Generalidades del tema

En el paro cardíaco, el corazón deja de latir de repente. Esto hace que se deje de bombear sangre al cuerpo. Si el latido cardíaco no se restablece dentro de minutos, la persona morirá. Este problema también se llama paro cardíaco súbito.

El paro cardíaco es diferente de un ataque al corazón, el cual ocurre cuando parte del músculo cardíaco muere debido a que hay una obstrucción en la irrigación de sangre.

¿Qué lo causa?

El paro cardíaco suele estar causado por un problema con el sistema eléctrico del corazón. En la mayoría de los casos, el ritmo cardíaco es demasiado rápido e irregular. Este problema se llama fibrilación ventricular. Las cavidades inferiores del corazón (ventrículos) se agitan muy rápido y no pueden bombear sangre.

Pero el paro cardíaco a menudo sucede en personas que no sabían que tenían un problema del corazón.

El paro cardíaco puede ser hereditario. Las personas que tienen antecedentes familiares de muerte súbita de origen cardíaco tienen un riesgo mayor de muerte súbita de origen cardíaco.

Algunos otros problemas cardíacos pueden aumentar la probabilidad de un ritmo cardíaco mortal. Incluyen:

El tratamiento de estos problemas puede reducir el riesgo de un paro cardíaco súbito. Los medicamentos pueden controlar el ritmo cardíaco. A algunas personas se les puede colocar un dispositivo que se llama desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés). Se coloca en el pecho para detectar un ritmo cardíaco peligroso. Si el corazón tiene un ritmo peligroso o se detiene, el ICD puede darle un choque y devolverle un ritmo normal.

Algunas personas se someten a una ablación con catéter . Este procedimiento puede corregir un ritmo cardíaco anormal sin cirugía. Un médico coloca tubos y cables en un vaso sanguíneo para destruir una parte muy pequeña del corazón que causa ritmos anormales.

¿Cómo se trata?

Profesionales de la salud, familiares o amigos, e incluso desconocidos pueden ayudar inmediatamente a una persona que tiene un paro cardíaco. Pueden usar RCP o un dispositivo llamado desfibrilador externo automatizado (AED, por sus siglas en inglés). Este dispositivo puede darle un choque al corazón y devolverle un ritmo normal. Los AED suelen estar disponibles en aeropuertos, centros de compras y otros lugares públicos. Para salvar a una persona, el dispositivo tiene que usarse dentro de minutos del paro cardíaco.

En la ambulancia y en el hospital, la persona recibirá atención de emergencia. Esta atención mantiene el corazón y los pulmones funcionando para prevenir daños al organismo debido a la falta de oxígeno. Los médicos tratarán de encontrar la causa del paro cardíaco para evitar otro. nota 1

Qué puede hacer usted

Un estilo de vida saludable puede ayudarle a mantener su corazón fuerte y saludable. Trate de:

  • Dejar de fumar, si fuma. Dejar de fumar puede reducir su riesgo de paro cardíaco.
  • Seguir una dieta saludable para el corazón. Coma más frutas y verduras y otros alimentos con alto contenido de fibra.
  • Hacer ejercicio por al menos 30 minutos todos o la mayoría de los días de la semana.
  • Mantenerse en un peso saludable. Baje de peso si lo necesita.
  • Beber alcohol solo con moderación. Eso significa no más de 2 bebidas al día si es hombre o 1 bebida al día si es mujer.
  • Evitar consumir drogas ilegales, como estimulantes, por ejemplo, la cocaína, el éxtasis o la metanfetamina. Pueden afectarle el ritmo cardíaco.

Si toma medicación para un problema cardíaco, tómela exactamente como se la hayan recetado. Vaya a las citas con su médico, y llámelo si tiene problemas.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Callaway CW, et al. (2015). Part 8: Post-cardiac arrest care: 2015 American Heart Association guidelines update for cardiopulmonary resuscitation and emergency cardiovascular care. Circulation, 132(Suppl 1): S465-S482. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000262. Accessed June 16, 2017.

Otras obras consultadas

  • Al-Khatib SM, et al. (2017). 2016 AHA/ACC clinical performance and quality measures for prevention of sudden cardiac death: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association task force on performance measures. Circulation Cardiovascular Quality and Outcomes, 10:e000022. DOI: 10.1161/HCQ.0000000000000022. Accessed February 22, 2017.
  • Reynolds MR, et al. (2011). Sudden cardiac death. In V Fuster et al., eds., Hurst's the Heart, 13th ed., vol. 1, pp. 1139-1162. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise

Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar

Adam Husney, MD - Medicina familiar

Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisor médico especializado John M. Miller, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Revisado6 diciembre, 2017