Orquiopexia para un testículo no descendido

Saltar a la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La cirugía para mover un testículo no descendido al escroto se conoce como orquiopexia u orquidopexia. Suele hacerse en bebés de 9 a 15 meses de edad. En la mayoría de los casos, un cirujano pediátrico o un especialista que trata problemas urinarios en niños (urólogo pediátrico) realiza la cirugía.

La orquiopexia también puede hacerse en niños varones de más edad y, rara vez, en adolescentes y hombres adultos que tienen testículos no descendidos.

Dependiendo de la ubicación del testículo, se hacen una o dos pequeñas incisiones en el escroto, en la ingle o en el abdomen para permitirle al cirujano alcanzar el testículo y moverlo al escroto. A veces, se usa otro método quirúrgico llamado laparoscopia para mover los testículos no descendidos cuando se encuentran muy arriba en el conducto inguinal o en el abdomen. Se utiliza la anestesia general en ambos tipos de orquiopexia.

Por lo general, solo se necesita una operación. Pero en algunos casos en los que los testículos se encuentran en el abdomen, la orquiopexia puede requerir dos operaciones separadas que se hacen con varios meses de diferencia.

Qué esperar después de la cirugía

La orquiopexia puede hacerse como procedimiento ambulatorio si no es complicada. A veces, el niño necesita una estancia corta en el hospital. La cirugía para los testículos que se encuentran justo encima del escroto y para los testículos que están abajo en el conducto inguinal suele ser mucho más sencilla que aquella para los testículos que están más arriba en el conducto o en el abdomen.

Durante al menos 2 semanas después de la cirugía, los niños deben evitar los juegos, los deportes, los juegos bruscos, andar en bicicleta y otras actividades en las que existe el riesgo de una lesión en los genitales.

El médico por lo general hará un examen de seguimiento al cabo de 2 a 3 meses después de la operación.

Por qué se hace

La orquiopexia se hace para colocar un testículo no descendido en su posición normal en el escroto.

  • Trasladar testículos no descendidos al escroto podría ayudar a prevenir la esterilidad y podría reducir el riesgo de cáncer de testículo . nota 1
  • El tratamiento hace que sea más fácil detectar cáncer de testículo si se produce este cáncer.
  • La cirugía puede aumentar la autoestima de un niño. Un escroto vacío o parcialmente vacío puede hacer que un niño se sienta mal sobre sí mismo y su cuerpo, especialmente durante la adolescencia.
  • Esta cirugía ayuda a reducir el riesgo de lesión en el testículo. Si los testículos están en la zona de la ingle, un niño tiene un mayor riesgo de sufrir lesiones deportivas y molestias causadas por los cinturones de seguridad.

Eficacia

Por lo general, el resultado de la orquiopexia es bueno y el testículo se traslada al escroto. Sin embargo, las tasas de éxito varían según el lugar en el que se encuentre el testículo en el momento en que se hace la cirugía. En general, este tratamiento funciona bien en casi todos los varones que lo necesitan. nota 1

Riesgos

Las posibles complicaciones de la orquiopexia incluyen:

  • Infección.
  • Sangrado o coágulos de sangre en el escroto.
  • Daño al conducto deferente y al suministro de sangre al testículo. Sin un suministro de sangre adecuado, el testículo puede encogerse (atrofia).
  • El testículo o los testículos se vuelven a ascender del escroto después de la cirugía y se requiere tratamiento adicional. Esto es poco frecuente.

Para pensar

La orquiopexia se considera un procedimiento seguro y confiable que tiene relativamente pocos riesgos. Lo mejor es elegir un cirujano y personal hospitalario que tengan capacitación y experiencia en este procedimiento y en las necesidades especiales de los niños.

Algunos médicos recomiendan una biopsia testicular durante la orquiopexia si el testículo no descendido está en el abdomen o si el niño tiene anomalías genitales, como hipospadias , o un trastorno genético . En esta prueba, se toma una pequeña muestra de tejido de los testículos y luego se examina.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Elder JS (2011). Disorders and anomalies of the scrotal contents. In RM Kliegman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 1858-1864. Philadelphia: Saunders.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado Peter Anderson, MD, FRCS(C) - Urología pediátrica

Revisado5 mayo, 2017