maneras, bien con cirugía o con terapia hormonal . La cirugía (una orquiectomía) es una manera permanente de reducir la testosterona. La terapia hormonal (usar medicamentos) no es permanente, por lo que un hombre tendrá que seguir tomando pastillas o aplicándose inyecciones para mantener bajos sus niveles de testosterona.

Algunos hombres optan por someterse a cirugía de reconstrucción después de una orquiectomía. Para hacer esto, el cirujano sustituye los testículos por otros artificiales.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Christopher G. Wood, MD, FACS - Urología, Oncología

Revisado3 mayo, 2017